La Nación

Inicio » Opinión

La maquila en Paraguay

Lunes 4 de septiembre de 2006

El nuevo e inexplicable exabrupto del Presidente Nicanor Duarte Frutos, calificando a la industria nacional de la maquila como "la nueva esclavitud hoy en el mundo", resulta para el público no sólo sorprendente, sino en extremo alarmante. Es sorprendente porque su disparatada arremetida contra el régimen legal de la maquila -en los últimos años ha creado empleos formales para numerosos paraguayos- no responde a motivo aparente alguno que no sea el populismo, y es alarmante porque el Jefe de Estado no puede desconocer que con esta actitud y retórica irresponsable lo único que consigue es ahuyentar a los pocos inversionistas dispuestos a arriesgarse en el país (...)

El Presidente y su equipo económico parecen desconocer de qué trata la industria maquiladora y las razones de la creciente puja entre los sindicalistas radicalizados y el sector empresarial de los países desarrollados. En estos países, los sindicatos acusan de "explotadores" y "mercantes de esclavos" a los empresarios e industriales que, buscando mejorar su rentabilidad, trasladan fábricas y capitales a naciones pobres, estableciendo en las mismas industrias y negocios, aprovechando las ventajas de los menores costos laborales y abundancia de mano de obra, reclamando penalizaciones y medidas de fuerza contra los mismos. Pero esos sindicalistas denuncian esta supuesta "esclavitud" con el único propósito de frenar la emigración de industrias y empleos, sin importarles la desocupación y miseria en que viven los trabajadores de nuestros países. ¿A quiénes defiende Nicanor? La maquila es un régimen legal de subcontratación que permite a las grandes empresas fabricar sus productos en los países menos desarrollados, trasladando sus equipos, maquinaria e instalaciones, así como los insumos necesarios, sin pagar impuestos, en régimen de "admisión temporaria". Toda la producción de la industria maquiladora, excepto 10%, debe reexportarse posteriormente. Este sistema representa una enorme ventaja para las empresas extranjeras, dado que pagan un impuesto de solo 1% sobre el costo de producción (...) La maquila transformó a México en potencia económica, creando millones de fuentes de trabajo y mejorando la calificación laboral y los salarios. También está experimentando un gran desarrollo en América Central y Asia. En el proceso de desarrollo las naciones empiezan produciendo productos sencillos para luego pasar gradualmente a la fabricación de bienes de mayor valor tecnológico (...)

El Presidente, para evitar que la población continúe hundiéndose en la pobreza y miseria, debe relegar el populismo y comenzar a priorizar la producción, la inversión y el empleo. Si quiere mejorar su imagen para apoyar su enfermizo afán reeleccionista, no debe caer en este tipo de discursos incoherentes que más bien llevan su figura de Mandatario por el suelo.

ABC Color

Asunción, Paraguay

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.