Piñera insta a aprobar “con máxima urgencia” proyecto que endurece sanciones por incumplir las cuarentenas

El articulado contempla hasta tres años de presidio y multas que fluctúan entre 10 y 200 UTM, es decir, entre $500 mil y $10 millones, y lo que busca es evitar que muchas de las personas que no han acatado la disposición tengan un escarmiento por su conducta.

1561

“Quiero pedirle al Congreso que aprobemos con la máxima urgencia el proyecto de ley que endurece las penas a aquellos irresponsables que no cumplen con las normas de la cuarentena”, expresó este martes el Presidente Sebastián Piñera, al instar a los parlamentarios tramitar con premura la iniciativa.

El articulado contempla sanciones de hasta tres años de presidio y multas que fluctúan entre 10 y 200 UTM, es decir, entre $500 mil y $10 millones, y lo que busca es evitar que muchas de las personas que no han acatado la disposición tengan un escarmiento por su conducta al poner en riesgo la salud pública en pleno estado de catástrofe por la pandemia del Covid-19.

“No solamente se causan un daño a sí mismos, le causan un daño a todos los chilenos”, enfatizó el Mandatario respecto de quienes hacen caso omiso de las restricciones sanitarias y que incluso han reincidido en su comportamiento.

Recalcó que “nada de lo que haga el Gobierno va a rendir fruto fecundo si no tenemos la colaboración, la contribución, la disciplina y la responsabilidad de todos los ciudadanos, por eso quiero llamar a mis compatriotas a respetar las cuarentenas”, insistió.

De lo contrario, dijo, “lo único que vamos a lograr es que las cuarentenas no van a tener el efecto que ellas buscan y eso va a significar tener que prolongar las cuarentenas con todo el daño, el dolor, el sufrimiento que ellas significan”.

No obstante esa situación, Piñera destacó que la mayoría de los chilenos las cumple y que por ellos hay que aplicar sanciones ejemplificadoras a quienes no las acatan e insisten en no hacerlo.

AUMENTO DEL IFE

El Jefe de Estado abordó el tema en la firma del proyecto de ley que amplía el Ingreso Familiar de Emergencia de $65.000 a $100.000 por persona, en caso de no contar con ningún ingreso formal, permitiendo que una familia de cuatro personas obtenga un aporte estatal de $400 mil y no de $260 mil, como era en un comienzo.

Conforme al acuerdo logrado entre el Gobierno y la oposición, la iniciativa indica que en caso que la familia tenga algún ingreso formal, el beneficio será lo que le falte para alcanzar el umbral de $100.000, con un piso de $25.000 por persona del hogar.

Por ejemplo, si el grupo familiar de cuatro integrantes tiene un ingreso formal de $100 mil recibiría un ingreso familiar de emergencia por $300 mil para llegar al umbral de $400 mil.

Además aumenta la cobertura, llegando hasta el 80% de mayor vulnerabilidad en el corto plazo (ISE, Indicador Socioeconómico de Emergencia) mientras antes se llegaba al 60%, lo que incrementa el número de beneficiarios a más de 2,1 millones de familias y más de 5,6 millones de personas.