Jueves, 24 abril 2014 | 21:01 » UF$ 23.735,56 US$ 563,76 €$ 773,53 Restricción Vehicular» sin sello verde 7-8-9-0

»BUSCAR »

Inicio » Mercado del Placer » Sexo

"Garganta Profunda": la película porno más influyente cumple 40 años

"Garganta Profunda": la película porno más influyente cumple 40 años

En junio de 1972, las capacidades guturales de la actriz Linda Lovelace y el atrevimiento del director Gerard Damiano forzaron los límites de la libertad de expresión con “Deep Throat”. El filme no sólo marca el año 0 de la explosión porno, si no que generó importantes cambios en la cultura estadounidense, salpicando al resto del mundo.

Lunes 28 de mayo de 2012| por Felipe Castro

Al igual como sucede con el nombre de la película, el argumento de “Garganta Profunda” gana por su simpleza: Una mujer sexualmente frustrada le pregunta a su emancipada amiga, qué diablos puede hacer para conseguir un orgasmo.

Después de un montón de orgías y festines sexuales sin resultado, la confidente le recomienda a su doctor. El especialista descubre que la acongojada protagonista de la historia es portadora de una particularidad anatómica:  Tiene el clítoris ubicado en su garganta, a la altura de la faringe.

Desde ese momento la película de 61 minutos se transforma en un verdadero festival de la felación, donde las dotes -guturales más que actorales- de Linda Lovelace sorprenden al espectador. Esto en medio de recursos poético-visuales como fuegos artificiales, campanadas y despegues de transbordadores espaciales, que apelan al buscado orgasmo.

La película fue estrenada en el World Theater el 12 de junio de 1972. Las colas para ver el filme, -que había sido reseñado en el New York Times bajo el parco título de “Garganta”- se extendían por cuadras a la redonda. Y ni hablar del estupendo negocio que significó para la producción, liderada por el director Gerard Damiano: la inversión inicial de 47 mil dólares recaudó más de 50 millones de dólares (otras cifras hablan de 600 millones, lo que es una exageración) transformándose en la película pornográfica más taquillera de toda la historia.

Así, mientras los grupos religiosos se sacaban los pelos de la cabeza ante el repentino interés de la clase media estadounidense por ver pornografía, actores e intelectuales de la talla de Jack Nicholson o Truman Capote hablaban sin tapujos sobre lo interesante que les pareció el provocador filme. Y recordemos que en esa época no existían las posibilidades de ver la película en la casa.

DEL PORNO CHIC A WATER GATE

Imagen foto_00000002

De la mano del éxito de taquilla, llegaron diferentes ataques de obscenidad hacia la cinta, perpetrados por los poderosos conservadores estadounidenses. En varios estados la película fue prohibida, lo mismo que sucedió en otros países como Inglaterra, donde “Garganta Profunda” no pudo ser exhibida hasta 10 años después de su estreno.

En Chile, la película circuló de mano en mano, una vez que llegaron los tiempos del Betamax y las tecnologías de reproducción de cintas en la privacidad del hogar. Dentro del anecdotario queda un pixelado recuerdo para los que tuvieron Atari: Una suerte de “aplicación” o software, que contenía imágenes de la cinta, lo que constituye un antecedente de las actuales formas de circulación que tiene el porno.

No se pueden desconocer las repercusiones culturales de la cinta, que fueron profundizadas en el documental “Inside Deep Throat”, de Roger Ebert, que explora tanto la historia del filme, de sus protagonistas y otros fenómenos asociados, como el auge de la moda del “porno chic”.

Por supuesto, es inevitable mencionar el escándalo de Water Gate, que le costó la presidencia Richard Nixon, donde el informante que proveyó los detalles de la investigación a los periodistas Bob Woodward  y Carl Bernstein se hacía llamar nada menos que “Deep Throat”.

UNA PISTOLA EN LA CABEZA

Imagen foto_00000001

La fatalidad y las malas decisiones siempre marcaron la vida de Linda Lovelace, cuyo nombre verdadero era Linda Susan Boreman. Hija de un policía, fue madre a los 20 años de edad, siendo obligada por su madre a entregar a su hijo en adopción.

Posteriormente conoció a Charles “Chuck” Traynor, un hombre manipulador y violento que se transformó en su marido y proxeneta. De hecho, fue trabajando como prostituta en Nueva York que Linda aprendió la técnica de sexo oral de la que hace gala en la película.

"Cuando ven la película Garganta profunda, me están viendo mientras soy violada. Es un crimen que la película continúe mostrándose...había una pistola apuntando a mi cabeza todo el tiempo", declaraba Linda, años después del estreno, ante la liga antipornografía americana.

Así lo cuenta también en sus memorias, que llevan el título de “Ordeal”, donde advierta los jóvenes de los peligros de la pornografía. De polémica en polémica, Lovelace falleció en un accidente automovilístico el año 2002, convertida en un ícono pop.

Quien tampoco la pasó nada de bien fue el actor Harry Reems, que actuaba como el médico que encontró el pequeño órgano del placer femenino en la garganta de Lovelace. El actor, que recibió 250 dólares por el día de grabación, fue arrestado en 1974 por el FBI bajo los cargos de distribución de material obsceno.

Era evidente que se trataba de un chivo expiatorio, por lo que recibió el apoyo de importantes figuras de la industria del cine, entre ellos el actor Jack Nicholson. La brillante defensa de su abogado Alan Dershowitz y el apoyo del mainstream hollywoodense hicieron que su condena fuese revocada en agosto de 1977.Después de 3 años en la cárcel, se metió en las drogas,  de las cuales salió gracias a su conversión al  Cristianismo. Actualmente se dedica a una espiritualidad centrada en Dios, pero sin intermediarios. "Si no hubiera puesto a Dios en mi vida, estaría muerto", contó en el documental "Inside Deep Throat" en 2005.

GARGANTA PROFUNDA, INTRODUCCIÓN

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial Nación.cl

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.