21 Abril 2021 17:26
Home Columnistas Exalumnos en la USM: democratizando espacios

Exalumnos en la USM: democratizando espacios

Este año corresponde realizar una de las elecciones más democráticas ya que por primera vez se podrá hacer uso de la firma electrónica en la elección del consejero de los exalumnos, a través de una plataforma web y validando la identidad con el número de serie del carnet y correo electrónico. Es así, como nos hemos congregado 6 candidatos de diferentes épocas de la Universidad Técnica Federico Santa María para llamar a votar a nuestros compañeros y compañeras a la urna electrónica este próximo 10 y 11 de diciembre.

.Martín Nicolás Poblete Navarrete (www.martinpoblete.cl), ingeniero civil industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María.

El actual escenario por el que atraviesa el país, desde el punto de vista de la participación ciudadana, le conlleva tareas a las instituciones y las invita a hacerse cargo de algo que durante mucho tiempo buscaron: el interés del hombre y la mujer común en los sistemas de organización, metodologías de trabajo, protocolos de bajada de información, leyes internas y reformas de estas.

El aumento del interés en temas como la reforma constitucional viene de la mano con un despertar de consciencia que ha llevado a gran parte de una generación adulta joven a interiorizarse en aspectos que antes no eran parte de su día a día, además de tomar responsabilidades dentro de instancias territoriales y a poner como piso mínimo la necesidad de estar informados de lo que pasa en los lugares en los que se desenvuelve como individuo en nuestra sociedad.

No es casualidad que en los últimos años las instituciones vecinales, a cargo de promover la integración, participación y desarrollo de los vecinos de una localidad, hayan comenzado a reactivarse como instancia de discusión política, además de retomar un rol de acogida a las demandas y problemas comunitarios, y pasen poco a poco a dejar atrás la imagen de la casa que te ayuda con el certificado de residencia y que celebra la Navidad a los niños y niñas del sector.

Tampoco es casualidad que en colegios y universidades las y los jóvenes lleven décadas dando cátedra (ellos a los cuerpos docentes y académicos) de democracia, estableciendo un calendario constante de actos electivos, sistemas en base a asambleas, plebiscitos y listas diversas mucho más vigentes de lo que la política del PC, la UDI, y el FA nos tienen acostumbrados.

La tarea aún no está terminada. La participación en instancias laborales y de sindicalismo sigue siendo mal mirada al interior de las empresas, tal vez porque al igual que el Congreso se encuentran tomados por cúpulas de poder conocidas como partidos políticos. Pero la tarea ya está iniciada.

¿De qué forma avanzamos? Como los electrones, transmitiendo órbita por órbita, formando redes con la ayuda de los “De Valencia” y protegiendo el núcleo de las organizaciones, las personas. Desde que se inició el estallido social de octubre del año pasado, las juntas de vecinos se fortalecieron formando cabildos, retomando discusiones, actualizando demandas históricas y levantando nuevamente mejoras para el barrio y la ciudadanía. Espero que los trabajadores puedan romper esas barreras en sus empresas, impuestas muchas veces por representantes no actualizados y que velan por un bien individual, y se pueda iniciar un camino a la actualización de los sindicatos. Por su parte, las universidades tienen la misión de mirar a sus estudiantes, interpolar hacia sus estatutos, y extrapolar hacia las comunidades territoriales. Una educación integral crea personas integrales a través de la integración.

Los estudiantes deben estar cercanos a la digitalización y tecnologías de información desde iniciada la carrera, además de aportar en trabajos de investigación. Las universidades deberían preocuparse de igual manera de todos y todas sus estudiantes, independiente a la mensualidad que se pague por la carrera o a la comuna que pertenezcan.

La titulación no debe ser una puerta de salida de la universidad, sino que un lazo inquebrantable que te mantenga ligado a la institución, sus actividades y a la especialización continua de los y las profesionales. Es importante trabajar hacia la democratización de los espacios, públicos y privados, especialmente dentro de las universidades. Los cambios de la nación no solo se están viendo reflejados a nivel macro, sino que a diferentes niveles, escalas, y visiones de la sociedad. Y en las instituciones de educación es donde tenemos los recursos más valiosos: las personas. 

La Universidad Técnica Federico Santa María (USM), institución con más de 88 años de historia, es dirigida por 3 cuerpos colegiados, entre ellos el Consejo Superior (además, del Consejo Académico y el Consejo Docente), que según estatutos vigentes, cuenta con 11 consejeros elegidos, uno de ellos por la comunidad de ex alumnos.

Este año corresponde realizar una de las elecciones más democráticas que esta instancia presenta, ya que por primera vez se podrá hacer uso de la firma electrónica en la elección del consejero de los ex alumnos, a través de una plataforma web y validando la identidad con el número de serie del carnet y correo electrónico. Es así, como nos hemos congregado 6 candidatos de diferentes épocas de la universidad para llamar a votar a nuestros compañeros y compañeras a la urna electrónica este próximo 10 y 11 de diciembre.

 Aquí podremos ver si nuestras instituciones, y quienes formamos parte de esta sociedad, somos capaces de adaptarnos y tomar parte de los cambios globales, a través de la acción que muchas veces no ha estado al alcance, el voto.

.Martín Nicolás Poblete Navarrete (www.martinpoblete.cl), ingeniero civil industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído