Contraloría auditará contratación y habilitación de Espacio Riesco como centro hospitalario

La indagatoria administrativa busca establecer el proceso que llevó a la subsecretaría de Redes Asistenciales a optar por el recinto emplazado en la comuna de Huechuraba, respecto de otras alternativas para atender a pacientes con coronavirus y para ello solicitó a la repartición una serie de antecedentes.

1157

Por medio de un oficio fechado el 26 de mayo, la Unidad de Inspección de Obras de la Contraloría Regional Metropolitana, informó al Ministerio de Salud sobre el inicio de una auditoría para investigar la contratación y habilitación del Espacio Riesco como recinto sanitario para la atención de casos probables y pacientes con Covid-19.

La indagatoria administrativa busca establecer si la subsecretaría de Redes Asistenciales cumplió con los pasos que deben seguir las entidades públicas a la hora de contratar instalaciones y servicios de privados, como el bautizado Centro Hospitalario Huechuraba.

El recinto destinado a la atención de 200 personas durante la emergencia, abrió sus puertas el 7 de mayo como residencia de cuarentena y desde el 24 del mismo mes recibe a personas diagnosticadas con el virus.

Según consignó Canal 13, el documento del ente fiscalizador indica que revisará “los procesos de contratación, habilitación y puesta en marcha del inmueble denominado ‘Espacio Riesco’, para la instalación y funcionamiento de un recinto de emergencia para la entrega de prestaciones de salud a raíz del Covid-19, por parte de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y el Servicio de Salud Metropolitano Norte”.

También pidió al subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, entregue los antecedentes solicitados en un plazo máximo que vence el próximo martes 9 de junio, entre los cuales pide, por ejemplo, el detalle y análisis de las opciones de establecimientos que no fueron considerados para la contratación.

Asimismo, requiere el procedimiento de pago por el arriendo del lugar; el detalle de los pagos realizados por el arriendo; los contratos suscritos; el detalle de los pagos realizados por su habilitación y la cantidad de pacientes ingresados y con alta médica o posible derivación a otro establecimiento.

Otros datos que se pidieron fueron los planos o documentos similares y set fotográfico de la distribución de las dependencias del recinto junto con el detalle de camas y equipos que la componen; y la copia de los permisos de edificación y recepciones al efecto pertinentes y las certificaciones vigentes en conformidad con la norma aplicable.