La Nación

Inicio » Opinión

Al Gore renace en Hollywood

La prensa progresista y el mundo del cine avivan una nueva candidatura del ex vicepresidente: Soso y rígido en su asalto a la Casa Blanca del 2000, Gore se ha transformado.

Miércoles 10 de mayo de 2006

Andy Robinson

No figura en los planes electorales de la cúpula demócrata en Washington para las presidenciales de 2008. Pero Al Gore tiene aliados importantes en otros cuarteles generales demócratas de la costa de California, como Hollywood y Silicon Valley. El 24 de mayo se estrena el documental "An inconvenient truth", dirigido por Davis Guggenheim, creador de la serie Deadwood: será una prueba de la viabilidad de una candidatura en las primarias demócratas y, si gana, de un segundo asalto a la Casa Blanca, según los donantes demócratas de Hollywood citados en los medios.

Gore, que cumplirá 60 años en 2008, no ha declarado interés en presentarse a las primarias. Si lo hace, enfrentará, con probabilidad, a Hillary Clinton, una rival astuta, experimentada y camaleónica, percibida como de izquierda por algunos y centrista por otros. Clinton ha empezado a recaudar discretamente fondos para su posible candidatura. Pero, según la columnista Arianna Huffington, muchos en Hollywood empiezan a dar la espalda a la ex primera dama por apoyar la guerra y por un estilo excesivamente calculador. "Los insiders de Hollywood dicen en privado que quieren buscar a otro candidato", dijo Huffington en su blog. "Y cada vez más, el buzz en Hollywood está centrado en Gore", añadió.

Una especie de goremanía se extiende por algunos medios de comunicación. Nada menos que tres revistas han publicado reportajes de portada sobre Gore. "Vanity Fair" le coloca junto a Julia Roberts y George Clooney en la portada de un número verde que hace un llamamiento a "una nueva revolución americana" en defensa del medio ambiente. Liderada, se entiende, por Gore: "La negligencia de la administración Bush respecto de nuestro planeta ha desatado la pasión, la ira, la sabiduría y el intelecto de Gore (...); es difícil no preguntarte si no es el mejor candidato para 2008", afirma "Vanity Fair". Por su parte, "Wired", revista de referencia de la clase de jóvenes geeks, técnicos de Silicon Valley, se deshizo en elogios a Gore en un artículo de portada titulado "La resurrección de Al Gore".

Gore, ridiculizado en 2000 por decir que había inventado Internet, parece tener seis años después el apoyo de los líderes de Silicon Valley. Es consejero de Apple, asesoraba a Google y tiene sus propias iniciativas empresariales con el fondo de inversión Generation Investment Management y el canal de televisión juvenil Current TV, que fundó con el empresario de Internet Joel Hyatt. "Wired" deja constancia de la presencia en una de las conferencias de Gore en la costa oeste de Steve Jobs, fundador de Apple; Larry Page y Eric Schmidt, de Google, y Jerry Yang, de Yahoo -todos multimillonarios-, así como de los banqueros de capital riesgo de California John Doerr, Bill Draper y Vinod Khosla.

La revista "American Prospect" -cuyo nuevo director, Mike Tomasky, se considera una de las mentes más despejadas de los demócratas- publicó otro artículo de portada titulado "Renacido para presentarse". Para Gore, explica, "recaudar financiación será fácil, y la comunicación también (...) en vez de depender de la prensa puede distribuir sus discursos por correo electrónico, videos en Internet o blogs". "Time" añade en su último número que "no puede haber mejor momento para que el país eche otro vistazo a Al Gore". Cuando el documental de Gore se estrenó en Sundance, el ex vicepresidente asistió a varias fiestas en la pequeña estación de Park City, junto con peces gordos de estudios como Sony y Paramount. Algo que, según dedujo el semanario de cotilleo "Insider The New York Observer", "fijó con cemento el nuevo estatus de Gore como el político predilecto del mundo del cine".

Soso y rígido como el peor Gregory Peck en su asalto a la Casa Blanca de 2000, Gore se ha transformado. Alejándose de lo políticamente correcto y los sondeos, ha arremetido contra la guerra en Irak y lidera cuestiones medioambientales ya no con el lenguaje del tecnócrata, sino con la pasión del profeta. Su acento sureño de Tennessee se ha profundizado, y ha engordado, superando los 100 kilos, señal de que ha abandonado la política de asesores de imagen.

El enlace entre Hollywood y Silicon Valley en el lanzamiento de Gore es Jeff Skoll, fundador de eBay y productor cinematográfico. Ahora presidente de la productora Participant Productions, Skoll ha demostrado un olfato político al convertir películas subversivas y políticamente complejas como "Syriana" en éxitos de taquilla. El colaborador de Skoll en la producción del documental de Gore, Lawrence Bender, que trabajó con Quentin Tarantino en la serie de Kill Bill, ha dicho que "Gore sería un candidato fenomenal". Huffington y Laura David -mujer de Larry David, autor de Seinfeld-, ambas influyentes figuras en Hollywood, han emprendido la precampaña de apoyo a Gore. La progresista radio Air America lo respalda, así como Moveon.org, con su base de activistas en Internet. Tampoco va a perjudicar al ex vicepresidente ser propietario del canal juvenil Current TV. "Sundance fue la pista de despegue", dijo un presentador de Air America.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.