La Nación

Inicio » Opinión

  La masacre de Omaha

Martes 11 de diciembre de 2007

Ocho personas que sólo pensaban pasar un rato y hacer alguna compra de Navidad en un centro comercial de Omaha, en Nebraska, se encontraron con la muerte. Un joven de 19 años, incapaz de asumir unos pequeños fracasos, decidió quitarse la vida. Pero antes de acabar con ella quiso llevarse por delante otras, las de unos desconocidos; cualquiera valdría. "Voy a ser muy famoso", dejó escrito, aunque puede que en un tono irónico.

La nueva tragedia ha servido a los medios de comunicación españoles, una vez más, para mostrar su desprecio por las víctimas, al deslizar que la culpa de ésta y otras masacres la tiene el hecho de que en EEUU haya libre posesión de armas. Porque si les doliera que se produzcan episodios como éste tendrían el ánimo de plantearse cómo se puede llegar a esta situación. ¿Cuál es la historia de la libertad de armas en aquél país y en Europa? Por desgracia, la masacre del centro comercial es más típica de lo que se piensa. Como el caso de la matanza de la Universidad de Virginia, este centro comercial era declarado "zona libre de armas". La mayoría de este tipo de tiroteos se producen en áreas en que no se puede llevar un arma. Los asesinos, incluso los suicidas, proceden de modo racional y prefieren actuar donde se sientan seguros. Y porque quienes inician un tiroteo en las áreas en que sí se permite llevar armas, no pueden completar sus planes sin ser antes abatidos.

Las víctimas merecen nuestro respeto y, por tanto, no despachemos tragedias como la de Omaha con un juicio a la ligera.

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.