Familiares de víctimas de Covid-19 en Italia se querellan contra el estado por negligencia en su gestión

Se trata de 50 requerimientos en los que éstos acusan a las autoridades de haber tardado en declarar a la ciudad de Bérgamo como “zona roja”, denuncia a la que se suman algunos partidos políticos y sindicatos, que atribuyen ese actuar a priorizar criterios económicos sobre los sanitarios.

937

Una querella por negligencia y errores del gobierno en el manejo de la pandemia que ha causado la muerte de más de 34.000 personas Italia, presentaron este miércoles ante el tribunal de Bérgamo, familiares de algunas de las víctimas del coronavirus.

Se trata de la primera acción legal colectiva en la península, que se encuentra entre los países más golpeados por el agresivo virus respiratorio que hizo pasar momentos muy duros a la sociedad y al sistema sanitario itálico.

“No queremos venganza, queremos justicia”, aseguró Stefano Fusco, de 31 años, entre los fundadores del grupo en Facebook“Denunciaremos. Verdad y justicia para las víctimas del Covid-19”, cuyo abuelo murió del virus en marzo un hogar de ancianos.

En total fueron 50 denuncias las que se presentaron ante la fiscalía de Bérgamo, norte de Italia, considerada ciudad mártir de la pandemia, “porque se ha convertido en el símbolo de esta tragedia”, explicó.

La página de Facebook, que en sólo dos meses cuenta con más de 50.000 adhesiones, se transformó en un comité nacional, con abogados que estudian presentar otras 150 querellas, explicó Fusco.

En concreto, las familias acusan a las autoridades por haber tardado en declarar la ciudad “zona roja”, algo que la asociación, así como algunos partidos y sindicatos, atribuyen a que se antepusieron los intereses económicos a los de la salud, ya que se trata de una próspera zona industrial.

Sobre todo, añadieron, quieren saber la verdad respecto de la atención que se les brindó a sus seres queridos, ya que en algunos casos estaban irreconocibles, e incluso que fueron cremados sin informársele de la decisión sanitaria hasta recibir la factura de la funeraria.

La fiscalía local ya había abierto una investigación y escuchado los testimonios de políticos, entre ellos el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana.

También, las autoridades judiciales pidieron hablar con el primer ministro Giuseppe Conte como “persona informada” de los hechos, según informaron este miércoles fuentes de prensa local.

Los magistrados desean escuchar de él y dos de sus ministros la explicación sobre el retraso en la declaración de “zona roja” los municipios de Nembro y Alzano Lombardo, particularmente afectados por la epidemia.

Por su parte, Conte adelantó que “voy a declarar todo lo que sé, con conciencia. Estoy sereno”, al tiempo que precisó que se reunirá con los fiscales este viernes. “Los ciudadanos tienen el derecho de saber y nosotros la obligación de responder”, añadió.

La disputa entre el gobierno central, formado por el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático (PD, centro-izquierda), y las autoridades de la región Lombardía, de la que depende Bérgamo y donde gobierna la derechista Liga, por la gestión de la epidemia ha sido constante durante toda la crisis.

Los familiares cuestionan también la política de recortes aplicada por años al sistema de salud para favorecer una privatización que golpea a los más vulnerables.