La Nación

Inicio » Vida y Estilo

  El arquitecto de jaime Guzmán

  El arquitecto de jaime Guzmán

  Con excelentes perspectivas que lo convierten en uno de los artistas jóvenes del momento, este arquitecto de 27 años está a cargo del diseño espacial del monumento a Jaime Guzmán y de las nuevas sedes regionales de TVN. El memorial político, de 12 toneladas, que ha causado más de un dolor de cabeza, será inaugurado el próximo 1 de abril.

Domingo 3 de febrero de 2008


Se declara serio pero no "seriote". Odia la música fuerte y dice que su mujer es el amor de su vida. Después viene su trabajo. Admira además la obra de los ingleses David Chipperfield y John Pawson, y a los chilenos Matías Klotz y Smiljan Radic. Se declara concreto y seguro.

Nicolás Lipthay disfruta al recorrer minuciosamente el monumento a Jaime Guzmán, en proceso de construcción. Lo contempla con un deleite que haría suponer que su relación con el emblemático fundador de la UDI, más que una simpatía, es una verdadera religión.

Pero, en realidad, este arquitecto de 27 años, fanático de Erick Satie, dista mucho de la polémica figura del gremialismo e impulsor principal de la Constitución del 80. Para él, como uno de los responsables del proyecto, o como se diría al estilo gringo "memorial", prima la trascendencia de lo sublime por sobre lo netamente ideológico. "El hecho que se haya trasladado de Baquedano a su actual ubicación es perfecto, ya que permite experimentar con la arquitectura".

Como autor del trazado espacial que recibirá la escultura homenaje a Guzmán, afirma dirigir sus proyectos "por el rigor de las horas de estudio", que sirven, según él, a una "meditación que determina las obras, marcándolas por decisiones elementales, sin adornos ni complementos.

El memorial un trazado de la geografía chilena, compuesta por 66 figuras de bronce que observan hacia la Virgen del San Cristóbal es una obra precisa y que debe cumplir el objetivo de invitar a la contemplación y a la permanencia. Mi intención es que sea una obra atemporal, de gran contenido emotivo gracias a las decisiones arquitectónicas".

De todos modos, y aunque plantee este desafío como sólo profesional, piensa que la importancia artística de una obra de estas características podría situarla igualmente en Europa o en cualquier otro país, dando a entender que íntimamente el trabajo visual que representa es para él un orgullo.

En su caso se habla de un trabajo eminente, considerando su juventud y que entre sus logros recientes se puede añadir que hace poco se adjudicó la megaconstrucción de las sedes regionales de TVN.

-¿Cómo es arquitectónicamente el monumento a Jaime Guzmán?

- Existe la arquitectura que emociona por su orden, su rigor en detalles desafiantes en lo constructivo. Esta es una obra muy precisa, simbólica y emocional por el tipo de estructura que propone. Tiene una gran cubierta que flota liberada, una placa que oculta toda la historia que hay abajo, donde se sitúa una gran sala para conferencias, y que es el soporte de la escultura de María Angélica Echavarri [escultora que trabaja junto a Lipthay en la elaboración del proyecto]. Y es esta obra la parte del simbolismo. Mucho más que la política en sí, esto trasciende por su belleza, y eso me tiene conforme.

- ¿Qué opinas del rechazo que provoca a muchos chilenos?

- Como profesional estoy fuera de la problemática política que este proyecto convoca. Me importa muchísimo que cumpla con el objetivo primordial, que es realizar un espacio de tal dimensión espiritual que ayude a la reconciliación definitiva.

-¿Es eso posible?

- Este lugar logra ser íntimo. Consigue desapegarte de la rabia o malestares que pueda tener un grupo de la sociedad.

- ¿Cuál es tu relación con la política y con la historia de los últimos 40 años? ¿Qué piensas del Chile de hoy?

- Mi relación con la política es nula, pero me encantaría que gobernaran los mejores, y que no se decida por una agrupación de identidad: el mejor economista, el mejor urbanista, etc. En lo profesional, a Chile lo veo como una plataforma muy interesante para realizar proyectos, ya que existe la posibilidad de construir cosas nuevas. Hay confianza en la generación joven de arquitectos, contrariamente a lo que ocurre en otros países.

-¿Qué exiges de ti mismo y que esperas del futuro?

- Me exijo estar atento, no perder mis prioridades. Del futuro, espero seguir en este camino donde estoy en un aprendizaje y evolución constantes.

- ¿Qué opinas de lo que has hecho hasta ahora?

-Estoy muy satisfecho, todo ha sido consecuencia del gran esfuerzo y la seriedad para enfrentar mi trabajo. Cada obra es una oportunidad para seguir aprendiendo.

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.