La Nación

Inicio » Videa y Estilo

  Síndrome del Opérculo Torácico: Cuidado con levantar los brazos

  Esta patología puede presentarse en quienes realizan ejercicio excesivo que implique levantar los brazos y hacer trabajo de fuerza, como los fanáticos de las pesas.

Miércoles 16 de marzo de 2011

Actividades como la que realizan en forma permanente los bibliotecarios, trabajadores de la construcción, deportistas, o levantadores de pesas ocasionales, deben ser controladas cuando se presentan con síntomas de dolor y pérdida de fuerza en los brazos.

Si no es tratado a tiempo puede generar dolor e inflamación crónica y, si la arteria ha sufrido daño, podría desarrollarse un aneurisma que requerirá de una rápida intervención.

Justamente por ese motivo los expertos recomiendan realizar una actividad deportiva, o laboral con la debida supervisión y control, esencialmente cuando se implementa una rutina excesiva, para hacer todo lo que no se hizo durante las vacaciones.

De acuerdo a lo que explica el doctor Renato Mertens, Jefe del Departamento de Cirugía Vascular y Endovascular de la Universidad Católica, ocasionalmente se puede desarrollar una complicación aguda muy riesgosa: la trombosis de las venas del brazo.

Esto implica que un trombo o coágulo obstruye el flujo sanguíneo, generando dolor intenso e hinchazón permanente. Este nivel de dolor puede ser altamente invalidante y deteriorar la calidad de vida de las personas.

Una de las patologías poco conocidas que puede afectar a los fanáticos de las pesas es el Síndrome del Opérculo Torácico (SOT). Ocurre cuando los vasos sanguíneos y nervios presentes desde la salida del tórax hacia el brazo se comprimen, causando gran dolor en la extremidad superior y cuello.

Existen diversos tipos de síndrome o formas en las que se presenta. "El más frecuente se relaciona con la compresión de los nervios y genera fuerte dolor al levantar los brazos. También puede surgir edema y, en algunos casos, frialdad y palidez de los dedos de la mano", cuenta el doctor Mertens.

KINESIOTERAPIA O CIRUGÍA

El tratamiento, en general, comienza con kinesioterapia, ejercicios para los músculos de los hombros y reeducación de la postura.

Si esto no da resultado, los especialistas realizan una cirugía poco invasiva, que consiste en remover la primera costilla a través de una pequeña incisión.

En algunos casos particulares, la arteria puede haber sufrido daño por la compresión de los huesos y haber desarrollado un aneurisma: "En esos casos, se debe intervenir de inmediato a la persona ya que corre riesgo, incluso, de perder la extremidad.

Se lleva a cabo la misma cirugía para remover la primera costilla y, además se trata el aneurisma haciendo un by-pass", indica el médico.

Para prevenir sufrir este cuadro el doctor Mertens agrega que se debe buscar un desarrollo muscular armónico y que se debe tener en cuenta que si existe una lesión anatómica, como una costilla cervical anómala, las personas estarán más propensas a desarrollar el síndrome.

ACTIVIDADES LABORALES

No sólo los deportistas pueden sufrir este trastorno. Si bien ellos pueden ser afectados por el SOT debido a sus rigurosas rutinas y competencias, la realidad cotidiana también convoca a otros protagonistas.

Quienes deben tener sus brazos alzados de manera regular y reiterativa a causa de sus trabajos como bibliotecarios, trabajadores de bodegas, obreros de la construcción y hasta bailarinas de flamenco pueden presentar este cuadro.

Según el doctor Mertens, otros indicios de este síndrome son "dolor y cansancio en los brazos, en particular al levantarlos; despertar con el brazo insensible, pérdida de fuerza en los músculos de la mano de forma ocasional".

Ahora, el SOT "sólo es relevante cuando causa síntomas. Por eso no es necesario buscarlo en personas asintomáticas, ya que la historia natural del problema es en general buena", asegura el doctor Mertens.

En el caso de quienes no son deportistas, el doctor Mertens recomienda que "la modificación de la postura sea hecha en casa, es decir, al darse cuenta de que se está en una mala posición, corregirla pronto y tratar de no mantenerse mucho rato con los brazos en alto.

Realizar suaves ejercicios de musculación puede ayudar a fortalecer las zonas adoloridas.

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial Nación.cl

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.