Viernes, 30 septiembre 2016 | 05:19 » UF$ 26.224,30 US$ 659,08 €$ 735,82

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » Vida y Estilo » Fiestas Patrias

Especialistas advierten estas Fiestas Patrias: No maneje si toma alcohol

Especialistas advierten estas Fiestas Patrias: No maneje si toma alcohol

Bebidas alcohólicas operan como un depresor del Sistema Nervioso Central, igual que los anestésicos generales que se usan en medicina. Actúa a todos los niveles, comenzando a nivel cerebeloso y continuando como depresor, señala José Miguel Figueroa, jefe del Servicio de Urgencia de la ex Posta Central.

Viernes 16 de septiembre de 2016 | por La Nación   Publicado por: Patricia Schüller G. - Foto: Agencia Uno (Archivo) + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Las Fiestas Patrias no se conciben si un asado y unas buenas copas de vino. El problema es que el consumo exagerado de bebidas alcohólicas tiene consecuencias, especialmente si se maneja, advierten los especialistas.

Conducir implica una gran responsabilidad y requiere estar concentrado y alerta a las condiciones del tránsito. El alcohol afecta nuestras capacidades, poniendo en riesgo la vida propia y de los demás, tanto dentro como fuera del vehículo, apuntan los expertos.

La ley hoy es más estricta con los conductores y el consumo de alcohol; bajando los gramos de alcohol permitidos en la sangre para manejar, y aumentando las sanciones relativas a la suspensión de la licencia de conducir:

►Bajo la influencia del alcohol: Un conductor que tiene más de 0.3 y menos de 0.8 gramos de alcohol por litro de sangre, se encuentra bajo la influencia del alcohol. Una persona en esta condición aumenta al doble el riesgo de sufrir un accidente.

►Estado de ebriedad: Un conductor que tiene más de 0.8 gramos de alcohol por litro de sangre, se encuentra en estado de ebriedad. Una persona en esta condición aumenta en cinco veces el riesgo de sufrir un accidente

Por esto, la recomendación de los especialistas es que si bebió, lo mejor es dejar el auto estacionado. No deben ser las multas o penas de cárcel las que hagan pensar en que lo correcto es no beber si manejas, si no sólo la posibilidad de poner en riesgo tu vida y la de los demás.

SISTEMA NERVIOSO

El alcohol opera como un depresor del Sistema Nervioso Central, igual que los anestésicos generales que se usan en medicina. Actúa a todos los niveles, comenzando a nivel cerebeloso y continuando como depresor, señala José Miguel Figueroa, jefe del Servicio de Urgencia del Hospital de Urgencia Asistencia Pública (ex Posta Central).

Asimismo, produce los siguientes efectos:

Disminuye la capacidad de concentración, percepción del riesgo y procesamiento de la información. Provoca una falsa sensación de seguridad, causando que el conductor se exponga a situaciones más peligrosas, sin tomar en cuenta la gravedad.

►Reduce las capacidades de reacción y coordinación, falseando también la correcta apreciación de distancias y velocidades. El conductor, por ejemplo, calcula mal las distancias de frenado y efectúa una conducción menos precisa y coordinada.

►Baja la velocidad de comunicación con el sistema nervioso, inhibiendo la capacidad de distinguir entre estímulos e influyendo negativamente en el tiempo de reacción de un conductor ante un imprevisto (reflejos). La transmisión de las órdenes del cerebro a pies y manos se hace más lenta.

 ►Perturba el estado de ánimo, aumentando la agresividad.

►Provoca una reducción del campo visual y una mayor sensibilidad ante los luces de otros vehículos. Se reduce la visión periférica y se provocan movimientos oculares no habituales, que entorpecen la visión, lo que también afecta la correcta apreciación de distancias y velocidades.

►Causa sueño y fatiga, aumentando el riesgo de dormirse al volante.

Es cierto que el alcohol no perjudica de igual forma a todas las personas, pero eso no debe hacer pensar que hay alguien inmune a sus efectos. La única recomendación adecuada es no beber si se va a conducir.

DE QUÉ DEPENDE LA TASA DE ALCOHOL EN LA SANGRE

Da igual tomarse un schop de 350 ml que 45 ml de pisco. La cantidad de alcohol en la sangre va a ser la misma y, por ende, sus efectos  en la conducción.

►El cálculo depende de la cantidad de líquido ingerido y de la graduación de la bebida. Una cerveza contiene 6 grados de alcohol por cada 100 ml, frente a los 40 del pisco por 100 ml.

Sin embargo, una copa tiene 45 ml de pisco, frente a los 350 ml de la cerveza. Por tanto, se compensa los gramos de alcohol en sangre entre las dos bebidas porque se toma menor cantidad del pisco, que tiene una mayor concentración de alcohol.

Lo único que determina la tolerancia al alcohol es el peso. “La misma cantidad que se toma una persona que pesa 80 kilos tiene menos alteraciones de una que pesa 45, porque tiene mayor masa de distribución”, explica.

Por eso, más que tener una regla general de cuanto se puede beber de ciertos tragos, hay que tener en cuenta varios factores, porque la misma cantidad de alcohol afecta de distinta forma a las personas según los siguientes factores:

La cantidad de alcohol que se haya ingerido junto a la graduación alcohólica de la bebida consumida.

►También influye el peso: para un mismo trago, a menor peso corporal de la persona, mayor será la tasa de alcohol en la sangre.

►El sexo también incide: está comprobado que una mujer, aunque pese lo mismo que un hombre y hayan bebido ambos la misma cantidad de alcohol, con la misma graduación, dará una mayor tasa de alcohol.

►El metabolismo o variabilidad individual, que es el proceso en el cual el cuerpo se libera del alcohol. Puede que dos personas del mismo sexo, peso y que bebieron la misma cantidad, obtengan tasas de alcoholemia diferentes, debido a que no todas las personas metabolizan a la misma velocidad el alcohol.

►El tiempo es otro factor: la tasa de alcohol en sangre aparece a los 5 minutos, alcanza su peack entre los 30 y 90 minutos siguientes, y tarda en desaparecer varias horas. La máxima concentración se puede alcanzar en poco tiempo si se bebe más rápido; en cambio si se bebe lentamente o se deja pasar tiempo entre tragos, el cuerpo eliminara algo de alcohol antes de recibir más. La tasa de alcohol además disminuye más lentamente por la noche, en especial en las horas en las que acostumbramos a dormir.

►Alimento ingerido: La concentración de alcohol en la sangre varía según lo mucho o poco que se coma antes o mientras éste se ingiere. Si se ingiere más comida o más bebidas no alcohólicas la absorción del alcohol que pasa del estómago a la sangre es más lenta, por lo tanto, la tasa máxima de alcohol en la sangre se dará posteriormente.

►Edad y experiencia en la conducción: Las personas menores de 18 años y mayores de 65 años perciben con mayor intensidad los efectos del alcohol en la sangre. Y para los conductores principiantes, los efectos del alcohol son más peligrosos aún, debido a que todavía no automatizan muchos movimientos necesarios para conducir.

Redes Sociales »

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.