Brasil: Sao Paulo firma acuerdo para producir vacuna china contra el coronavirus

Este convenio que permitirá el testeo del fármaco en 9 mil personas, se suma al que la semana pasada, suscribió la universidad de ese estado con su homóloga iglesia de Oxford, la que sería probada a mediados de junio con 2 mil voluntarios.

1899

El estado brasileño de Sao Paulo anunció este jueves la firma de un acuerdo con un laboratorio chino para producir una vacuna contra el coronavirus y que se probará con 9 mil voluntarios a partir de julio. 

Durante una rueda de prensa el gobernador Joao Doria precisó que el Instituto Butantan, centro de investigación de referencia en Brasil, suscribió “un acuerdo de transferencia de tecnología” con la firma farmacéutica Sinovac Biotech. 

“Los estudios muestran que esa vacuna podría ser distribuida de aquí a junio de 2021” si las pruebas son exitosas, explicó la autoridad, al tiempo que sostuvo que esa alianza “nos permitirá producirla a gran escala e inmunizar a millones de brasileños”. 

La semana pasada, la Universidad del Estado de Sao Paulo (Unesp) anunció que otra vacuna, elaborada con la Universidad de Oxford, iba a ser probada a mediados de junio con 2 mil voluntarios. 

Hace un mes, Sinovac Biotech, uno de los cuatro laboratorios chinos autorizados a realizar ensayos clínicos, se mostró dispuesto a producir 100 millones de dosis de vacuna al año con el nombre comercial “Coronavac”. 

Así, 9 mil personas recibirán dosis de esa inoculación a partir del mes de julio, en el marco de la tercera y última fase de ensayos. 

Doria aprovechó el anuncio, que calificó de “histórico”, para criticar sin citarlo al presidente brasileño Jair Bolsonaro por su actitud y forma de enfrentar la pandemia.

“Hemos tenido que superar los desacuerdos de Brasil con China, otros países y organismos como la OMS”, declaró quien es uno de los mayores opositores al gobernante, en referencia a las críticas de varios ministros hacia el gigante asiático. 

En marzo, uno de los hijos del mandatario acusó a la “dictadura” china de ocultar información sobre el coronavirus, llevando a Pekín a exigir disculpas. 

Bolsonaro también ha amenazado varias veces en los últimos días con retirar a Brasil de la OMS, imitando a su homólogo estadounidense Donald Trump, tras acusar a la organización de tener “un sesgo ideológico”. 

“La politización de la enfermedad nunca ha salvado ninguna vida, al contrario”, declaró el gobernador Doria este jueves. 

Desde el inicio de la pandemia, el presidente ha iniciado un pulso con los gobernadores de los estados que aplicaron medidas de confinamiento para intentar frenar la propagación del virus. 

Asimismo, sigue abogandopor retomar las actividades económicas en el país de 210 millones de habitantes, a pesar de que los casos de covid-19 continúan aumentando y han alcanzado ya más de 770.000 infectados, incluidos cerca de 40.000 muertos.