29 Octubre 2020 11:02
Home Internacional Chileno será interrogado nuevamente en Francia por el crimen de su exnovia

Chileno será interrogado nuevamente en Francia por el crimen de su exnovia

Nicolás Zepeda, de 29 años, fue inculpado del asesinato Narumi Kurosaki -cuyo cuerpo permanece desaparecido desde 2016- y puesto en prisión preventiva tras haber sido extraditado desde Santiago.

El chileno Nicolás Zepeda, acusado de haber matado a su exnovia japonesa desaparecida en la ciudad francesa de Besançon en 2016, será sometido este miércoles a un nuevo interrogatorio en Francia.

Zepeda, de 29 años, que fue inculpado de asesinato y puesto en prisión preventiva tras haber sido extraditado por Santiago, será interrogado sobre el fondo del caso, dijo a la AFP una fuente judicial.

“Podrá mantenerse en silencio o responder a las preguntas”, precisó la fuente.

Cuando fue interrogado por la jueza Marjolaine Poinsard el 25 de julio, a su llegada a Francia, Nicolás Zepeda volvió a clamar su inocencia.

Según su abogada, Jacqueline Laffont, Zepeda, “que nunca ha tenido problemas con la justicia ni de violencia”, está dispuesto a “explicarse”.

La familia de la víctima, la japonesa Narumi Kurosaki, espera que Zepeda diga dónde está el cuerpo de su hija.

Para el fiscal de Besançon Etienne Manteaux, los elementos que implican directamente a Zepeda en el asesinato de Narumi Kurosaki son “contundentes”.

Zepeda es el único sospechoso de la desaparición de Kurosaki, cuyo rastro se perdió el 6 de diciembre de 2016 en una residencia universitaria en Besançon cuando la joven tenía 21 años.

Aunque su cuerpo no ha sido hallado, los investigadores dan por hecho que la joven está probablemente muerta. 

De acuerdo con los investigadores, Zepeda, miembro de una familia chilena acaudalada, viajó a Francia especialmente para cometer el crimen después de enterarse de que Kurosaki, a quien conoció durante un viaje a Japón en 2014, tenía una nueva relación sentimental.

Según la investigación, los días previos compró material inflamable, siguió a la víctima y la noche del supuesto crimen la invitó a comer y luego se fue con ella hasta la vivienda estudiantil, donde la habría estrangulado.

Posteriormente, habría metido su cuerpo en una maleta para esconderlo en un bosque cercano.

Los estudiantes de la residencia contaron a los investigadores que escucharon “gritos de terror” en la noche de la desaparición de Kurosaki, pero nadie llamó a la policía.

Si bien en Chile el caso no despertó mayor interés, en Francia y en Japón ha sido muy seguido.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído