26 Noviembre 2020 20:23
Home Política Elizalde pide control externo de Carabineros con participación de civiles

Elizalde pide control externo de Carabineros con participación de civiles

El timonel del PS sostuvo que la situación de Rozas, al mando de la institución, "se hacía insostenible, porque desafortunadamente han sido muchos los episodios, los hechos, en que el actuar de la fuerza policial no ha estado en el marco del Estado de Derecho, y además con denuncias graves de violaciones a los derechos humanos”.

El timonel del Partido Socialista (PS), Álvaro Elizalde, dijo que se requiere una entidad de control externo de Carabineros, con miembros civiles, para que no se repitan hechos como los registrados en el centro del Servicio Nacional de Menores (Sename) de Talcahuano.

Respecto a la salida de Mario Rozas de Carabineros, remarcó que su situación “se hacía insostenible, porque desafortunadamente han sido muchos los episodios, los hechos, en que el actuar de la fuerza policial no ha estado en el marco del Estado de Derecho, y además con denuncias graves de violaciones a los derechos humanos”.

“Nosotros desde hace muchos meses que veníamos solicitando esta renuncia y lamentablemente el Gobierno reacciona pero siempre tardíamente, porque debería haber adoptado esta decisión hace ya bastante tiempo”, añadió.

“Al margen del cambio en el mando de la institución, se requiere de una reforma estructural que dé cuenta de una actualización de los planes de formación con énfasis en derechos humanos y por cierto también mecanismos de control internos y externos para garantizar que el actuar de la policía uniformada se desarrolle siempre en el marco del Estado de Derecho, con respeto irrestricto a los derechos de las personas”, agregó.

Elizalde apuntó que “no son hechos esporádicos o aislados, son ya muchos los que ya han acontecido desde el estallido en adelante, incluso antes ya había denuncias graves y por tanto aquí se requiere una reestructuración profunda, porque estamos hablando de una institución que es fundamental para nuestro país”.

El parlamentario pidió un control externo de Carabineros con participación de civiles, “para que no se vuelvan a repetir hechos tan dramáticos, estamos hablando de menores que están protegidos por el Estado y que no debven ser agredidos por el Estado”.

FRENTE AMPLIO: “NO ES UN AVANCE”

Parlamentarios del Frente Amplio sostuvieron que aunque “Rozas debió haber renunciado mucho antes”, concordaron en que debe existir una reestructuración importante a la institución, luego de ser criticada por vulnerar reiteradamente los derechos humanos durante las manifestaciones del estallido social, a partir del 18 de octubre de 2019.

La diputada Claudia Mix (Comunes) apuntó que “su tardía salida sólo demuestra que el Ejecutivo decidió avalar en innumerables ocasiones el represivo y violento actuar de Carabineros. Su remoción no soluciona un problema que es estructural: tenemos a un Presidente que ampara las violaciones a los derechos humanos. Necesitamos cambios profundos y una refundación urgente de Carabineros”.

El senador Juan Ignacio Latorre (RD) comentó que “espero que la salida del general Rozas sea el primer paso para una reforma profunda y estructural a la Policía. Chile necesita una nueva institución de Carabineros que ha perdido la legitimidad completamente y la confianza de la ciudadanía, una nueva policía democrática, profesional, respetuosa de los derechos humanos, transparente, una Policía que no tolere la corrupción y subordinada al poder civil”.

“Acá se requiere voluntad política, del Ejecutivo, del Parlamento, para comenzar esta reforma urgente y necesaria para la calidad de la democracia en nuestro país”, añadió.

En tanto, el diputado Jorge Brito, también de RD, anticipó que el ascenso de Ricardo Yáñez como el nuevo general director de Carabineros no resolverá los problemas, considerando que era la “mano derecha” de Rozas.

“El general Ricardo Yáñez era parte del círculo de confianza del general Rozas. Sin ir más lejos, recién la semana pasada lo designó como segundo al mando de la institución y ha tenido una especialidad en estadística, razón por la que ha venido en varias oportunidades al Congreso a dar cuenta sobre los hechos que ha protagonizado Carabineros y también una especialidad en orden público”, manifestó el legislador.

Y apuntó que “es ahí donde existen antecedentes suficientes para presumir que el general Yáñez no va a significar un cambio de rumbo en la institución. El resguardo del orden público ha sido su principal debilidad, con la forma en la cual emplean la fuerza atacando a opositores del Gobierno”.

“En dos años en la institución, el general Rozas deja como legado más de 2.329 querellas por violaciones a los derechos humanos, cuando, en especial, el general Yáñez ha estado en el área operativa del orden público. Necesitamos un cambio de fondo y lo que hoy vemos, es más que nada una consolidación de una manera parcial y equivocada de ver el orden público y la seguridad pública”, complementó.

Opinión similar fue la tuvo la presidente de Convergencia Social, Alondra Arellano, quien advirtió que “la política de llevar todo al límite y hacer explotar la olla a presión no puede seguir siendo la hoja de ruta de este Gobierno que toma decisiones cuando las crisis ya estallaron. La salida de Rozas llegó un año tarde, con una ola de violaciones sistemáticas a los derechos humanos y la ejecución de una política criminal contra manifestantes y menores de edad”.

“Un cambio de cabeza a estas alturas no es un avance, mucho menos con un General que avala el actuar de Rozas, lo que necesitamos es una refundación estructural de Carabineros de Chile, que se termine con la impunidad y el Ejecutivo indulte a quienes están injustamente privados de libertad y repare a los cientos de víctimas del estallido social”, destacó.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído