01 Octubre 2020 18:45
Home Cultura El Hobbit: La última publicación ilustrada y otras para recordar

El Hobbit: La última publicación ilustrada y otras para recordar

Editorial Planeta, a través de su sello Minotauro, ha traído de vuelta este clásico texto con el arte a cargo de Jemima Catlin. Siendo esto último una razón clave para entender la tradición de dibujantes que han ilustrados los acontecimientos que dieron origen a múltiples historias en “La Tierra Media”. Por ello revisa el arte de Catlin, otros artistas y del propio J.R.R. Tolkien.

Tolkien, en un verano del año 1928, cuando era profesor en la Universidad de Oxford, se encontraba realizando la tediosa tarea de corregir exámenes y, cuando el cansancio y el hastío hacían lo suyo, llegó a su mente una frase. “Recuerdo que cogí un examen y estuve a punto de darle un punto de más, o cinco, porque una de las páginas estaba en blanco. ¡Glorioso! ¡Nada qué leer! Y garabateé, no sé por qué: ‘En un agujero en el suelo vivía un hobbit'”.

De esa forma nació uno de los libros clásicos de fantasía de aventuras, referente hasta hoy del género. Y Editorial Planeta, a través de su sello Minotauro, lo ha traído de vuelta en una edición sobretamaño, tapadura cubierta en tela, y con el arte a cargo de Jemima Catlin. Y quizás esto último es una de las cuestiones más pertinentes para revisar este último ejemplar. ¿La razón?

Primero, se debe tener presente que la adaptación fílmica de “El Hobbit” (2012-13-14) de Peter Jackson, que costó más de 500 millones de dólares, tiene una estética orientada a un público joven-adulto heredada de la primera saga, “El Señor de los Anillos” (2001-02-03), y en cuanto a imaginario dista mucho de la obra literaria publicada en el año 1937, ya que la obra que escribió J.R.R. Tolkien y que dio origen a todo este universo, tuvo una motivación -tras esa anécdota mientras corregía exámenes- mucho más sencilla, y tal vez, más honesta: crear un cuento para entretener a sus hijos. Por ello el toque infantil que tiene esta obra es crucial para poder apreciarla y entender su tradición en adaptaciones ilustradas.

OTROS ILUSTRADORES

Existe por ejemplo la película de animación del año 1977 -hoy de culto- dirigida por Arthur Rankin Jr. y Jules Bass, la que cuenta con un exquisito arte a cargo del primero, y que en su estilo estuvo muy en la línea de lo que venía haciendo Disney en ese momento con largometrajes como “Robin Hood” (1973) y “Los Aristogatos” (1970).  

Otra adaptación, es el cómic “El Hobbit” del año 1990, a cargo de Charles Dixon en el guion y David Wezel en el arte. Trabajo muy difícil de conseguir en castellano en sus primeros años, el cual tiene un arte increíble y dedicado, y que conserva sin duda esa aura de cuento de hadas como el libro original.

Otra adaptación, brillante tanto por su estilo y contexto, es la publicación de este libro editada en el año 1976 en Rusia en pleno periodo de la Unión Soviética. El arte en esta pasada estuvo a cargo de Mikhail Belomlinsky. Puede que sus dibujos no deslumbren como los mencionados anteriormente, pero en su estilo, en su tiempo y todo lo que rodea a esta publicación, la vuelven una de las más “de culto” y atesorables.

Hasta hoy, los dibujantes más clásicos han sido Alan Lee, John Howe y Ted Nasmith, los tres reclutados para la producción de Peter Jackson. Sus representaciones han acompañado por mucho tiempo las portadas de los libros de J.R.R Tolkien, Christopher Tolkien y todo texto relativo a este mundo de elfos y enanos.

TOLKIEN

Y bueno, ¿por qué poner atención a lo último de Minotaruo? La razón es muy sencilla. Le hace justicia la idea primigenia del libro. Pues hace pocos años descubrieron bocetos y dibujos hechos por la propia mano de John Ronald Reuel Tolkien, los cuales en cuanto a estilo se acercan mucho a esta reciente edición de un libro que siempre estuvo orientado a un público infantil.  

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído