Miércoles, 23 abril 2014 | 05:11 » UF$ 23.729,25 US$ 561,70 €$ 775,98 Restricción Vehicular» sin sello verde 3-4-5-6

»BUSCAR »

Inicio » País » Salud

Cuidado: Embarazos múltiples pueden ser por uso incorrecto de técnicas de infertidad

Cuidado: Embarazos múltiples pueden ser por uso incorrecto de técnicas de infertidad

Especialistas advierten acerca de la importancia de asesorarse con profesionales capacitados. Llaman también a evitar la automedicación, pues un embarazo múltiple siempre representa mayores riesgos tanto para la madre como sus hijos.

Viernes 27 de enero de 2012| por Nación.cl

Los embarazos múltiples han aumentado en los últimos años en el mundo, y también en Chile. No es extraño, producto de los avances de la medicina, pero aún así los especialistas observan con especial atención el fenómeno.

Según las estadísticas, un embarazo gemelar se da en 1 de cada 80 partos; 1 triple, en 1 de cada 6400; un cuádruple, en 1 de cada 512.000; y un quíntuple, sólo en 1 de cada 41 millones de casos.

Hernán Muñoz, especialista en salud materno fetal de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, señala que un embarazo de quintillizos puede ocurrir básicamente por 2 vías. La más frecuente es que se produzca una ovulación múltiple en la mujer -generalmente inducida por fármacos- y que cada óvulo sea fecundado por 5 o más espermios.

La 2° posibilidad, que es la menos frecuente, es que un número menor de óvulos -2 ó o 3, por ejemplo- se dupliquen y den origen a 4 o más embriones. Esto también es más frecuente en las mujeres que son sometidas a tratamientos de fertilidad, según señala.

“Cuando uno ve un fenómeno como el de los quintillizos, que ocurre en 1 de 41 millones en forma natural, tiende a pensar en la posibilidad de que exista algún tipo de intervención humana, como una inducción de la ovulación, para buscar un embarazo”, apunta.

Una opinión similar tiene Ricardo Pommer, especialista en reproducción humana y miembro de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, quien sostiene que, muchas veces, estas gestaciones múltiples son producto de tratamientos de fertilidad. Y, en ocasiones, de tratamientos no adecuados, considerando todos los riesgos asociados; a mayor número de bebés, mayor es el peligro.

NO VAN A CENTROS ESPECIALIZADOS

El doctor Pommer pone el acento en que "hay pacientes que, en lugar de recurrir a centros especializados en medicina reproductiva, van a un médico general o a un ginecólogo no entrenado".

Puede suceder, entonces -remarca- que "erróneamente, les diagnostiquen un problema de ovulación y les indiquen citrato de clomifeno, un fármaco que provoca una poliovulación, lo que las expone a embarazos múltiples. Éste es el gran gestor de embarazos múltiples en el mundo”.

A pesar de lo que muchos pudieran creer, los centros de fertilidad de alta complejidad (los que practican Fertilización In Vitro -FIV-, entre otros) no son los mayores generadores de embarazos múltiples, y cuando éstos ocurren, son de bajo número, es decir, mellizos y eventualmente trillizos.

Pommer explica que esto es “porque las técnicas modernas tienen muy buenas tasas de eficiencia, por lo tanto, cuando hacemos una FIV, transferimos 1 o, máximo, 2 embriones. Ésa es la política y la tendencia en los centros de alta complejidad. Cada vez tenemos menos embarazos múltiples”.

Las estadísticas nacionales indican que no más del 15% de los embarazos múltiples ocurren en estos centros de alta complejidad.

“El resto se hace en la consulta del ginecólogo general, por eso es importante hacer educación continua, no sólo a nivel de médicos, sino también de los pacientes que, muchas veces, en su ansiedad por ser padres, se someten a riesgos innecesarios o se automedican”, dice Pommer.

LOS RIESGOS

Más allá de lo anecdótico de un embarazo múltiple, las complicaciones asociadas a este tipo de gestaciones son diversas, tanto para la madre y para el bebé.

El doctor Muñoz indica que “las madres tienden a tener mayor número de enfermedades derivadas del alto número de placentas y de la gran cantidad de hormonas circulantes. Con mayor frecuencia tienen preeclampsia (hipertensión en el embarazo), enfermedades metabólicas, como diabetes, colestasia intrahepática del embarazo (enfermedad que se caracteriza por ocasionar picazón en la palma de las manos, pies y produce más contracciones uterinas) y mayor riesgo de mortalidad. Además, todos los síntomas propios del embarazo se exacerban”.

Las guaguas, en tanto, tienen mayor riesgo de aborto y de parto prematuro.

“Un bebé nace, en promedio, a las 39 semanas. Cuando son 2, a las 36 semanas; 3 bebés a las 33 semanas; 4 bebés a las 31; y 5 bebés, alrededor de la semana 29 de gestación, con todo el peligro que ello conlleva. Asimismo, tienen mayor riesgo de malformaciones, por lo tanto, es una situación que se debe evitar”, añade.

Cuando los gemelos comparten una placenta o son más de 2 bebés, el riesgo es especialmente alto para ambos. En estos casos el tratamiento especializado en un centro de Medicina Materno Fetal, permite manejar de mejor manera esta infrecuente y riesgosa condición”, puntualiza Muñoz.

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial Nación.cl

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.