Miércoles, 28 septiembre 2016 | 02:07 » UF$ 26.224,30 US$ 661,96 €$ 743,10

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » Cultura y Entretención » Cómic

Guido Vallejos creador de "Barrabases" muere a los 87 años

Guido Vallejos creador de "Barrabases" muere a los 87 años

El prolífico ilustrador y fundador de revistas, recordado por fortalecer el circuito gráfico nacional medio siglo atrás, acabó sus días cuestionado por su vinculación a la Operación Heidi que el 2012 desbarató un prostíbulo atendido por menores de edad.

Miércoles 21 de septiembre de 2016 | por Carlos Salazar   Publicado por: La Nación + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Guido Raúl René Vallejos Pacheco, el dibujante y empresario nacido en 1929 y que desde sus días de colegi, sacaba punta a un colorido universo de historietas deportivas, falleció este miércoles, a los 87 años, por complicaciones derivadas del mal de Alzheimer en su hogar el mismo año en que acababa su condena, reducida a 4 años, tras vincularse a la red de explotación sexual infantil que fue desbaratada por la Operación Heidi de la PDI el 2012.

Vallejos, autor de la popular serie cómic Barrabases (la "primera historieta deportiva para niños", según su llamado), también fue reconocido como un fértil empresario editorial que dio vida a una amplia colección de revistas en la época de oro del cómic nacional. El guionista y dibujante, nacido en Copiapó, estudió en el Liceo Amunategui de Quinta Normal donde debutó con historietas de guerra y otras sobre las pichangas de sus compañeros de curso donde pueden encontrarse los primeros trazos de lo que sería "Barrabases" 9 años después.

Imagen foto_00000004

El director del Museo de la Historieta, Mauricio García, consigna que algunos números de la revista deportiva "Pichanga", dirigida por Pepo, creador de Condorito, cuentan entre 1948 y 1949 algunas colaboraciones de un joven autor que por entonces trabajaba como asistente en una corredora de propiedades. En tanto, Hernán Escobar, publicista, dibujante y guionista recuerda: "En 1954 arrendábamos una oficina en calle Santo Domingo y la persona que nos cobraba el arriendo, un tímido joven, nos pidió opinión sobre unos "monitos" que dibujaba. Se trataba de una historieta con personajes cómicos que jugaban fútbol. Nosotros lo alentamos a realizar su proyecto. Nos gustó que también buscara ser independiente. Todos éramos jóvenes y deseábamos hacernos un futuro en lo que nos gustaba: el dibujo. Así fue como Renta Urbana perdió un cobrador y Guido Vallejos sacó adelante Barrabases Fútbol Club". La primera edición de "Barrabases" fue una total apuesta para Vallejos quién publicó 10 mil ejemplares que se vendieron completamente pese a no contar con mayor publicidad.

La prestigiosa editorial Zig Zag se hizo cargo de la distribución de esta revista primigenia editada en blanco y negro y circulación quincenal. El éxito de los colosales partidos de fútbol del equipo de Villa Feliz siempre incluyó en la contratapa el vistoso combinado de Pirulete, Sam, Palmatoria, Torito, Guatón, Pelusa, Roque, Mono, Ciruela, Bototo, Chico y Pelao comandados por Míster Pipa junto a su ayudante "Cacharro".

Imagen foto_00000003

Las historias con inocentes moralejas servía de escena para inmortalizar los principales ritos y personajes del estadio chileno de la era anterior al cuestionable reinado de las barras bravas, entre ellos el relator amateur (Matraca y Cegatini), el carabinero hincha (Cabo Matamala), el perro que se mete a la cancha, el vendedor de café o sánguches de potito (Lipiria) y otros que conformaban el ecosistema futbolero.

Su éxito apuró una nueva horneada semanal que sumó más tarde un diseño a 4 colores más una fotonovela el año del mundial de fútbol en Chile y distribución latinoamericana para cientos de miles de ejemplares. Vallejos supo gestionar este éxito y crear industria para los ilustradores chilenos que reconocen en él a un excelente administrador, pagador y mecenas.

Imagen foto_00000015Ediciones Guido Vallejos funda las revistas temáticas "El Pingüino", dedicada al humor picaresco; "Mi vida", dedicada a las fotonovelas y las noticias rosa; la revista periodística "Flash" donde imperaba el contenido fotográfico y otras referidas al mundo de las celebridades y el espectáculo como "Novedades", "Cine Amor" y "TV Guía", entre otras experimentales que convivieron al final con otra exitosa incursión en el negocio hotelero y la edición en revista Vea.

62 años después, y en distintos tonos, "Barrabases" sigue sonando en redes sociales tras la muerte del autor. "Guido Vallejos deja una enorme cantidad de revistas a su haber, en la que destaca la primera y de más larga vida, "Barrabases", por los inolvidables momentos que nos hizo pasar en nuestra infancia, juventud y, por qué no decirlo, en nuestra madurez, cuando volvemos a leer esas viejas revistas", reflexiona el director del Museo de la Historieta de Chile. El velatorio del dibujante y empresario tendrá lugar en la Iglesia de la Veracruz, en el Barrio Lastarria.

El antes y el después de la Operación Heidi


"Escuché de muchos dibujantes y sus hijos, que Guido Vallejos fue muy generoso en los pagos y en rendir los créditos de cada autor que participó en sus revistas. Dio mucho trabajo y fue una persona que realmente se preocupó del medio chileno", agrega y complementa con una anécdota que le contara Gabriel Vallejo, hijo del autor de "Barrabases".

"Hace unos 50 años atrás, cuando él ya tenía sus revistas funcionando con pleno éxito, llegó a ofrecerle sus dibujos el ilustrador argentino Oscar Conti, más conocido como Oski. Para que te hagas una idea de su popularidad, él era lo que tiempo después sería Quino con su "Mafalda". Era reconocido y creó una amplia escuela en Chile, pero cuando llegó con un montón de dibujos a ofrecerlos a Guido Vallejos se presentó alegando: "Soy mejor que cualquiera de los dibujantes que usted tiene". Guido le dijo que ya, le pagó con un cheque lo que le pidió Oski por sus dibujos y luego los agarró y los hizo pedazos frente al argentino, tirándolos luego al papelero. "Yo no aguanto que nadie venga a tratar mal a los dibujantes chilenos", le habría dicho. Creo que esa anécdota retrata tanto la personalidad de Vallejos como lo que hizo por la ilustración en Chile", recuerda García.

Imagen foto_00000002

Sin embargo en noviembre del 2012, Vallejos era detenido por la Policía de Investigaciones como parte de los involucrados en las escuchas telefónicas de la Operación Heidi, el procedimiento que desmanteló una red de prostitución infantil en Santiago. El propio Vallejos reconoció asistir al lugar a ver bailar a las menores. El juicio abreviado y su estado de salud le permitieron acceder a una pena de libertad vigilada de 4 años que terminaba a fines del 2016.

"Creo que fue un incidente en su vida del cual se arrepintió más que ningún otro de los involucrados. Él fue acusado de haber ido a esos locales a mirar niñas o mujeres.  Acá en ningún caso se le acusó de violación o estupro. Simplemente fue un voyerista que pagó cara esa afición si es que la tuvo. Él no estaba en edad de tener relaciones, quizás fue parte de un mal momento para él e independientemente de eso, no debe ser algo que marque más de seis décadas de trayectoria. El hizo miles de cosas diferentes, creó y protegió trabajos y no corresponde que se le recuerde exclusivamente como un delincuente. Se debería apartar parte de ese tema de su aporte general", opina en lo personal.

Sobre su nivel técnico, el experto valora que pese a que Vallejos no fue un gran dibujante, sí supo crear un estilo que persiste hasta hoy. "Él hacia sus guiones y sin ser un maestro de la ilustración creó unos personajes que han sobrevivido más de 60 años. De repente hay dibujantes extraordinarios que no encuentran un personaje o guión que les permita mantenerse a lo largo de toda su carrera. Ese no fue el caso de Guido Vallejos", sostiene.

Redes Sociales »

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.