02 Diciembre 2020 17:24
Home Internacional Senador cercano a Trump advierte que los demócratas tienen "buena chance" de...

Senador cercano a Trump advierte que los demócratas tienen “buena chance” de ganar las elecciones

Biden aventaja a Trump por casi diez puntos porcentuales en el promedio nacional de encuestas de opinión para los comicios del 3 de noviembre. Pero sobre todo marcha adelante, aunque con un margen más estrecho, en los estados clave que deciden la elección.

Los demócratas tienen “buena chance” de llegar a la Casa Blanca, reconoció este jueves el senador republicano Lindsey Graham, muy cercano a Donald Trump, subrayando la dinámica positiva que parece llevar Joe Biden frente al presidente y candidato a 19 días del escrutinio en Estados Unidos.

En estas elecciones plagadas de sobresaltos, en las que más de 17,5 millones de estadounidenses ya han votado de forma anticipada, los dos candidatos responderán este jueves en directo a las preguntas de los electores, pero cada uno en cadenas diferentes.

El presidente republicano responderá durante una hora a un grupo de ciudadanos en Florida a partir de las 20H00 locales (00H00 GMT) en NBC, mientras que simultáneamente su rival hará lo mismo en su estado natal de Pensilvania en una cadena de la competencia, ABC.

Ambos son territorios clave y fueron conquistados por el millonario republicano en 2016, aunque Joe Biden parece capaz ahora de disputarle la victoria. 

El exvicepresidente demócrata, de 77 años, aventaja a Trump, de 74, por casi diez puntos porcentuales en el promedio nacional de encuestas de opinión para las elecciones del 3 de noviembre. Pero sobre todo marcha adelante, aunque con un margen más estrecho, en los estados clave que deciden la elección.

Suficiente para hacer que el destacado senador Graham admitiera que los demócratas tienen “buena chance de ganar la Casa Blanca”, una toma de posición rarísima para esta figura del Partido Republicano. 

Sus declaraciones llegan días después de que el también legislador conservador Ted Cruz advirtiera que los republicanos pueden enfrentar “un baño de sangre” en las elecciones de noviembre. 

De vuelta

Pero los observadores repiten regularmente sus llamados a la prudencia, señalando por ejemplo el escrutinio de 2016, cuando Trump dio una de las mayores sorpresas de la historia política estadounidense al imponerse a Hillary Clinton. La candidata demócrata también lideraba los sondeos en las semanas anteriores al voto.

Recuperado, y jactándose incluso de estar “inmunizado” del virus, el presidente volvió con placer al ruedo de la campaña el lunes y ha aparecido todas las tardes con su gorra roja y rodeado de miles de seguidores en los estados clave. Florida, Pensilvania, Iowa: Trump encadenó tres mítines en tres días y tiene otro previsto este jueves en Carolina del Norte. 

Enfrente, la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, tuvo que suspender sus desplazamientos “por exceso de prudencia”, hasta el domingo debido al diagnóstico de casos de covid-19 en su entorno, anunció el equipo de campaña demócrata, que precisó que Joe Biden dio negativo a la prueba efectuada el miércoles por la noche.

Firme en su estrategia, Trump no cesa de lanzar ataques contra su adversario. El miércoles en Des Moines, Iowa, acusó a Biden de ser un “político corrupto”. “No debería incluso ser autorizado a presentarse como candidato a la Casa Blanca”, apuntó.

Y repitió su acusación de que si el demócrata gana “la izquierda radical gobernará el país”. 

Trump rechazó participar en un segundo debate, previsto el jueves, desde que los organizadores anunciaron la semana pasada que se haría de forma virtual como medida de precaución, por si aún resultaba contagioso. 

“No voy a perder mi tiempo”, lanzó entonces.

Extremadamente precavido frente al virus, incluso demasiado según los republicanos que le acusan de aprovecharlo para esconderse de los electores, Biden rechazó atrasar la fecha de su segundo duelo como proponía el equipo de Trump.

Los demócratas no accedieron a cambiar un calendario fijado desde hace tiempo para seguir el “comportamiento errático” de Trump, según la respuesta del equipo de Biden. 

“La gente adora el drama”

En el programa de este jueves, Trump y la moderadora Savannah Guthrie respetarán la distancia social en un espacio abierto del Museo de Arte Pérez en Miami, y los participantes que harán las preguntas tendrán mascarillas, precisó NBC.

El doctor Anthony Fauci, que asesora al gobierno estadounidense en la pandemia, estimó que había “un alto grado de confianza” en que Trump ya “no está diseminando virus”, agregó la cadena.

El “town hall”, una tradición política estadounidense, es una transmisión televisada, en directo, durante la cual un panel de votantes, bajo la supervisión de un moderador, interroga a un candidato.

En esta ocasión, las audiencias de estas dos citas televisivas se esperan particularmente para ser comparadas. 

Aunque para David Canon, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Wisconsin, no hay duda: el “town hall” del tempestuoso presidente estadounidense atraerá más televidentes: “La gente adora el drama”.

Un tercer debate sigue previsto para el 22 de octubre en Nashville, Tennessee.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído