Lunes, 26 septiembre 2016 | 09:14 » UF$ 26.224,30 US$ 659,71 €$ 743,36

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » Reportajes » Entrevista

Las memorias perdidas de Gepe que se encontrarán en el Caupolicán

Las memorias perdidas de Gepe que se encontrarán en el Caupolicán

Un repaso por los sencillos más exitosos y algunas de las canciones olvidadas en sus últimas presentaciones. Así será el próximo concierto “a la carta” de Daniel Riveros, la identidad no tan secreta del cantautor nacional que lleva 11 años de carrera musical, participando de festivales y subiendo a escenarios tanto nacionales como internacionales. “Yo amaba la música de siempre pero nunca pensé que iba a vivir de lo que tanto me gustaba. Bacán descubrirlo, siento una satisfacción por toda el agua que ha pasado bajo el puente”, reflexiona el multinstrumentista sanmiguelino.

Martes 13 de septiembre de 2016 | por Bruno Delgado - Foto: Fabián Vargas + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Cinco discos de estudio, un par de EPs, 27 sencillos, masivos conciertos sobre escenarios nacionales e internacionales y presentaciones en prestigiosos festivales. Así han sido los últimos 11 años de Daniel Riveros, más conocido por su alter ego Gepe, identidad que asumió desde su primer LP en 2005 y con la que pasó de grabar canciones en el baño a presentarse en el Festival de Viña, una de las vitrinas más masivas de nuestro país y llenar el Teatro Caupolicán, un recinto emblemático para la camada local.

Imagen foto_00000007El músico nacional, de 34 años, dará un gran concierto precisamente en el Teatro Caupolicán el 1 de octubre próximo en el que recorrerá toda su trayectoria regalándole una noche especial a quienes lo han acompañado desde sus primeros acordes en “Gepinto” (2005) y “Hungría” (2007), ya que este show es en formato a la carta, es decir sus seguidores elegirán del "menú de canciones" el repertorio a tocar.

“Cuando termina un show siempre aparece alguien que me dice que faltó tocar una canción. Entonces decidí abrir una votación para saber qué es lo que quiere oír la gente. Y me di cuenta de que hay dos tendencias súper marcadas: los que se decantaron por canciones más radiales y otros que prefirieron las joyitas más subterráneas pero muy entrañables”, comenta el cantautor sanmiguelino que hizo de la escalera de su casa su primera batería cuando no tenía más de 4 años.

Y es que el viaje que ha realizado bajo su identidad ya no tan secreta de Gepe explorando sonidos va desde canciones más herméticas y etéreas a un pop “coreable”, pero siempre con una estética musical estilizada y que toma prestado sonidos del soundtrack de su infancia.

Idea que se lleva a su máxima expresión en su más reciente trabajo de estudio, “Estilo libre” (2015): “Uno de los comunes denominadores es su idea musical y tiene que ver con la infancia y con la música que escuchaba cuando muy chico en mi familia como Juan Luis Guerra, Los Prisioneros, GIT, Bon Jovi, Illapu, Carlos Vives. Ese pop y MTV de cuando recién en mi casa empezó a haber cable”.

Imagen foto_00000002

- ¿Cómo recuerdas esos primeros años como Gepe y tu primer disco “Gepinto”?

- Fueron discos que los hice con una libertad bien grande y que me daba miedo. “Gepinto” era grabar como sea y con la mayor urgencia posible, porque soy una persona súper ansiosa y no había plata ni nada. Recuerdo un día que me dolía la guata y grabamos igual; grabamos unas voces en el baño del manager mientras él ponía la mesa de grabación en el living. El disco también lo grabamos en la casa de mis papás. Todo se hizo con mucha urgencia, pero con mucha alegría. Estaba súper contento porque alguien me había dado bola  para grabarme.

- El segundo trabajo, “Hungría”, incluso fue más allá en lo vanguardista

- Ese lo grabé con la idea de que había mucha gente que había entendido mal lo que yo quería hacer. Ahora entiendo que eso fue súper lógico. De pronto decir que mi música se parece a la de Víctor Jara o al folclor nacional es una forma de decirle a la gente  a qué suena. Igual hice “Hungría” con ganas de aclarar y de llevarle la contra a la gente. Es un disco muy experimental, el de mayor libertad artística que he grabado. Canciones como “No te mueras tanto”, “8tema”, “Esgrima” son letras súper intuitivas y herméticas, ni  yo sé  que significan.

- ¿Cómo conectan esas canciones en tu cancionero actual?

- Son etapas que van quedando atrás y me gusta que sea así. Siempre que grabo un disco o hago algo nuevo es porque van quedando cosas atrás. Tengo que reconocer que soy malo para la mirada nostálgica. Me da la impresión que lo que perdí está bien que se haya quedado atrás y lo que pasó el año pasado también lo perdí y está bien. Soy una persona mala para guardar cosas, me gusta ir teniendo poca carga, tanto personal como profesional. No quiere decir que sea frío, pero me gusta ir construyendo a partir del diálogo con el pasado reciente.

Imagen foto_00000009

- El tercer LP, “Audiovisión” (2010), marcó un nuevo rumbo que tuvo su máxima expresión en “GP” (2012)

- Hasta ese momento yo creía que estaba construyendo unas canciones o discos que no tenían tanto que ver conmigo sino con lo que yo quería crear a través de Gepe. Y la verdad es que no es así. Mucho de lo que hay en “Audiovisión” (2010), que es el disco más íntimo y personal, tiene que ver en un 90% conmigo, ya sea en ciertas escenas o en la esencia. Del “GP" (2012) en adelante giré hacia lo concreto, a generar lazos, entender el pasado tanto propio como el del país. Siempre desde mi foco.

- ¿Cuándo te diste cuenta que por ahí iba el camino de Gepe?

- Descubrí el lenguaje más coloquial cuando me liberé un poco. En “Audiovisión” decidí probar con una nueva forma de hacer canciones. Hay temas como “Por la ventana” y “Amigos vecinos” que vieron la luz gracias a Cristian Heyne (productor de ese disco) quien me dijo que “Un día de ayer” la grabara, canción que no pensaba grabar y era solo parte de mi guitarreo. Hasta ese momento yo no era así y eso no era yo, pero funcionaron y me sentí muy cómodo con eso. Ahora la conexión es más concreta  y eso me llamó la atención. Incluso empecé a cantar más fuerte y a modular mejor. Tiene que ver con tener ganas de que me entiendan, conectarte de manera clara y simple. Esa era mi intención desde que hacía música. Me gusta construir una identidad, sonido y estética Gepe.

- ¿Qué sabor te ha dejado tu carrera hasta ahora?

- Lo he pasado súper mal y lo he pasado súper bien. He podido hacer de todo, tengo el trabajo que siempre quise y mucho más. Yo amaba la música de siempre pero nunca pensé que iba a vivir de lo que tanto me gustaba. Bacán descubrirlo, siento una satisfacción por toda el agua que ha pasado bajo el puente.

Un Caupolicán "a la carta"


- Con los años que llevas sobre escenarios, ¿qué es lo que más te gusta o con lo que te quedas de los conciertos?

- Me impresiona mucho cuando el canto de la gente le gana a mi voz con las canciones. Me ha pasado muchas veces, en Lollapalooza 2016 partí con “Fruta y Té” y la gente se lanzó al canto y me comieron la voz y quedaron sonando en ellos.  También me gusta cuando las personas se adueñan de ciertos significados y los convierten en una pancarta o algo así. En una tocata en el Movistar Arena varias personas tenían carteles con letras que formaban la frase “bacán tu cara” (jugando con el título de la canción “Bacán tu casa”), eso fue muy bonito.

- Pensando en el concierto del Caupolicán, ¿hay alguna canción que te haya sorprendido que sea pedida?

- “Victoria Roma”, “12 minerales”, las canciones más sutiles como “La enfermedad de los ojos” y “Namás”, esas  que de pronto son más herméticas en términos de letras y arreglos musicales y que pertenecen a una etapa previa y que estoy reviviendo gracias a este tipo de iniciativas. La gente aún se acuerda de esas canciones y las quiere seguir escuchando. Me agrada que no hayan pasado al olvido. Muchas personas votaron por “Fruta y té” pero también por “La enfermedad de los ojos”. 

- Gepe en vivo en el Teatro Caupolicán el 1 de octubre. Para comprar las entradas puedes pinchar aquí


Imagen foto_00000012

Infaltables del "menú a la carta" de Gepe en el Caupolicán

 

Redes Sociales »

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.