Viernes, 24 febrero 2017 | 16:29 » UF$ 26.373,29 US$ 640,36 €$ 682,89

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » Reportajes » Entrevista

“Pelota de Trapo”: ¿Por qué el fútbol no es el opio del pueblo?

“Pelota de Trapo”: ¿Por qué el fútbol no es el opio del pueblo?

El sociólogo Jorge Vidal y el historiador Alex Ovalle reivindican el rol social que ha cumplido el deporte en los sectores populares. Ambos profesionales escribieron un libro que recopila nueve investigaciones en esta materia.

Miércoles 11 de enero de 2017 | por Daniel Giacaman Zaror - Foto: Fabián Vargas + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Relacionados »

La historia de los sectores populares es incompleta sin el deporte”. Así de tajante es el sociólogo Jorge Vidal, uno de los autores del libro “Pelota de trapo”, obra que reúne nueve investigaciones que buscan entregar una mirada diferente sobre la importancia y el rol social que ha tenido el balompié a lo largo de los años.

“Nosotros buscamos generar este espacio de reflexión en torno al fútbol y el deporte en las sociedades chilenas a través de la historia, pero distinguiéndonos de algunos trabajos anteriores, devolviéndole a la actividad deportiva su dimensión social y política, no sólo como generadora de identidades, sino también destacando su importancia en organizaciones de sociedad civil, espacios de construcción de ciudadanía o el papel que juegan los sindicatos. Esa historia que no ha sido contada hasta el día de hoy”, explica a Triunfo.

Imagen foto_00000012Vidal, quien es académico en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, recalca que “el fútbol no siempre fue lo que es ahora, una actividad hipermencantilizada, donde está todo ultraplanificado y que está construida básicamente sobre identidades adversarias”. Por esta razón, nació la idea de “rescatar esas historias de cuando el fútbol era un juego con algún grado de organización y la gente no sólo practicaba deporte, sino que discutía, armaba bingos y ahí se veía esa capacidad organizativa que tiene el fútbol”.

En el libro se hace un repaso por los orígenes del deporte en Chile y se explica que éste fue utilizado como una herramienta para mejorar la condición física de la sociedad y mantener un control sobre ella en el escenario de posguerra de principios del siglo XX. Sin embargo, por sobre todas las cosas, se resalta que sirvió para promover la colaboración desde las bases proporcionando herramientas de cohesión y organización a todos los sectores sociales.

¿UNA ACTIVIDAD SUPERFLUA Y BANAL?

Una de las críticas que emiten los detractores del fútbol es que se trata de una actividad superflua que resulta funcional para quienes desean mantener a la población desinformada e ignorante.

El historiador Alex Ovalle, coautor de “Pelota de trapo”, afirma que justamente una de las intenciones de este libro “es discutir la percepción general de que es una especie de opio del pueblo moderno, que las grandes empresas y los sectores dominantes lo ocupan para alienar a la gente”.

Imagen foto_00000013“Nosotros hemos llegado a descubrir que a pesar de que cuando se introdujo tenía estas intenciones de regular los cuerpos de la gente y hacerlos que se dedicaran a otras cosas que no fueran la organización política, el fútbol y otros deportes crecieron en los sectores populares por sí solos, tomaron forma, y eso no solamente es un espacio de jugar juntos, sino también de empezar a organizarse: hay que comprar las camisetas, hay que hablar con el dueño de un predio para que te preste la cancha, y eso significa dialogar entre ellos y también con otros sectores de la sociedad”, detalla.

Uno de los aspectos que se destaca en el libro es el fenómeno asociativo y la colaboración mutua que existía en torno a la práctica deportiva, lo que partía desde el bajo costo que tenían las cuotas de participación y que se extendía hasta la mantención de ahorros para los trabajadores, bolsas de trabajo en caso de cesantía y mecanismos de socorro mutuo, ya que en muchos casos los clubes estaban vinculados a sindicatos u otro tipo de organizaciones laborales.

Vidal reconoce que “una parte de la intelectualidad de izquierda observa el fútbol como un elemento ideológico que distrae de la lucha”, pero asevera que ese argumento se cae “cuando uno presta atención a ciertos fenómenos, como por ejemplo que los únicos espacios donde la gente podía votar en la dictadura argentina era en los clubes deportivos”.

DIFERENTES USOS

Ovalle apunta que dentro de los problemas que existen hoy en día se encuentra “la farandulización de la sociedad”. “¿Qué es lo que vende? Que Arturo Vidal chocó el Ferrari, que cuánto gana por hora Neymar o Suárez. Eso, que es patrimonio de los sectores dominantes, ya está enquistado en la sociedad. No es que queramos decir que eso no existe, pero antes de ese fenómeno tenemos que empezar a buscar y rescatar otro tipo de situaciones”, plantea.

Jorge Vidal agrega que “tampoco queremos caer en idealismos simplones” y, en esa línea, admite que en el balompié “también se reproducían desigualdades de género”. “El dirigente era hombre; y si la mujer participaba, lavaba las camisetas”, ejemplifica.

“No hay que pensar que el fútbol es una isla. Tiene sus lógicas propias, pero es una expresión de los que somos como sociedad”, recalca.

Imagen foto_00000014De hecho, Ovalle recuerda que “el patrón compraba las camisetas de los empleados, les ponía una cancha y los mantenía contentos para que no anduvieran organizándose". "Eso es cierto. Lo interesante es que no todo es así”, insiste.

El historiador agrega que un ejemplo de ello es que “existe la cancha de fútbol en medio de la población y el fin de semana van todos los vecinos, hacen un asado, comparten, se conocen parejas, los niños juegan y no están encerrados”.

“También estamos reivindicando que no porque te guste el fútbol eres un alienado; no porque te sepas la formación de Colo Colo 91, la "U" 94 o la Católica de la Copa Libertadores, eres un ser no pensante. Los seres humanos somos múltiples y diversos”, recalca Vidal.

Por último, el sociólogo comenta que “me han llegado comentarios de gente de extracción popular que me dice: ‘¡Esto era el fútbol! Ustedes han retratado lo que vivía cuando yo era niño’”. “Eso es muy lindo y cuando te dicen eso, es porque tú estás colaborando en la elaboración de su construcción histórica”, completa.

DE HINCHA ACTIVO A UN MERO CONSUMIDOR

Un fenómeno interesante de analizar es el cambio de roles que han tenido los hinchas, quienes pasaron de ser parte activa de la vida de sus clubes a ser meros consumidores del “producto fútbol” a través de la compra de entradas y del merchandising asociado a esta actividad.

A juicio de Alex Ovalle, visiones como las que entrega “Pelota de trapo” sirven para “explicar los fenómenos actuales a través de la historia, como lo que pasa con Deportes Concepción y la masa de gente que está en contra de haberlo sacado de la ANFP”. “Sólo así podemos comprender que el club es mucho más que ganar o perder el domingo”, asegura.

“Cuando aparecen una serie de iniciativas de hinchas molestos con las sociedades anónimas más allá de los resultados que obtienen los clubes, es que nosotros descubrimos que ser hincha para cierta gente es más que solamente ir al estadio: quiere participar, tomar decisiones; equivocadas o no, pero que existan esos mecanismos. Y cuando el fútbol se privatiza, pierde ese componente que la gente espera”, comenta Jorge Vidal.

EDITORIAL QUIMANTÚ

El libro “Pelota de trapo” fue publicado bajo la editorial Quimantú, que revive los principios del antiguo proyecto del gobierno de la Unidad Popular que buscaba acercar la lectura al pueblo chileno.

“Consideramos que el libro no es una mercancía y por eso nos autofinanciamos y mantenemos nuestra autonomía de las instituciones del sistema (…) En general nuestra mayor pelea es el costo bajo del libro. Los nuestros están entre $1.000 y $5.000, lo que cuesta harto hacer y por esto hacemos tratos con librerías que están dispuestas a respetarnos ese precio de venta a público y nos movemos harto con ferias y actividades populares”, explica la nueva editorial en su sitio web.

“Pelota de trapo” se puede adquirir en toda la red de distribución de Quimantú y también se puede gestionar la compra a través del Facebook “Grupo de Estudios de Historia del Deporte”. El precio es de $3.500.

Redes Sociales »

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.