Johnson condena la muerte de George Floyd y el racismo en mensaje a Trump

Asimismo, el premier británico señaló que si bien “entiendo perfectamente el derecho de la gente a protestar por lo que ocurrió”, subrayó que “también creo que las protestas deben tener lugar de forma legal y razonable” en el Reino Unido.

1169

El primer ministro británico, Boris Johnson, condenó este miércoles el asesinato del afroamericano George Floyd por un policía en Estados Unidos y afirmó que el racismo “no tiene lugar en nuestras sociedades” en un mensaje enviado directamente al presidente estadounidense Donald Trump.

“Mi mensaje al presidente Trump, a cualquier persona en Estados Unidos, desde el Reino Unido, es que el racismo, la violencia racista, no tiene cabida en nuestras sociedades, y estoy seguro de que es una opinión muy extendida en todo el mundo”, dijo el premier durante una rueda de prensa en Londres.

Anteriormente, en la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes, había deplorado el hecho lo ocurrido en Minneapolis la semana pasada, calificándolo de “espantoso, inexcusable”.

Si bien manifestó que “entiendo perfectamente el derecho de la gente a protestar por lo que ocurrió”, subrayó que“obviamente, también creo que las protestas deben tener lugar de forma legal y razonable”.

Cientos de personas provistas de mascarillas como resguardo de la pandemia del coronavirus, se reunieron al mediodía en el Hyde Park de la capital inglesa para exigir justicia por la muerte de Floyd, suceso que desató una ola de violencia y destrucción en territorio estadounidense.

Con gritos del “Silencio es violencia” y pancartas en las que podía leerse “Las vidas negras cuentan” o “Dejen que la justicia fluya como un río”, los manifestantes se reunieron en pequeños grupos que mantenían una prudente distancia de seguridad entre sí. 

Por la noche, una asociación antirracista llamó a los británicos a arrodillarse frente a sus casas para manifestarse respetando las reglas del distanciamiento físico. 

Responsables de la policía británica aseguraron esta jornada comprender a“quienes están indignados” por la muerte del afroamericano,al tiempo que recordaban que las restricciones contra la propagación del Covid-19 en el Reino Unido siguen prohibiendo las reuniones de más de seis personas.

“Estamos con las personas en todo el mundo indignadas u horrorizadas por la forma en que George Floyd perdió la vida”, afirmó un comunicado publicado en la web del Consejo Nacional de Jefes de Policía.

Pero al mismo tiempo, indicó la autoridad, “también estamos indignados por la violencia y la devastación que se ha producido desde entonces en muchas ciudades estadounidenses”.

El domingo, cientos de personas se manifestaron frente a la embajada de Estados Unidos en Londres. Hubo una veintena de detenciones.

La policía británica destaca sus esfuerzos para combatir el racismo y la discriminación. En octubre de 2015, un informe de un grupo de reflexión independiente, el Runnymede Trust, determinó que un “racismo sistémico e institucional persiste” en sus filas.