La Nación

Inicio » Opinión

¿Para qué sirve la democracia?

Lunes 14 de marzo de 2005

El ejercicio de la libertad (y la creatividad que lleva consigo), la garantía de los derechos e igualdad de los individuos, el control del ejercicio de la autoridad, la sanción del despotismo y la corrupción, la vigencia del equilibrio entre los poderes, la regeneración de la vida de las comunidades locales, etcétera, implica instituir un sistema de coordinación política en libertad. Es decir, involucra lo contrario de una coordinación política autoritaria con un tlatoani en el centro de todo, sistema éste al que (en México) estábamos (¿estamos?) acostumbrados. Suena paradójico, pero no por ello es menos cierto: la democracia sirve fundamentalmente para construir el sistema de reglas que a su vez la consolide y haga posible todo lo demás. Más allá de la leyenda negra del poder que arrastra a los hombres hacia un destino incontrolable, la democracia hace posible, aunque sea modestamente, que los humanos labren un futuro en que el poder ayude a hacerlos libres; a no padecer la imposición de "proyectos" ajenos, sino a mejorar su posición en el mundo.

Francisco Valdés, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, en El Universal, de Ciudad de México (13/03/2005).

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.