Por incitar a la “violencia racial”: Snapchat deja de promover cuenta de Trump

“No publicaremos las voces que incitan a la violencia racial y a la injusticia dándoles promoción gratuita”, dijo la plataforma de mensajería que, al igual que Twitter, ha optado por sanciones y no el destierro definitivo del perfil del mandatario estadounidense.

2461

La aplicación de mensajería Snapchat dejó de promocionar este miércoles las publicaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmando que incitan a la “violencia racial”.

No obstante la decisión, las opiniones del mandatario siguen siendo visibles para los suscriptores de su cuenta y aparecen cuando un usuario realiza una búsqueda específica.

“Actualmente no estamos promocionando el contenido del presidente en la plataforma Discover”, la sección de perfiles recomendados por la aplicación, señaló la firma a la AFP.

La red social enfocada a los jóvenes añadió que “no publicaremos las voces que incitan a la violencia racial y a la injusticia dándoles promoción gratuita” en el citado espacio.

“La violencia racial y la injusticia no tienen cabida en la sociedad y nos solidarizamos con todos aquellos que buscan la paz, el amor, la igualdad y la justicia en Estados Unidos”, enfatizó la empresa.

Snapchat se une así a Twitter, que provocó la ira del gobernante estadounidense la semana pasada, al colocar advertencias en los mensajes que el magnate republicano envía a sus más de 81 millones de seguidores. 

No obstante estas acciones, las dos redes han optado por no desterrar a Trump por completo de sus plataformas respectivas.

Este anuncio, al igual que el de Twitter, se produce en momentos en que cientos de miles de personas se manifiestan desde hace más de una semana en todo el país contra la violencia policial, asegurando que sus víctimas principalmente pertenecen a la comunidad negra. 

La muerte de George Floyd, un afroamericano asfixiado por un oficial de policía blanco tras ser detenido, esposado y reducido a finales de mayo, fue el detonante de estas manifestaciones que derivaron en violencia en un país ya afectado por la pandemia del Covid-19, que ya ha provocado más de 100 mil decesos y más de 40 millones de personas desempleadas.

A diferencia de estas redes sociales, Facebook ha optado por no intervenir ni censurar de ninguna manera los mensajes del mandatario estadounidense. Una decisión asumida por Mark Zuckerberg, director y fundador de la plataforma más usada en el mundo, ha sido criticada públicamente por parte del personal de la empresa.