14 Abril 2021 07:24
Home Nacional Adolescente víctima del caso Pío Nono: "Nunca he sido una persona con...

Adolescente víctima del caso Pío Nono: “Nunca he sido una persona con achaques, pero esto me cambió totalmente”

"Al principio quise recuperarme, pero luego comencé a darme cuenta de lo que me pasó... Lloraba todas las noches, no paraba de llorar, no salía de mi pieza ni para comer", contó el menor de 17 años de siglas A.J.A.A.

El adolescente de 17 años de siglas A.J.A.A., quien cayó al Río Mapocho el viernes 2 de octubre del 2020, tras ser embestido en el Puente Pío Nono por el excarabinero Sebastián Zamora, confesó que está profundamente afectado tanto físicamente como psicológicamente por el incidente.

El joven al prestar declaración el 12 de enero, ante la fiscal Tania Sánchez, la comisario Valeria Hernández y el subcomisario Cristián Lizama, estos últimos, integrantes de la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, afirmó: “Psicológicamente no me siento bien”.

“Al principio quise recuperarme, pero luego comencé a darme cuenta de lo que me pasó… Lloraba todas las noches, no paraba de llorar, no salía de mi pieza ni para comer”, contó el menor, según consignó El Mercurio este jueves.

“Nunca he sido una persona con achaques, pero esto me cambió totalmente: Hay gente que lo tira como broma, diciendo que soy ‘el niño que se quiso bañar en el río’, pero a mí me afecta demasiado”, detalló, aludiendo al deplorable tuit que hizo la candidata a constituyente Teresa Marinovic.

“Hay gente que sabe quién soy, que me dice las cosas en broma, como para llamar la atención, pero no saben el daño que le causan a uno esos comentarios“, agregó.

“No puedo jugar a la pelota, no puedo ir al choque, no puedo andar en ‘bici’. Las manos las puedo mover, pero hacer un mal movimiento me podría afectar demasiado. Sólo puedo hacer cosas livianas”, detalló.

EL INCIDENTE

El Mercurio relata que A.J.A.A. al iniciar la declaración, los interrogadores le recordaron la causa paralela que está enfrentando como autor de desórdenes públicos, junto con su derecho a no autoincriminarse.

El adolescente detalló que aquel día llegó junto a amigos a la Plaza Italia, pero se separó de ellos: “Me gusta andar solo”,afirmó.

“Los carabineros empezaron a reprimir, (…) no dejaron que la gente se reuniera en Plaza Italia. Lanzaron agua con el ‘guanaco’ y lacrimógenas (…) Arranqué a calle Pío Nono y de ahí hasta el Parque Forestal, donde hicieron una encerrona y volví a arrancar hacia calle Pío Nono, cuando de repente sentí un empujón mientras corría por la vereda poniente del puente Pío Nono”, explicó en su relato de aquella tarde del 2 de octubre de 2020.

“Había un piquete de Carabineros que los vi corriendo. Me di cuenta altiro de que venían corriendo, porque empiezan a gritar. Además de mí, corría más gente. Yo iba arrancando cuando sentí que me agarran desde atrás con ambas manos por sobre mi mochila, a la altura de mis costillas, debajo de mis axilas. Sentí un empujón que me levantó y choqué con la baranda poniente del puente Pío Nono”, recuerda sobre el momento en lo embestió Sebastián Zamora, y cayó

“Después de eso desperté en una camilla abajo del puente (en el lecho del río). Quise levantarme y no pude, porque un rescatista me dijo que no. Yo quería levantarme, pero me di cuenta de todo lo que me pasaba. Estaba tapado de sangre en la cabeza y las muñecas con cartón, ya que me estabilizaron para no poder moverlas. Cuando desperté vi dos personas, un rescatista y otro niño que al parecer es la primera persona que llegó a ayudar”, explicó.

Tras su rescate desde el río fue trasladado a la Clínica Santa María, donde llegó en estado de shock, como en “otro mundo: sentí que me estaban cortando la ropa; no pude responder qué me había pasado”, contó.

Posteriormente “pude ver a mi mamá, le dije que la extrañaba y le pedí que no me dejara solo”.

El joven pasó una semana hospitalizado: “Tenía un TEC (traumatismo encéfalo-craneano) cerrado que se veía en las imágenes como una mancha de sangre. En mis pulmones también tenía una mancha que, según los doctores, es por el agua que aspiré mientras estaba en el río”.

El excarabinero Sebastián Zamora, de 22 años, quien fue dado de baja luego de conocerse que omitió informar que el día del accidente portaba una cámara corporal personal, fue imputado por el delito de homicidio frustrado y en el presente permanece en prisión preventiva.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído