Miércoles, 22 febrero 2017 | 21:13 » UF$ 26.363,90 US$ 643,63 €$ 677,59

»BUSCAR »

La Nación

Inicio » País

Bachelet explica decisión sobre Pinochet y lo define como "referente de división"

Ayer la Mandataria señaló que "hay momentos para actuar y momentos para hablar". Indicó que el deceso del dictador fue "el minuto para actuar de la hija del general Bachelet, que es sobre todo Presidenta de los chilenos". Asimismo dijo que "he tomado decisiones, he actuado, he garantizado lo que me parece que un Presidente de la República tiene que hacer ante una situación que podría tener altísima conflictividad".

Jueves 14 de diciembre de 2006 + Sigue a La Nación en Facebook y Twitter

Varios simbolismos se fraguaron tras la muerte del general Augusto Pinochet Ugarte. El nieto del asesinado comandante en jefe del Ejército, Carlos Prats, Francisco Cuadrado, ingresó a la Escuela Militar para escupir el féretro del fallecido militar; el capitán Augusto Pinochet Molina pronunció un encendido discurso en las exequias de su abuelo; y la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, hija de coronel y nieta de general de Ejército, asistió, en medio de pifias, al funeral.

La Presidenta Michelle Bachelet -hija del general de la FACH Alberto Bachelet, que murió de un infarto producto de las torturas en 1974- también tuvo un gesto potente en este momento histórico: "Entender que es Presidenta de todos los chilenos". Por ello, ayer la Mandataria se refirió por primera vez directamente a Pinochet y explicó que "hay momentos para actuar y momentos para hablar". Indicó que el deceso del dictador fue "el minuto para actuar de la hija del general Bachelet, que es sobre todo Presidenta de los chilenos".

"Yo aquí he tomado decisiones, he actuado, he garantizado lo que me parece que un Presidente de la República tiene que hacer ante una situación que podría tener altísima conflictividad por las pasiones y sentimientos que produce", afirmó ante la efervescencia política que se ha vivido desde el domingo 10.

En este sentido, afirmó que su decisión de no decretar honores de Jefe de Estado a Pinochet la detallará "la próxima semana cuando los ánimos estén más calmados".

"He actuado con el convencimiento de que mi rol como Presidenta me significa mirar por el bien de todos en el país. Chile con el esfuerzo de todos ha consolidado una democracia fuerte, sólida y estable. Los chilenos hemos logrado reencontrarnos, ha sido nuestro más preciado bien y debemos defenderlo", dijo.

En referencia al quiebre político que se ha apreciado en el país por la muerte de Pinochet, la gobernante postuló que "se han visto expresiones de división que por momentos nos recordaron los tristes episodios que Chile superó".

"La muerte del general amenazaba con dividir a los chilenos nuevamente, dadas las fuertes emociones y sentimientos que provocaría en nuestros ciudadanos este hecho. Por eso, para la Presidenta de la República, éste era el momento de actuar; era el momento de garantizar la paz social y el orden público, de evitar los enfrentamientos entre las partes y permitir las manifestaciones legítimas en democracia", adujo.

Bachelet manifestó que el protocolo aplicado en los funerales correspondió a una planificación realizada con "anticipación y precisión", lo que se reflejó en que "el país se mantuvo sin mayores alteraciones de orden público y también en plena normalidad". Se logró, concluyó, actuar "con prudencia, pero a la vez con firmeza y con visión histórica". Según fuentes de Gobierno, el acuerdo sobre el modo de operar ante el fallecimiento de Pinochet se pactó entre Bachelet, siendo ministra de Defensa, y el ex comandante en jefe Juan Emilio Cheyre en 2004. Este acuerdo lo validó el entonces Presidente Ricardo Lagos.

Sin embargo, el general Óscar Izurieta también fue parte del entendimiento.

FUTURO DEL PAÍS

"Siempre he dicho que en Chile caben todos, que aspiro a un país integrado. Por lo mismo ha habido espacio tanto para la expresión del dolor de algunos y de los sentimientos de otros", agregó ayer Bachelet.

Respecto de lo que significa para La Moneda la muerte de Pinochet, la Jefa de Estado argumentó que "simboliza la partida de un referente de un clima de divisiones en el país, de odios, de violencia".

En todo caso, precisó que su deceso no marcará el inicio de una nueva etapa, porque ésta comenzó en 1990 cuando se logró la democracia y se inició el proceso de consolidación de las instituciones civiles y de reencuentro entre los ciudadanos. "En la historia que Chile tiene, los dolores persisten por mucho tiempo y los sentimientos persisten. Sin embargo, estoy convencida de que la gran mayoría de los chilenos lo que quiere es seguir construyendo un presente y un futuro, donde todos tengan una mejor forma de vivir en nuestra patria".

Pese a la normalidad con que La Moneda continúo sus labores en estos días, existe certeza de que se experimentó el momento de mayor tensión en el nexo cívico-militar. La determinación del Ejecutivo de no brindar funerales de ex Presidente a Pinochet caló hondo en la institución, que el mismo domingo, tras conocerse el deceso del jefe militar, decidió suscribir una inserción en "El Mercurio" lamentando el fallecimiento y reconociendo su calidad de ex Presidente de la República. Esto irritó a La Moneda, aunque se decidió no escalar un conflicto con la institución castrense.LN

RSS»

País

Redes Sociales »

Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros
Publique con nosotros

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860
Oficina 183, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.