Guevara ad portas de la entrega de cajas de alimentos: “A lo mejor vamos a cometer errores, ha sido muy desafiante”

La mañana de este viernes comienza la entrega de las canastas familiares a vecinos de Santiago, Estación Central y Quinta Normal. Intendente metropolitano explicó que las personas que llevarán los alimentos no entrarán a las casas y que idealmente el residente, provisto de mascarillas y guantes, debe recibirlos en la puerta y firmar un recibo.

111

El Gobierno da inicio este viernes a su plan “Alimentos para Chile”, que busca entregar de 2,5 millones de canastas de alimentos.

La entrega de las canastas comenzará a las 9:30 horas con un “plan piloto” que beneficiará a vecinos de los sectores vulnerables de Santiago, Estación Central y Quinta Normal.

Este sábado, en tanto, sería el turno de otras 29 comunas de la región Metropolitana, para llegar a un total de 32 en primera instancia.

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, remarcó a Emol que “muchas personas han estado trabajando silenciosamente día y noche para poder cumplir con esta meta enorme, colosal, que es poder otorgar a un 1 millón 650 mil familias de la región un complemento alimenticio, para aliviar en parte la situación compleja en que se encuentran. Más encima en estos días de frío y lluvia es especialmente necesario”.

En la distribución de los alimentos trabajarán funcionarios dependientes de distintas instituciones y reparticiones del Estado, como Fuerzas Armadas, ministerios, Intendencia, municipios, seremis y Gobernación.

Guevara puso el acento en que “estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, esto nunca se ha hecho, por lo que nadie puede decir que estamos seguros que esto va a resultar bien. Tenemos muchas dudas, a lo mejor vamos a cometer errores, ha sido muy desafiante. Pero aquí se han reunido miles de personas con vocación de servicio público, de ayuda a los demás, y para mí ha sido muy grato trabajar con ellos”.

En cuanto a la logística, la autoridad explicó que la persona que lleve la caja no entrará al domicilio del vecino. “Lo ideal es que lo reciba una persona en la puerta, que tiene que firmar un recibo, pero que no haya un contacto ni entrar a las casas, porque uno no sabe si hay personas contagiadas en esa casas. También obviamente uso de mascarillas, distanciamiento social y guantes”, detalló.