Estudio advierte que el idioma escocés está en vías de extinción

La University of the Highlands and Islands y especialistas en investigación del gaélico Soillse aseguran que sólo unas 11.000 personas, la mayoría de las cuales tiene más de 50 años, hablan el idioma vernáculo de Escocia. Subrayan que se necesitan iniciativas urgentes, de lo contrario desaparecería antes de que termine esta década.

1637

El gaélico escocés corre el peligro de desaparecer antes de que acabe esta década y se necesitan medidas urgentes para detener su declive, advierte un estudio publicado el jueves.

Sólo unas 11.000 personas, la mayoría de las cuales tiene más de 50 años, hablan el idioma vernáculo de Escocia -región al norte del Reino Unido con 5,5 millones de habitantes-, según un estudio de la University of the Highlands and Islands y los especialistas en investigación del gaélico Soillse. 

El uso del escocés está “al borde del colapso”, afirman sus autores.

Su práctica es “marginal” en el seno de las familias y entre los adolescentes, en detrimento del inglés, y sufre de la disminución de la población en el extremo noroccidental de Escocia. 

Conchúr Ó Giollagáin, investigador del gaélico en esa universidad, describió como “inmenso” el desafío de evitar su extinción, subrayando que se necesitan iniciativas urgentes.

El gobierno de Escocia publicó un plan para proteger el gaélico en 2017, en que recomienda medidas como el uso del idioma en diferentes contextos sociales, oficiales y profesionales.

En 2008 se lanzó un canal de televisión en escocés, BBC ALBA, y en las paradas de autobús y las estaciones de ferrocarril se exhiben carteles en gaélico.  

Según el ejecutivo autónomo de Escocia, el idioma se enseña ampliamente en las escuelas, donde más de 7.000 alumnos tienen la oportunidad de aprenderlo. 

Pero los investigadores afirman que hay que hacer más, señalando la “indiferencia” de los jóvenes hacia este idioma.