La Nación

Inicio » Cultura y Entretención

Mujeres bellas muertas

Miércoles 16 de noviembre de 2005

Fernanda Donoso

"NI UNA MÁS", exigen miles de manifestantes en Ciudad Juárez y en todo México. "Cosecha de mujeres, Safari en el desierto", de la periodista Diana Washington Valdez es una investigación impresionante. ¿Delirio? ¿Locura colectiva? ¿Puzzle policial? Todo eso. Desde 1993 hasta hoy, 400 mujeres han sido asesinadas y violadas en Ciudad Juárez con la máxima violencia: los crímenes la convirtieron en la capital mundial del femicidio.

Cuerpos tapados con sábanas, funerales, miedo. "Ni una más", repiten los mexicanos, aunque en el primer semestre de 2005 ya sumaban 20 las nuevas víctimas. Juárez, un millón y 200 mil almas y cuerpos, frontera de dinero sospechoso, violencia, alto consumo y tráfico de drogas. En el centro de la ciudad hay una señal de tránsito: "Alto/ Mujericidio". Desde allí han desaparecido, a plena luz del día, gran parte de ellas.

Trescientas asociaciones independientes de México están tras la pista de esta historia salvaje que es también el tema de la última novela de Roberto Bolaño, "2666". Si en la obra del chileno, los personajes más disímiles confluyen en Santa Teresa -el nombre de ficción de Ciudad Juárez-, en el libro de Diana Washington hay una urgencia dramática. La del sabueso que no suelta a su presa. Son expresivas las fotos del dossier adjunto, tomadas casi al azar:

Foto 2: Interior de un bar de Ciudad Juárez llamado Club 15. En las paredes y en el techo, fotos explícitas y sofisticadas de mujeres semidesnudas. La etiqueta de una botella dice "Lamato". Según un informe del FBI, el ático del Club 15 se utilizaba para almacenar "recuerdos" de las víctimas.

Foto 8: Imágenes de mujeres y niñas asesinadas. Todas, sin excepción, jóvenes y especialmente bonitas. La mayoría de ellas maquiladoras, obreras de sueldos más que mínimos en Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos.

Foto 17: El misterioso "compadre", en medio de dos famosos y rutilantes toreros.

Las pistas están ahí. El desierto es un buen lugar para esconder cadáveres, y la saña con que las mataban fue lo primero que sobresaltó a la periodista. "Ese día de 1999 permanecí despierta hasta la madrugada, leyendo relatos que describían muerte por muerte. Pese a las afirmaciones de las autoridades, los crímenes no tenían nada de normal y ya eran demasiados".

"Después supe que existía algo mucho más turbio (...) Al parecer los criminales eran hombres poderosos que gozaban de influencia en las más elevadas esferas del Gobierno mexicano". Y también "homicidas en serie, pandillas salvajes y 'puchadores' de droga". Diana Washington Valdez agrega: "Este libro fue escrito porque hay vidas en juego".

 

"COSECHA DE MUJERES

Safari en el desierto mexicano"

Reportaje

Diana Washington Valdez

Editorial Norma

Barcelona, 2005, 296 páginas

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.