16 Octubre 2021 18:58
Home Política Primer debate presidencial con miras a elecciones de noviembre estuvo marcado por...

Primer debate presidencial con miras a elecciones de noviembre estuvo marcado por emplazamientos entre los candidatos

En la cita, trasnmitida por CNN Chile y Chilevisión, participaron los candidatos Gabriel Boric, de Apruebo Dignidad; Sebastián Sichel, de Chile Podemos+; Yasna Provoste, de Nuevo Pacto Social; José Antonio Kast, del Partido Republicano y Eduardo Artés, de Unión Patriótica. No estuvieron presentes, Marco Enríquez –Ominami, del Partido Progresista, porque se encuentra en cuarentena preventiva tras llegar de México y Franco Parisi, quien está en Estados Unidos.

La noche de este miércoles, a partir de las 22:30 horas, se realizó el primer debate presidencial televisado –transmitido por CNN Chile y Chilevisióncon miras a la primera vuelta que se celebrará el próximo 21 de noviembre.

La cita, que se prolongó por dos horas, fue conducida por los periodistas Mónica Rincón y Daniel Matamala.

Participaron los candidatos Gabriel Boric, de Apruebo Dignidad; Sebastián Sichel, de Chile Podemos+; Yasna Provoste, de Nuevo Pacto  Social; José Antonio Kast, del Partido Republicano y Eduardo Artés, de Unión Patriótica. No estuvieron presentes, Marco Enríquez –Ominami, del Partido Progresista, porque se encuentra en cuarentena preventiva tras llegar de México y Franco Parisi, quien está en Estados Unidos.

El debate estuvo marcado por un nuevo formato utilizado por la cadena organizadora. Esto permitió darle mayor fluidez a la discusión de temas y más interacción entre candidatos, aunque menor tiempo para poder profundizar en las propuestas.

Uno de los momentos que se tomó las redes sociales fue cuando Provoste se refirió a Sichel como Sebastián Piñera. La senadora dijo que se trató de “un lapsus”. “Fue un lapsus y pedí las disculpas”, aseguró la abanderada.

ECONOMÍA

El primero de los temas abordados fue el de las pensiones y la economía, caracterizado por el formato de debate efectuado durante esta noche, con interpelaciones directas entre los aspirantes a la primera magistratura.

Boric sostuvo que está a favor del “cuarto retiro” de los fondos previsionales, además de plantear como objetivo “pensiones dignas qué alcancen al menos al sueldo mínimo”. Por su parte, Artés manifestó que también está a favor del nuevo retiro, pero “sin letra chica”, en alusión a las indicaciones rechazadas hoy, y promovidas por el diputado frenteamplista.

En contrapartida, Sichel manifestó que no está a favor del mencionado proyecto de ley, al igual que el abanderado del Partido Republicano. En cambio, una posición menos diametral mostró Provoste, quién aseguro que estaría a favor del cuarto retiro “pensando principalmente en las mujeres” que perdieron empleos o que no cuentan con el pago de pensiones alimenticias, mencionando este último problema como el “síndrome Parisi”, en alusión al candidato del PDLG, quien fue denunciado el pasado fin de semana a causa de deudas en pensión de alimentos.

No obstante, también hubo algunas polémicas, como por ejemplo el reiterado emplazamiento de Kast a Boric, conminándolo a enfrentar el tema de la inflación asociada a los retiros de las AFP, emplazamientos al cual el abanderado del Frente Amplio y el Partido Comunista no quiso responder.

Sin embargo, Boric sí emplazo a Sichel y señaló que es necesario cambiar el modelo de pensiones planteando un sistema de Seguridad Social. Por su parte, Sichel sostuvo qué “cree en la libertad” y prefiere que no sea el Estado el que decida qué hacer con los recursos de los cotizantes, contestando así también a Eduardo Artés, quien lo acusó de estar “de acuerdo con que las AFP sigan como están”.

GOBERNABILIDAD

En lo que fue el segundo tópico del debate los aspirantes a La Moneda respondieron a la pregunta sobre si su eventual gobierno sería capaz de dar gobernabilidad.

Y uno de los temas que surgió con fuerza fue la Convención Constituyente, de la cual la abanderada de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, señaló: “Es un momento crucial para garantizar las transformaciones en paz. (…) Pero tenemos preocupaciones (…) hay convencionales que buscan hacer fracasar este modelo de la constituyente, y lo que fracasa es la paz social de nuestro país. Hay sectores hoy representados que no han dado gobernabilidad y eso nos preocupa”.

“Difícilmente se puede gobernar un país si no se puede entregar gobernabilidad en la Convención. Hoy es un periodo extremadamente complejo, que requiere capacidad de trabajo para enfrentar estos desafíos”, agregó.

Por su parte, el candidato de Chile Podemos+, Sebastián Sichel, consignó que “tenemos que tener decisiones de estar a un lado y al otro de la fila. Nos olvidamos de gobernar cuando la política se politiza y deja de lado los problemas de las personas”.

“Hay problemas concretos. Yo quiero construir un Presidente de todos los chilenos (…) que no ponga un cartel que Allende es el futuro, que discuta sobre Pinochet, del ciclo sobre el gobierno que pasó. Que entienda que necesitamos una Convención para resolver problemas del futuro y su redacción”, agregó.

Sichel, quien fue emplazado por Boric debido a los convencionales de Vamos por Chile que apoyaron el Rechazo antes de ser escogidos en el organismo, indicó que “quiero que a la Constitución le vaya bien. Estoy preocupado, porque se ha gastado más tiempo en la discusión reglamentaria, los sueldos, las peleas, constituyentes que mintieron. Como profesor de derecho constitucional, que no hemos discutido el fondo de la Constitución”.

En tanto, el representante de Unión Patriótica, Eduardo Artés, aseguró que en el estallido social se pidió asamblea constituyente, pero “terminamos en una Convención que no es lo mismo, bastante más sesgada y con atribuciones distintas”.

De esta forma, acusó que “siguen planteadas las grandes demandas con las cuales salimos a la calle. No más AFP, renacionalización de los recursos naturales, un gobierno con autoridades revocables y con control desde la base social”.

“Todo anuncia un segundo levantamiento popular con más fuerza aún. No se puede hablar de gobierno y de paz social si no se resuelven los grandes problemas, con un sueldo miserable de 337 mil pesos. Luksic habló de 500 mil pesos de sueldo mínimo en pleno levantamiento, asustado como lo hacen normalmente los poderosos”, añadió.

Mientras, el representante del Partido Republicano, José Antonio Kast, ratificó su rechazo a la Convención: “No ha estado a la altura y en eso fui previsor. De los presentes fui el único que votó rechazo y estoy orgulloso. Espero que le vaya bien, pero han hecho todo lo posible para que les vaya mal”.

En materia de gobernabilidad, Boric indicó que “creo que podemos encabezar este proceso porque somos un proyecto colectivo (…) espero ser un presidente que cuando termine su mandato tenga menos poder del que empezó”.

Mientras, Kast señaló: “La gobernabilidad se funda en dos principios. Decir la verdad y cumplir los compromisos. El problema que tenemos en Chile es la falta de credibilidad. Me voy a esforzar en que exista estado de derecho que en Chile se ha perdido. Que haya progreso, para que aquellos emprendedores que quieren salir adelante tengan alas, que eliminemos las burocracia y todas las restricciones que les afectan”.

Por su parte Sichel, quien fue emplazado por Boric de renegar “la historia”, señaló que “amo la historia, he hecho clases de historia. El problema es que la historia nos demuestra que hay que pensar en el futuro y entender el pasado como forma de construir. Y que no le ha ido bien a los países que se refundan o se destruyen, sino cuando se reforman y se perfeccionan. Y la violencia solo genera violencia. Y cuando queremos indultar o dar impunidad, solo logramos tener sociedades más violentas en el futuro”.

Mientras, Artés indicó que “para hacer gobernable nuestro país, tenemos que colocar en el centro a las mayorías. Las mayorías no estuvimos con el acuerdo del 15 de noviembre. Quienes lo firmaron, han fingido una falsa paz para desmontar el movimiento popular. Apagar hasta las brasas el levantamiento. Y algunos estamos en la tarea, y llamo a eso que soplemos las brasas para que se enciendan”.

“Es impresentable que todos quienes han estado en el Gobierno, incluyendo el Frente Amplio y el PC, son responsables de lo que ocurrió el 2019. Claro, explotó todo en el gobierno de Piñera, fue la guinda de la torta. Pero la DC y el PPD no tiene nada que decir. Para gobernar hay que escuchar a las mayorías”, agregó.

“POLERA DE JAIME GUZMÁN”

Entre los enfrentamientos que dejó la discusión, Boric emplazó a Provoste debido a que la Democracia Cristiana solo tiene un representante en la Convención (Fuad Chahín), ante lo que la senadora respondió: “Yo soy la candidata del pacto Unidad Social, que tiene una cantidad de constituyentes, ha hecho un esfuerzo importante de dar gobernabilidad. Gabriel (Boric) fue parte del acuerdo de noviembre en un espíritu dialogante, pero sus constituyentes desconocen el acuerdo”.

Otro de los momentos críticos ocurrió cuando Boric aseguró que “la única coalición que ha respaldado la violencia en Chile es la que representa José Antonio Kast y apoya hoy día Sebastián Sichel. Nosotros queremos hacer cambios con certidumbre, queremos paz y tranquilidad para las personas, porque la ingobernabilidad es no cambiar”.

Ante ello, un enojado Kast consignó: “Yo no voy a dejar pasar (la acusación de Boric). Aquí el que se reunió con terroristas, que se reunió con el Frente (Patriótico) Manuel Rodríguez, el que utilizó una polera de Jaime Guzmán asesinado fue él. Tú has ejercido violencia en contra de las personas honestas que hacen el bien”.

Respecto a la polémica polera, el diputado de Convergencia Social replicó: “Cuando me equivoco tengo la capacidad de aprender de mis errores y pedir perdón. En el caso de la polera que mencionas, fue lo que hice”.

Otro momento a destacar ocurrió cuando Sichel fue emplazado por Artés por su rol en la presidencia del BancoEstado, ante lo que el exministro respondió: “Al final, la política cree que no tenemos explicaciones entre nosotros. A mi me importa que las pymes expliquen si fue buena la gestión”.

Mientras, Kast acusó que en “los gobiernos que plantea el señor Artés no hay pymes, es solo una gran empresa que el Estado”.

Mónica Rincón, le preguntó a los presidenciables si pedirían la destitución del fiscal nacional, Jorge Abbott, debido a la revelación de su reunión con el senador DC Jorge Pizarro mientras este era investigado por el Caso SQM.

Provoste, quien fue la única que no levantó la mano, señaló que “tenemos que tener un sistema distinto de los fiscales. No puede ser solo de una comisión, sino que de la ciudadanía y de los derechos humanos. Lo ocurrido exhibe una necesidad de transformar el proceso completo”.

Por su parte, Boric señaló que “desde el Frente Amplio, fuimos los únicos que presentamos una solicitud de destitución que fue rechazado”, mientras que Kast indicó que “la gobernabilidad requiere ciertos presupuestos y la corrupción se ha instalado. Lo ocurrido con el fiscal nacional generó un halo de ingobernabilidad, debemos reducir el Estado, generar más recursos a través de los impuestos y gastar menos”.

Finalmente, la sección terminó con la consulta sobre si pedirían perdón por las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el estallido social, a la cual Provoste y Artés no pudieron responder porque se les acabó el tiempo.

Sichel dijo que “siempre que un agente del Estado tiene que hacerlo”, Boric que “los responsables no solo tienen que pedir perdón, sino que responder ante los grandes tribunales” y Kast que “se le debiera pedir perdón a las víctimas que han sido afectadas por los actos de vandalismo”.

Un tenso momento se vivió entre el candidato de Chile Podemos Más, y la abanderada de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste.

En la sección de intercambio de preguntas, la senadora emplazó a Sichel y le dijo que “has tenido relación con empresarios poderosos. Entiendo que en algún punto de su vida profesional hizo lobby por ese mundo”.

Posteriormente, la parlamentaria leyó una cita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la necesidad de crear impuestos a los super-ricos y le preguntó al ex ministro de Desarrollo Social si apoya dicha iniciativa.

Al respecto, Sichel indicó: “Trabajé mucho tiempo en el sector privado (…) soy el único, salvo Eduardo, que ha trabajado más tiempo en el periodo privado y me he sacado la mugre para salir adelante, y he pedido ‘pega’, respecto a mi periodo público. He estado en el otro lado de la fila. Jamás he hecho lobby, he sido abogado y estoy orgulloso de eso”.

En ese momento, Provoste aseguró que la acusación de lobby la leyó en Wikipedia y Sichel, irónico, indicó: “increíble que Wikipedia sea una fuente confiable para una senadora. Pero no lo he hecho, habría registro y no lo hay”.

“No estoy de acuerdo con el impuesto a los super ricos. Creo que hay que subir impuestos a entidades dañinas, bajar los impuestos a las empresas, dejar de ahogar a la gente con el IVA”, añadió el ex presidente del BancoEstado, quien sentenció: “Les gustan los impuestos y financiar a la gente de sus partidos”.

Mientras, Provoste replicó: “Es una discusión ética sin dudas, no técnica. Que los que tienen más, paguen más”.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído