26 Septiembre 2020 05:09
Home Columnistas Movilidad, pandemia y seguimiento de celulares

Movilidad, pandemia y seguimiento de celulares

Toda medida que busque cambios de comportamientos poblacionales, deben ir en la línea de atender los determinantes sociales estructurales e intermedios con carácter de urgencia, ya que son estos elementos los responsables de crear inequidades en salud que arrastra una persona desde antes de nacer, donde la movilidad, el trabajo, el estado de salud y el nivel de ingresos son elementos vitales a considerar con enfoque de derecho y realidad en esta pandemia. La salud pública debe primar en las políticas y estrategias hoy con más fuerza.

.Claudia Rodríguez, directora ONG No Chat y presidenta COSOC Substrans MTT.

La pandemia del Covid-19 puede afectar gravemente la plena vigencia de los derechos humanos de la población mediante las medidas adoptadas. América Latina es la región más desigual del planeta, caracterizada por profundas brechas de inequidad, injusticia social y pobreza multidimensional que constituyen un problema urgente y transversal a todos los países de la región.

Para evitar el desplazamiento de la población y respetar la cuarentena se han establecido diferentes medidas orientadas a disminuir la velocidad de contagio del coronavirus en nuestro país, como el confinamiento general, los estados de excepción, solicitud de salvoconductos, uso de mascarilla obligatoria, distanciamiento social y la última informada por el ministro Enrique Paris, seguimiento y control de personas rastreando la señal de los dispositivos móviles.

En el informe “Pandemia y Derechos Humanos en la Américas”, de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, se le indica a países miembros que toda medida que se imponga  bajo la pandemia con la finalidad de proteger la salud deben cumplir con los criterios establecidos por el Derecho Internacional de Derechos Humanos, entendiendo que dichas restricciones deben ser legales, democráticas y proporcionales con el sentido legítimo de proteger la salud de las personas.

Según un estudio reciente de la ONG No Chat, existe un 28% de personas en la Región Metropolitana que, a pesar del confinamiento, no pueden realizar teletrabajo y requieren seguir desplazándose para generar ingresos. El mismo estudio establece que durante la pandemia el uso del automóvil aumentó a más del doble en comparación al periodo pre pandemia.

Toda medida que busque cambios de comportamientos poblacionales, deben ir en la línea de atender los determinantes sociales estructurales e intermedios con carácter de urgencia, ya que son estos elementos los responsables de crear inequidades en salud que arrastra una persona desde antes de nacer, donde la movilidad, el trabajo, el estado de salud y el nivel de ingresos son elementos vitales a considerar con enfoque de derecho y realidad en esta pandemia. La salud pública debe primar en las políticas y estrategias hoy con más fuerza.

.Claudia Rodríguez, directora ONG No Chat y presidenta COSOC Substrans MTT.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído