La Nación

Inicio » País

CDE insiste en unir caso Huber con tráfico de armas a Croacia

La parte querellante solicitará nuevamente un ministro en visita para investigar la muerte del coronel Gerardo Huber Olivares, mientras intenta revocar el dictamen que condenó sólo "mandos medios" por la ilegal venta de pertrechos.

Lunes 15 de agosto de 2005

ANDREA CHAPARRO

En un intento por establecer un vínculo efectivo entre el tráfico de armas a Croacia -ocurrido en 1991- y la muerte -poco después de destaparse el escándalo- del coronel Gerardo Huber Olivares, entonces jefe del Departamento de Adquisiciones del Ejército, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se esfuerza por mantener abiertos ambos procesos.

Por ello la abogada del CDE, María Inés Horvitz, insiste en la designación de un ministro en visita para el caso Huber y el pasado viernes apeló ante la justicia castrense a las condenas dictadas por el juez militar, general Miguel Trincado Araneda.

HUBER

Según el CDE existen innumerables indicios de que Huber fue secuestrado y asesinado para evitar que declarara sobre quién ordenó que el armamento saliera de las Fábricas y Maestranzas del Ejército (Famae) con destino a Croacia, que estaba en guerra civil y con un embargo impuesto por la ONU para adquirir armas.

Un mes después de descubrirse en el aeropuerto de Budapest el real contenido del cargamento "ayuda humanitaria", Huber -entonces jefe de Adquisiciones de la Famae- fue citado a declarar. Pero el militar despareció y su cuerpo fue encontrado en Cajón del Maipo con el cráneo destrozado. Según peritos del caso habría sido un homicidio calificado.

En la investigación también quedó registrado que funcionarios militares se acercaron a la familia de Huber en busca de documentos y fotografías que estaban en su poder, que el cuerpo apareció sin ropas y la vestimenta que se halló posteriormente pertenecía a su hijo.

Pese a ello la jueza Graciela Gómez, a quien el tribunal de alzada de San Miguel otorgó en 2003 dedicación exclusiva al caso, cerró el sumario por considerar agotadas las diligencias.

CROACIA

En paralelo, la abogada Horvitz continúa trabajando para que se revoque el dictamen que condenó al oficial de la FACH, Patricio Pérez Villagrán, y al capitán de Ejército, Pedro Araya Hermosilla, a cinco años y un día de reclusión por el delito de exportación ilegal de material de uso bélico. Y que sentenció al sargento (R) del Ejército Ramón Pérez Orellana a 540 días de presidio por fraude aduanero, pero absolvió al general (R) de la FACH Vicente Rodríguez Bustos, y a los ex agentes de Aduana, Antonio Sahad Salomón y Sergio Pollman Muller.

El fallo no consigna la participación que tuvieron los altos mandos del Ejército y no es posible que un capitán haya "urdido e implementado solo una operación de esta magnitud", comentó una fuente del CDE.

Además, las condenas resultan insuficientes para el ilícito cometido, pues cuando estalló el caso, Chile recién retornaba a la democracia y el gobierno se vio en serios aprietos ante la comunidad internacional.

A principio de los 90 la comandancia en jefe del Ejercito aún estaba en manos de Augusto Pinochet y, "la exportación de armamento desde Famae no pudo ocurrir sin la venia de Pinochet", expresó el diputado (PPD) Antonio Leal, miembro de la comisión de Defensa de la cámara baja.

Para el CDE Huber fue eliminado por quienes temían que revelara información.

Así también lo declaró al tribunal, en un cuaderno reservado del proceso, un ex militar quien califica de "desinteligente" la operación Croacia y comenta que probablemente se debió "sacrificar" a Huber porque con su muerte se lograría distraer la atención y resguardar a los altos mandos.

El mismo testigo agregó que "habría que ver qué personas ingresaron a Chile durante ese período", pues según el declarante los autores del crimen serían chilenos radicados en el extranjero quienes entraron al país con una única y específica misión: matar a Huber. LN

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.