Acusan a exdiputado de traficar toneladas de droga junto con Maduro

Adel El Zabayar, de 56 años, es acusado por la fiscalía del distrito sur de Manhattan de tres delitos graves: narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína, y uso y posesión de armas de fuego, en nombre del cartel de los Soles, integrado supuestamente por miembros del gobierno venezolano.

87

Un exdiputado venezolano fue acusado este miércoles en Nueva York de ser miembro del cartel venezolano de los Soles junto al presidente Nicolás Maduro, y de conspirar con él para enviar toneladas de drogas a Estados Unidos y planificar ataques contra intereses estadounidenses.

Adel El Zabayar, de 56 años, es acusado por la fiscalía del distrito sur de Manhattan de tres delitos graves: narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína, y uso y posesión de armas de fuego, en nombre del cartel de los Soles, integrado supuestamente por miembros del gobierno venezolano.

Los fiscales aseguran que El Zabayar canjeó armas por cocaína con la guerrilla colombiana de las FARC, sabiendo que toneladas de droga terminarían en Estados Unidos.

Asimismo fue acusado de intentar “reclutar terroristas de Hezbolá y Hamas para asistir en la planificación y realización de ataques en Estados Unidos” en nombre del cartel, dijo el fiscal de Manhattan Geoffrey Berman en un comunicado.

Hace dos meses, Estados Unidos ya había inculpado a Maduro de “narcoterrorismo” por su presunto liderazgo del cartel de los Soles, y ofreció hasta 15 millones de dólares por información que permita su arresto. El presidente negó esas acusaciones.

También señaló entonces a otros cuatro altos funcionarios del gobierno venezolano, entre ellos el número dos del oficialismo, Diosdado Cabello.

Si es capturado y extraditado a Estados Unidos para ser juzgado, El Zabayar enfrenta una pena máxima de cadena perpetua.

“Los cargos de hoy contra Adel El Zabayar por intercambiar armas por cocaína y reclutar extremistas demuestra aún más la corrupción dentro del régimen de Maduro”, dijo el jefe interino de la DEA, Timothy Shea, en el comunicado.

El gobierno de Maduro ha intentado “inundar Estados Unidos con cocaína y otras drogas al tiempo que se enriquece”, añadió.

La inculpación asegura que el exdiputado negoció en Medio Oriente y recibió en el aeropuerto internacional de Caracas un avión libanés de carga lleno de armas militares, entre ellos lanzamisiles antitanque, varios fusiles AK-103 y rifles de largo alcance, con el fin de canjearlas por drogas con las FARC.

La misión, detalla el documento, le fue confiada en 2014 en una base militar por Cabello.

En el mismo viaje, Cabello encomendó a El Zabayar reclutar miembros de Hezbolá y Hamas, que serían entrenados en campos clandestinos en Venezuela, según la acusación.

En el encuentro, Cabello le explicó que el objetivo era “crear una gran célula terrorista capaz de atacar intereses estadounidenses en nombre del cartel de los Soles”, según los fiscales estadounidenses. El Zabayar aceptó la misión, dijeron.

El Zabayar, nacido en Venezuela pero de padres sirios, acompañó al expresidente Hugo Chávez a una reunión con el presidente sirio Bashar al Asad en 2009. La justicia estadounidense recuerda que en 2013 peleó en Siria con las fuerzas de Asad.

Maduro lo presentó entonces en televisión como un héroe.

Las FARC, Hezbolá y Hamas son consideradas organizaciones terroristas internacionales por Estados Unidos.