La Nación

Inicio » Vida y Estilo

Pastor evangélico fue dado de baja por homosexual

Jueves 5 de octubre de 2006

A la pastora Sandra Cid le cuesta ser directa para explicar las razones por las que el pastor Ricardo Cid Castro (40 años) fue destituido de su cargo de presidente del directorio de la Iglesia Evangélica Pentecostal Impacto de Dios. Habla de actos reñidos con la moral, de los estatutos que rigen a la iglesia y de la imagen a los fieles. Finalmente, llega al tema de fondo: "Se le encontró teniendo sexo con otro joven de la iglesia en la casa de mi mamá".

 Desde ese momento, se desató una guerra poco santa entre ambos. Directorios paralelos, división entre los feligreses, querellas por lado y lado, y descalificaciones entre ambos. También balazos y agresiones. Un dato: Sandra y Ricardo son hermanos.

 "En este estado, siendo homosexual, no puede dirigir la iglesia", explica la mujer. "Hay que ser una persona intachable y si es homosexual, no lo es. La iglesia está para restaurar a estas personas. Pero una persona así no puede estar al frente".

 Ricardo Cid no lo entendió así. Por eso, con sus seguidores se tomó la sede de la iglesia y los cerca de dos mil fieles hoy están divididos. Unos siguen a Ricardo Cid. Otros a Sandra Cid. ¿Quién decide la legitimidad de uno y de otro? "Estamos a la espera de que el Ministerio de Justicia se pronuncie al respecto".

 Sandra Cid y su abogado presentaros querellas por apropiación indebida de fondos, injurias y calumnias y por el delito de lesiones graves.

 Los cálculos del contador Jorge Guerra hablan de una cuenta corriente de 8 millones de pesos. "Pero nunca él (Ricardo) me dejó ingresar a los diezmos para saber cuánta plata realmente entraba", acusa. "Para mí, él se los dejó. Podría calcular unos 20 millones mensuales desde 2001".

 Ricardo Cid no se hace problema. "Esta es una pugna de poder", dice. "Mi hermana está loca", agrega de inmediato. Las acusaciones se repiten del otro lado. Cuenta que mientras estaba de viaje en Estados Unidos, su hermana robó dinero de la Iglesia. Se querelló por eso. Asegura que tuvo que denigrarse para hacerse exámenes que demostraran que las acusaciones de homosexualidad son "injurias y calumnias". Por último, aclara que en la toma de la iglesia, el grupo de Sandra fue quien disparó.

 Pía Lazo es vecina del sector. Cuenta que ese el día el barrio parecía una población. "Se agarraron a balazos en plena calle. Carabineros sacó una gran cantidad de armamento de ahí dentro".

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.