La Nación

Inicio » Vida y Estilo

Operaciones al cerebro Made in Chile

Tumores pequeños y malformaciones cerebrales se pueden tratar con radiocirugía, una técnica precisa que evita el uso del bisturí. Desde hace nueve años existe esta opción en Chile, pero los pacientes siguen volando a Estados Unidos o Argentina para acceder a ella.

Sábado 8 de octubre de 2005

Desde 1996 existe en Chile el equipamiento y el conocimiento necesario para tratar tumores cerebrales y angiomas mediante la radiocirugía, una avanzada técnica que permite intervenir el cerebro sin necesidad de abrir el cráneo. También están los especialistas en la utilización de esta herramienta.

Sin embargo, los pacientes que padecen malformaciones o tumores en el cerebro, están dispuestos a pagar hasta cuatro veces más por la misma operación realizada en Estados Unidos, Brasil, Argentina y otros países de Europa.

Para Ramón Baeza, oncólogo y director del Instituto de Radiomedicina, IRAM, la principal razón es el desconocimiento que existe respecto de la posibilidad de realizar este tratamiento en Chile y ahorrando una importante cantidad de dinero porque en el exterior cobran entre 18 y 60 mil dólares, sin contar con los gastos que suponen los pasajes y la estadía.

Para Juan Solé, médico radioterapeuta, especialista en radiocirugía del IRAM, otro factor que incide en este desconocimiento, es el sistema de incentivos que reciben algunos médicos que derivan a pacientes al extranjero.

La radiocirugía se utiliza para tratar lesiones como malformaciones vasculares, meningiomas (tumor benigno), neurinomas (tumor de la estructura nerviosa) y metástasis ubicadas en el cerebro.

En términos simples, consiste en dirigir un haz o haces de radiación al lugar comprometido, acabando con el tumor sin necesidad de intervenir quirúrgicamente ni bisturí.

Profesionales entrenados

En 1995, un equipo de médicos chilenos conformado por especialistas en radioterapia, neurocirugía y física médica del Instituto de Radiomedicina (IRAM) viajó a Alemania para entrenarse en radiocirugía en la Universidad de Heidelberg.

Baeza, director del instituto, reseña que a la fecha ya han tratado cerca de 300 pacientes: 150 malformaciones arteriovenosas, 50 meningiomas , 40 neurinomas, 35 metastasis y 30 tumores recidivados, de preferencia en niños, todos ellos "sin ninguna complicación aguda".

El tratamiento en Chile, cuesta del orden de los 10 mil dólares, alrededor de cinco millones y medio de pesos. Además, tiene un convenio especial con el Instituto de Nuerocirugía, mediante el cual Fonasa se hace cargo del pago del tratamiento.

La intervención

La radiocirugía, como tal no dura más de algunos minutos, pero el procedimiento completo puede llevar un par de horas. El paciente debe ubicar la cabeza en una posición específica para fijarla con un marco que impida su movimiento.

Baeza señala que "muchas veces no se puede operar en forma convencional el cerebro, porque hay que llegar a áreas que son bastante sensibles y es fácil producir daños con secuelas neurológicas permanentes. Ante esta realidad, la radiocirugía permite tratar a estos pacientes que son técnicamente inoperables", pues "la precisión que buscamos y obtenemos, es de fracciones de milímetros", añade el oncólogo.

El tamaño de la lesión en el cerebro es clave a la hora de definir qué casos pueden ser tratados mediante este procedimiento, pues el diámetro ideal es menor a 3 - 4 cms.

Con esta técnica se puede operar cualquier zona del cerebro que tenga una lesión pequeña de difícil acceso.

El doctor Solé explicó que los riesgos de daño dependen de la zona del cerebro a tratar, "pero en la literatura y en nuestra experiencia es menor del 2 -4% la necrosis que ocurre y con regresión en la mayoría de los casos". Si la lesión es a nivel de nervios, la zona queda irritada por un tiempo breve y luego en forma espontánea o con corticoides vuelve a la normalidad.

"Si uno sigue en forma reglada las recomendaciones aceptadas por la experiencia internacional no debería existir daño permanente derivado del tratamiento de radiocirugía y cero índice de mortalidad", dice Solé.

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.