Interpol revela detalles sobre captura de un represor de la dictadura argentina

La Organización Internacional de Policía Criminal dio a conocer cómo se llevó a cabo el arresto de Gonzalo Sánchez, miembro de los comandos represivos de la ESMA, campo de torturas y exterminio dirigido por la marina de guerra, donde desaparecieron unos 5.000 prisioneros políticos del régimen.

1166

Interpol reveló este jueves los detalles sobre la captura en Brasil de un represor de la última dictadura argentina, Gonzalo Sánchez, una tarea que necesitó varios meses de monitoreo, en plena pandemia de coronavirus.

“En enero 2020, agentes de la Policía Federal brasileña llegaron a la casa de Gonzalo Sánchez en el municipio costero de Angra dos Reis, pero el exoficial de la Prefectura Naval (guardacostas)  argentina había vuelto a desaparecer”, señaló la Organización International de Policía Criminal, con sede en Lyon, en un comunicado.

Bajo arresto domiciliario tras una primera detención en 2013, Sánchez, de 69 años, era buscado por Buenos Aires por crímenes de lesa humanidad, y el Tribunal Supremo del Brasil había autorizado recientemente su extradición.

La Interpol, en coordinación con sus antenas de Brasil y Argentina, lanzó entonces un operativo de búsqueda en la región de Angra dos Reis, en el estado de Río de Janeiro.

“Se estableció un grupo de trabajo con funcionarios de la Policía Federal local y se inició una investigación 24 horas al día, 7 días a la semana”, detalló la Interpol.

El grupo de trabajo comenzó con lo que sabían del fugitivo, que había sido padre de un niño brasileño y que pertenecía a una comunidad religiosa local. 

No obstante, la Interpol no había previsto la llegada de la pandemia global del coronavirus a Brasil, que “complicó el esfuerzo de vigilancia (…) haciendo más difícil disimular la presencia de la policía” e impidió que Sánchez asistiera a las reuniones de su comunidad religiosa.

Un día después del día de la madre en Brasil (10 de mayo), la Interpol recibió información que indicaba que “un grupo de personas cercanas a Sánchez, incluido su hijo de 7 años, estaba viajando por la costa hacia el interior de Taquari”.

Gracias a la información proporcionada por lugareños fue finalmente hallado en una casa en las afueras del pueblo, con su familia y amigos cercanos. “Ninguno ofreció resistencia y Sánchez fue detenido”, señaló la Interpol.

Gonzalo Sánchez ya se encuentra en Argentina para ser enjuiciado por crímenes de lesa humanidad. 

Según la justicia de ese país, fue miembro de los comandos represivos de la ESMA, campo de torturas y exterminio dirigido por la marina de guerra, donde desaparecieron unos 5.000 prisioneros políticos del régimen.

Está imputado por las muertes del escritor y periodista Rodolfo Walsh y de la adolescente sueca Dagmar Hagelin, secuestrados en 1977 y cuyos cuerpos nunca fueron encontrados.