La Nación

Inicio » País

El reemplazo de Barrueto por Delpiano en Santiago marca primer cambio de intendentes y gobernadores

El reemplazo de Barrueto por Delpiano en Santiago marca primer cambio de intendentes y gobernadores

Velasco aterrizó temprano procedente de sus vacaciones en Cuba y ya al mediodía se instaló a cumplir con la instrucción de la Presidenta. Una larga serie de llamadas a autoridades salientes y entrantes definió gran parte del día del secretario de Estado, que después de las 18 horas instruyó el comunicado de dos páginas.

Lunes 22 de enero de 2007

I.T. / R.D.

 

El más anunciado ajuste en el equipo de autoridades regionales, intendentes y gobernadores, se efectuó en el momento más sorprendente: casi a las 19 horas de un domingo de verano a través de un comunicado del Ministerio de Interior y estando La Moneda vacía de altos funcionarios. De este modo, luego de meses de elucubraciones respecto de la decisión de la Presidenta Michelle Bachelet se despejó el primer ajuste de los mandos territoriales.

Ya en julio, luego del cambio de gabinete que derribó al DC Andrés Zaldívar de Interior y al cuestionado Martín Zilic de Educación, se especuló en torno a lo inminente de la salida de jefes regionales mal evaluados, como el intendente de la Metropolitana, Víctor Barrueto (PPD), pero no fue sino hasta ayer, luego del retorno de vacaciones del ministro del Interior, Belisario Velasco, cuando finalmente se concretó la medida. Ésta implicó la salida de cinco intendentes y doce gobernadores.

Velasco aterrizó este domingo procedente de Cuba y ya al mediodía se instaló a cumplir con la instrucción de la Presidenta. Una larga serie de llamadas a autoridades salientes y entrantes marcó gran parte del día del secretario de Estado, que después de las 18 horas redactó el comunicado de dos páginas.

Fue el propio Velasco quien a principios de diciembre desplegó la negociación con los partidos bajo la premisa de que un Gobierno con sólo cuatro años para realizar el programa requiere un staff de primera línea y de una revisión constante, por lo cual todos sus miembros están permanentemente en la mira. En esta línea, a quienes se anunció su partida habrían tenido problemas serios de gestión y coordinación con los parlamentarios de la zona, que son un lobby determinante en términos de quién gobierna las regiones. Además, los intendentes salientes habrían, según el análisis que realizó Velasco con los líderes del oficialismo, pecado de falta de experiencia, fallas que el Ejecutivo, que en marzo cumple un cuarto de su período no puede encajar.

El caso más emblemático es el de Barrueto, que será reemplazado por la ex ministra y hoy directora de asuntos socioculturales de la Presidencia, Adriana Delpiano, también PPD. Fue en abril, a pocas semanas de haber asumido, cuando el futuro para Barrueto se ennegreció. El error de no haber decretado alerta ambiental el domingo 9 de abril, cuando los niveles de contaminación exigían la medida, puso en duda su idoneidad para el cargo. Éste no repostuló a la cámara baja convencido de que obtendría con el triunfo de Bachelet una cartera ministerial como Mideplan y en 2004 encaminó al PPD rápidamente detrás de la candidatura de Bachelet, antes incluso que el propio PS. Sin embargo, terminó en una intendencia compleja y expuesta, que además al PPD no le interesaba.

Cuestionado desde el inició, Barrueto fue mal calificado, ya que se le exigía el perfil mediático de Marcelo Trivelli y la capacidad de gestión de Ximena Rincón, dos ex intendentes DC. Ninguna de estas condiciones fue cumplida a cabalidad por Barrueto, que sumó equívocos: la falta de control durante la "revolución de los pingüinos" y después la ausencia del abogado en el juicio contra el autor del lanzamiento de una bomba molotov en los incidentes de septiembre. El cambio de Barrueto, en rigor, estuvo anunciado desde hace meses, así como su reemplazo, una laguista de la primera hora, la ex ministra Adriana Delpiano, además cercana al bitarismo. Por esto ayer el PPD emitió una declaración valorando a Barrueto, aunque también reconoció la prerrogativa presidencial (reacción distinta a cuando en enero de 2006 se designó a Ricardo Lagos Weber como ministro portavoz).

REGIONES

En las otras intendencias donde hubo ajustes, éstos también habían sido previstos. Un enroque partidario hubo en las regiones I y III. En la de Tarapacá salió la abogada socialista Patricia Pérez Zamorano, que debió enfrentar conflictos como el paro de transportistas y los portuarios, y entró la ex diputada iquiqueña DC Antonella Sciaraffia Estrada (ella es iquiqueña, pero en los próximos meses la región se dividirá). En Atacama salió Julieta Cruz, lo que supone un rudo golpe para el diputado colorín Jaime Mulet, ya que a ella la llamaban "generalísima" de Mulet en su pretensión senatorial para 2009. Ingresó en su reemplazo la administradora municipal socialista de Copiapó Viviana Ireland Cortés.

En la Sexta Región, la intendencia continuó en manos de la falange y se sustituyó al ingeniero Héctor Leiva Polanco por el profesor Héctor Huenchullán Quintana. En la Novena, en tanto, el ingeniero forestal PPD Óscar Eltit Spielmann, que ya había sido intendente durante el Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, retornó y dejó fuera al abogado DC Eduardo Klein Koch.

Un caso especial es la salida del gobernador de Melipilla, Jorge Leiva, que siendo jefe de gabinete de Adolfo Zaldívar estuvo ligado al escándalo Chiledeportes. Y es que ayer los colorines DC quedaron sin razones para festejar. LN

 

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.