En prisión preventiva joven que mató a soldado al evadir control en toque de queda

La tragedia ocurrió el domingo en Puerto Montt, cuando Rolando Cea Ramos embistió con su camioneta al conscripto Hugo Muñoz, cuando una patrulla militar le hizo señas para que detuviera su marcha para fiscalizarlo. Fiscalía lo acusó de homicidio doloso y la defensa asegura que fue sin intención.

1174

En prisión preventiva quedó el joven que atropelló la noche del domingo al soldado conscripto, Hugo Muñoz Sotomayor, al intentar evadir el control militar instalado en el cruce La Vara, en la ruta Puerto Montt–Alerce, Región de Los Lagos.

Rolando Cea Ramos, fue formalizado este miércoles por el delito de homicidio simple y por infringir el artículo 318 del Código Penal, que sanciona a quienes ponen en peligro la salud de las personas en tiempos de catástrofe, como la que enfrenta el país con el coronavirus y para lo cual se dispuso la medida restrictiva de movimiento entre las 22:00 horas y las 5:00 horas.

Durante la audiencia, efectuada por videoconferencia, el fiscal Marcelo Maldonado argumentó que en la acción del conductor, de embestir al uniformado con su camioneta, “está la posibilidad cierta de utilizar un instrumento, que es el vehículo como una acción directa en torno a provocar la muerte, al haber dos controles policiales” en el lugar donde ocurrió la tragedia.

“Estamos frente a un delito doloso de homicidio y también las circunstancias de omisión al horario (de toque de queda). Pido se decrete la prisión preventiva”, expuso el agente del Ministerio Público.

Subrayó que “estamos frente a una persona que ha tenido la capacidad de representarse que su acción pone en riesgo los bienes jurídicos protegidos por el ordenamiento, en este caso, la vida”.

El persecutor acotó que a ello se suma que “eludir la acción de control de fiscalización, encontrándose en un horario con obligación de haber permanecido en su domicilio en aislamiento nocturno, para evitar cualquier tipo de propagaciones de contagios, son acciones que pueden poner en riesgo la salud pública.

DENFESA ASEGURA QUE NO HUBO INTENCIÓN

Por su parte, el defensor penal público, Pablo Castro, expuso el contenido del informe que entregó la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros de Puerto Montt, enfatizando que su representado cometió una imprudencia, pero no tuvo intención de matar.

“En ninguna parte (del informe policial) se menciona que este vehículo no podía seguir funcionando o no pudo seguir avanzando o se detuvo por alguna circunstancia externa a la voluntad de mi representado (tras el atropello)”.

Añadió que “por eso aquí estamos frente a una persona que se encontró con un control, lo quiso eludir y lamentablemente se produjo el impacto con una persona que se encontraba en el medio de la pista, conificando”, dijo el abogado.