Domingo, 22 enero 2017 | 13:21 » UF$ 26.333,51 US$ - €$ 703,18

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » País » DDHH

Entre lágrimas Bachelet homenajeó a su padre y uniformados víctimas de la dictadura

Entre lágrimas Bachelet homenajeó a su padre y uniformados víctimas de la dictadura

El acto público de desagravio por la responsabilidad el Estado de Chile en las detenciones, torturas y degradaciones de ex oficiales de la Fuerza Aérea, conforme lo dicta el fallo de la CIDH, fue el escenario en que la Mandataria no pudo ocultar su emoción por la restitución a dignidad y derechos que perdieron el general Alberto Bachelet y varios de sus compañeros tras el golpe militar.

Viernes 7 de octubre de 2016 | por La Nación   Publicado por: Giselle Sauré Guichou - Foto: Agencia UNO + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Hoy gracias a su esfuerzo, a su coraje y tenacidad las cosas vuelven a estar en su lugar, y queda claro ante Chile, ante el mundo y, más importante, para las generaciones que vendrán, lo que todos siempre supimos: que son inocentes, que son víctimas, que nunca traicionaron su juramento de lealtad al orden constitucional y menos aún a sus compañeros de armas”, sentenció emocionada la Presidenta Michelle Bachelet respecto de los uniformados de la FACH que fueron considerados traidores por no apoyar el golpe militar de 1973.

Esto en el marco del acto reparatorio que ordenó a Chile la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en favor de ex oficiales de la Fuerza Aérea que no encontraron justicia en la Corte Suprema, cuando en 2001 recurrieron sin éxito a ella para solicitar que se anulara un proceso penal tramitado en 1973 por la judicatura castrense.

Por esa razón, el dictamen emitido por el organismo internacional en 2014 señala que el Estado chileno no les ofreció “un recurso efectivo para dejar sin efecto un proceso penal que tomó en cuenta pruebas y confesiones obtenidas bajo tortura y mediante el cual fueron condenadas durante la dictadura militar en Chile”.

El caso conocido como Omar Humberto Maldonado y otros versus Chile se cerró este viernes con las sentidas palabras de la Mandataria, quien en representación de los tres poderes del Estado “ofrece reparación a estas víctimas, ofrece una disculpa por el trato que recibieron, y da un paso más en el camino de ese nunca más que tanto trabajo y empeño nos ha costado. Y eso es posible, como ha ocurrido en otros tantos casos, gracias a la lucha denodada e incansable de las propias víctimas”.

“El Estado de Chile se equivocó gravemente, y hoy estamos aquí para reconocer esa responsabilidad y reparar a las víctimas con medidas que permitan restaurar su dignidad violentada. La sentencia internacional que estas víctimas obtuvieron nos permite reconocer el error cometido y avanzar hacia la reparación integral de quienes vieron violados sus derechos más fundamentales durante la dictadura”, enfatizó, añadiendo que “nos conmueve y nos llena de orgullo” poder realizar este gesto que a la vez expone “muy nítidamente los vacíos y deficiencias que aún debemos superar en este ámbito”.

Añadió que “en el caso concreto que hoy nos reúne, hablamos de un nunca más a la tortura, que es una de las violaciones a los derechos humanos que de manera más intensa y destructivamente afecta la dignidad humana. La tortura daña indeleblemente a la víctima y por eso en el derecho internacional de derechos humanos se ha llegado al consenso de prohibirla absolutamente en todo tiempo y lugar. Tenemos la obligación de investigar, sancionar y reparar estos actos”, remarcó.

Imagen foto_00000013

“PERDÓN QUE ME EMOCIONE”

El contenido y significado de la ceremonia en la que estuvieron presentes los afectados no dejó indiferente a la Jefa de Estado, quien recordó sentidamente el develamiento de la placa recordatoria que el 5 de octubre realizó junto a ellos en la Academia de Guerra de la FACH, la anulación de los juicios de los consejos de guerra en dictadura y la aprobación y despacho definitivo de la tipificación de la tortura como delito que debe visar el Tribunal Constitucional para que pueda promulgarse, relevando el avance que significan esos pasos para erradicar cualquier tipo de vejamen que atente contra los derechos humanos.

“A la crueldad inherente a la tortura se suma, en el caso que hoy día nos convoca, el hecho que esta fuera aplicada por los propios compañeros de armas de las víctimas en un recinto que ellos frecuentaban, que consideraban su casa. Esa bofetada feroz es la que intentamos reparar, esa negación brutal de la dignidad y el honor, esa traición de lo más sagrado que es la integridad de las personas, su vida, su honra”.

Subrayó que “el fin último de los derechos humanos es respetar la dignidad de las personas. Es el Estado de Chile el que, en este caso y en muchos otros, violó esa dignidad al punto de torturar, aplicar instancias jurisdiccionales sin garantías del debido proceso y negarse a reparar con un recurso eficaz ante nuestros tribunales, esto último ocurrido en democracia”.

Bachelet remarcó que gracias a este fallo otras víctimas podrán presentar recursos de reposición y restaurar así su dignidad y honor militar cuando se trate de uniformados.

A medida que avanzó en sus palabras a la gobernante se le fue quebrando la voz, pero eso no fue obstáculo para decir a “las víctimas que hoy nos acompañan y a través de ellos a estos hombres tenaces, dignos y sencillos que ya no están. Hoy, el Estado de Chile les reconoce solemnemente su condición de víctimas de graves violaciones a los derechos humanos”.

Ustedes fueron juzgados y condenados injustamente, se les arrebató aquello que más querían, se les llamó traidores (…). Permítanle entonces a esta Presidenta, hija de un general de la Fuerza Aérea (Alberto Bachelet que estuvo con ustedes en la misma celda, que desde su rol de Gobierno, pero también desde lo más profundo de la historia personal, reconozca lo que ustedes han logrado con una única palabra final: gracias, muchas gracias”.

RSS»

País » DDHH

Redes Sociales »

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.