Lunes, 27 febrero 2017 | 19:55 » UF$ 26.387,39 US$ 645,66 €$ 684,54

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » Reportajes

Alvear en andas

Soledad Alvear ya le ganó a Zaldívar y ahora tiene que ganarle a las encuestas. Que no es carismática, que es muy matea. Son las frecuentes críticas que se le hacen y que a su entorno pareciera tener sin cuidado. No sólo porque creen que si las primarias son en mayo, ella obtiene un triunfo. También porque aseguran que uno de los elementos que puede terminar pesando es el apoyo de su partido y del equipo que está detrás de ella.

Domingo 23 de enero de 2005 + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Hay una metáfora que circula entre algunos miembros del círculo de Soledad Alvear: se dice que tanto su candidatura como la de Michelle Bachelet son como esas procesiones de la Virgen que se llevan a cabo en la ciudad española de Andalucía, durante Semana Santa. En ellas, la imagen de María circula entre los vítores de los fieles, mientras que ocultos bajo un largo manto van los costaleros, hombres encargados de transportarla entre la multitud.

Esa sería la gran diferencia entre Alvear y Bachelet, porque, según los partidarios de la ex ministra de Relaciones Exteriores "será con los costaleros con quien se negocie, no con la Virgen".

Se tienen fe. Están convencidos que el carisma y la simpatía son elementos importantes, pero no determinantes, al momento de las definiciones. Para ellos, Alvear tiene un plus en comparación con la candidata del PS-PPD: los nombres que apoyan su opción y el partido al que pertenece.

Es por eso que en el diseño de su campaña se pondrá énfasis en dos ideas. Primero, que Alvear es una mujer que cuenta con "una vasta y exitosa experiencia política", cuestión que se pondrá de manifiesto en los avances que habría logrado para el país tras su paso por el Sernam, los ministerios de Justicia y de Relaciones Exteriores. Y segundo, que cuenta con el respaldo del partido más grande el país y con la asesoría de sólidos equipos de trabajo.

Este segundo aspecto es al que se refiere la alegoría de la Virgen. Un integrante del comando afirma a LND que "detrás de la candidatura de la chol hay una organización poderosa y fuerte y en política eso tiene un valor incalculable".

En su decisión de alcanzar la presidencia del país, ya superó el primer escollo. La madrugada del domingo 16 logró un dramático triunfo ante el timonel de su partido, Adolfo Zaldívar. El senador colorín también quería ser presidenciable y por eso convocó a una Junta Nacional con el fin de que se dirimiera el conflicto. Quedó fuera de carrera por escasos 48 votos. Y pese a los pronósticos, no sólo continuó a la cabeza del partido, sino que además afirmó que la DC en su conjunto trabajaría por la candidatura de Alvear. Fue la primera sorpresa.

 

El equipo

Cinco días después, la propia Alvear daría otra. Informó los nombres que serán la estructura de su comando: como gerente quedó Juan José Santa Cruz, actual tesorero de la falange (que además es un alto ejecutivo de una empresa privada); y como encargado territorial se nombró a Moisés Valenzuela. El rol de generalísimo de la campaña, en tanto, recayó en Marcelo Trivelli, el mediático intendente de Santiago. Este último nombramiento causó sorpresa en todo el ámbito político y dejó en claro que la carrera por definir la candidatura única de la Concertación será tanto o más dramática que la que se libró al interior de la Democracia Cristiana.

Pero no fue todo. Alvear emplazó a Bachelet a realizar 13 debates regionales antes de definir el mecanismo que decidirá entre ambas para enfrentar a Lavín en la contienda presidencial de diciembre próximo.

Éste emplazamiento se fundamenta en la confianza que pareciera tener Alvear y su entorno en cuanto a que, ya como candidata formal de su partido, puede mostrar las ventajas que posee en relación a su contendora.

María Rozas, ex diputada DC y acérrima alvearista, afirma a LND que si bien no es requisito que las presidenciables dominen todos los temas porque "para eso existen los buenos asesores", sería un hecho indiscutible que Alvear se maneja muy bien en diversas áreas. "A la Soledad no hay que hacerle una minuta cuando la invitas a un foro con sindicalistas o cuando se reúne con mujeres, porque son realidades que conoce a partir de los cargos que ha desempeñado", sostiene Rozas.

Agrega que una de las estrategias de la campaña será resaltar los logros que ha obtenido en su paso por los gobiernos de la Concertación: ley de filiación, reforma procesal penal y tratados de libre comercio.

Hasta el momento, la ex canciller cuenta con el equipo de trabajo que se organizó para enfrentar a Zaldívar en la Junta Nacional. Este comprendía tres grupos: los consejeros DC, los parlamentarios junto a figuras emblemáticas del partido, y el frente de profesionales. Edgardo Riveros, diputado de la Región Metropolitana, era quien actuaba como coordinador macro, entregando las líneas generales de acción que, según fuentes del alvearismo, provenían directamente del esposo de Alvear, Gutenberg Martínez.

Hoy la tarea es ampliar el equipo para integrar las otras corrientes de la falange. Lo más complejo ya lo superaron: que Zaldívar la reconociera como la candidata oficial y pusiera el partido a disposición de su candidatura. Sin este apoyo, la metáfora de la Virgen no tendría sentido.

 

Hombres fuertes

Alvear cuenta con el respaldo de importantes nombres, tanto de su partido como de la Concertación. Entre ellos está el ex Presidente Patricio Aylwin; los senadores Edgardo Boeninger y Alejandro Foxley; el ex diputado Gutenberg Martínez; y los más criticados: el sociólogo PPD Eugenio Tironi y el lobbysta ex militante del PS, Enrique Correa.

Son hombres de peso, ya sea por su carácter emblemático o por el hecho de que se manejan sin problemas en las aguas del poder. Son los costaleros de Alvear.

Uno de sus cercanos, en alusión a la metáfora andaluza, afirma que "a veces da la sensación de que la virgen Bachelet flotara sola", en referencia a la tardanza en la constitución de su equipo. Agrega que en ningún caso desconoce su capacidad, pero sostiene que para la Presidencia del país se requiere un sólido y avezado equipo de trabajo, que además de asesorarla en determinadas áreas, le diseñe estrategias y negocie por ella.

Algunos personeros del PPD comparten este criterio. Un parlamentario afirma que este partido fue majadero en su insistencia para conformar el comando, pues "tenemos claro que esto se trata de política, no de un concurso de simpatía". Añade que Tironi y Correa también lo tienen claro, que en eso no se equivocarían nunca. "Pero esta vez tomaron en cuenta sólo variables políticas y resulta que en cualquier primaria gana Bachelet", concluye.

En el círculo de Alvear sostienen que ni ella ni su equipo se opondrán a la realización de una consulta ciudadana. Sólo que esto no implica descuidar el otro tema. Si Alvear logra alcanzar a Bachelet en las encuestas y además muestra el apoyo de un equipo sólido y reconocido, mejor aún. Más puntos a su favor.

Lo que no harán es apostar todas las fichas a las primarias, porque el nombre puede salir de una negociación política, incluso si Alvear continúa algunos puntos por debajo de Bachelet. Por eso están trabajando con la mirada puesta en las dos opciones.

 

Primarias emblemáticas

Por la eventualidad de que se realicen primarias, Alvear pidió debates en 13 regiones a Bachelet. No sólo para mostrar en terreno el enfrentamiento de ideas, sino para ganar tiempo antes de que se den a conocer nuevas encuestas de opinión. La idea es recuperar el tiempo que perdió en la pugna interna de su partido. Para ello, es imprescindible que la posible consulta ciudadana se realice después de mayo y ojalá en junio.

Juan José Santa Cruz, el recién nombrado gerente del comando, afirma a LND que es justo que Alvear tenga tiempo de posicionarse como precandidata, ya con el apoyo oficial de la DC. En su opinión, si las primarias son en mayo, Alvear ganaría sí o sí.

Uno de los argumentos que se podrían dar para no hacer primarias tiene que ver con el costo de su realización. Un miembro del alvearismo afirma que, por tratarse de una elección que definirá a la primera mujer Presidenta de Chile, se esperan dos millones y medio de electores. Y que si para esa fecha está aprobado el proyecto de inscripción automática y voto voluntario, la cifra se puede volver astronómica. El Estado tendría que poner recursos y eso acarrearía la inevitable crítica de la derecha.

Una opinión distinta tiene el senador del PS Jaime Gazmuri. Afirma que, más que una fecha tentativa, lo que hay que definir es si efectivamente es ése el mecanismo que se va a utilizar. "Esto tiene que quedar claro ahora en febrero", concluye.

Como sea, por negociación o primarias, lo cierto es que comenzó la carrera regresiva para ambas presidenciables. De hecho, conciente de la ventaja que le lleva Bachelet entre las féminas, el comando de Alvear prepara un acto para el Día de la Mujer, a celebrarse el 8 de marzo. Dicen que habrá sorpresas y que se realizará en la sede de su comando.

La importancia que le están otorgando al tema es tal, que a partir del 21 de febrero darán inicio a una serie de reuniones con mujeres de regiones y de distintas áreas profesionales para preparar el ambiente. En esto contarán con el apoyo del frente de profesionales, que ya tiene agendada una serie de reuniones, entre marzo y mayo. Y es que tienen que apurarse, todavía el mecanismo que más suena son las primarias y Alvear sigue muy por debajo de Bachelet. La última encuesta Gémines lo ratifica. En una de esas, nadie repara en la importancia de los costaleros. LND

RSS»

Reportajes

Redes Sociales »

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.