La Nación

Inicio » Mundo » Le Monde

Subsisten muchas incertidumbres sobre crisis de Fukushima

Subsisten muchas incertidumbres sobre crisis de Fukushima

Mientras la tierra sigue moviéndose en Japón, las dudas sobre el desastre causado por el gran terremoto del 11 de marzo y el posterior tsunami se mezclan con los temores de nuevos accidentes nucleares.

Viernes 19 de agosto de 2011| por Philippe Pons / Le Monde / Foto: EFE

 Este viernes se produjo un sismo de 6,8 grados a lo largo de la prefectura de Fukushima, en Japón, aunque no provocó daños de importancia. La central nuclear accidentada no sufrió más deterioros de los que ya había sufrido con el terremoto del 11 de marzo.

Aún así, el personal presente en las instalaciones fue desalojado por razones de seguridad, según explicó el operador de la planta, la empresa Tepco.

La sacudida, que hizo temblar los edificios en Tokio, a 250 kilómetros al sur, provocó escenas de pánico en la región de Tohoku, ya afectada en el sismo anterior.

El terremoto del viernes fue seguido de una alarma de tsunami. Sin embargo, 40 minutos más tarde la alarma se canceló, ya que no se constató ninguna modificación del nivel del mar en las costas.

BUQUE CON DESECHOS

El fenómeno telúrico ocurre cuando está por lanzarse de nuevo el debate sobre la seguridad de las instalaciones nucleares japonesas, debido a la llegada prevista para principios de septiembre del buque Pacific Grebe, que actualmente está en camino de Inglaterra rumbo al archipiélago nipón.

Esta embarcación transporta más de 30 toneladas de desechos radiactivos, que serán almacenados en tanques en Rokkasho-mura, centro de almacenamiento situado a 400 kilómetros al norte de Fukushima, en las cercanías de una planta de retratamiento. Se trata de la primera entrega de este tipo desde el accidente nuclear de marzo.

Una parte del combustible irradiado, retratado en Gran Bretaña, puede ser reutilizado en forma de mezcla de óxidos de plutonio y uranio (MOX).

El resto está constituido por desechos altamente radiactivos destinados a un almacenamiento geológico en un sitio de alta seguridad.

El de Rokkasho-mura está casi saturado: contiene 2.837 toneladas de desechos y su capacidad total es de 3.000 toneladas. Tepco suspendió la construcción de otro sitio de almacenamiento, en las cercanías.

NUEVOS Y VIEJOS TEMORES

Las instalaciones nucleares fueron concebidas para resistir un sismo de magnitud 8,3 en la escala de Richter. Situadas en una planicie, no fueron afectadas por el tsunami. Pero, ¿resistirían un sismo de una magnitud igual o superior a los 9 grados, como el del 11 de marzo?

Los ecologistas de la organización Greenpeace ponen en duda las declaraciones de seguridad de Japan Nuclear Fuel, empresa que administra el sitio de almacenamiento, así como las de las autoridades, señalando que Rokkasho-mura está situada cerca de una falla activa.

Considerando el alto grado de radiactividad de los desechos, un accidente en ese sitio sería aún más grave que el de Fukushima, consideran los ecologistas.

ALERTAS PREVIAS

Las inquietudes sobre la seguridad de las instalaciones nucleares en el archipiélago nipón se han visto reforzadas recientemente por las recientes revelaciones -y las especulaciones- sobre la causa del accidente de Fukushima.

A raíz del sismo del 11 de marzo, ocurrido a las 2:46 pm locales, los reactores 1, 2 y 3 se detuvieron automáticamente (los otros tres reactores ya estaban detenidos). El sismo puso fuera de operación el sistema eléctrico, deteniendo los equipos de enfriamiento. Cuarenta minutos más tarde, el tsunami destruyó el sistema de enfriamiento de emergencia.

Según una hipótesis difundida por los medios japoneses, el primer sistema de enfriamiento, cuyas canalizaciones estaban defectuosas, fue perforado en varios puntos debido a la fuerza del sismo. Así se produjeron fugas de agua; la fundición del combustible, pues, habría empezado aun antes del tsunami.

La agencia de prensa Bloomberg reportó que a cuatro kilómetros de la central se activó una señal de alerta de radiación a las 3:29, es decir, seis minutos antes de que el tsunami golpeara a la central.

Según Toru Hasuike, ex director del departamento de ciclo de combustible nuclear en Tepco, “el sistema de enfriamiento siguió funcionando poco después de la llegada del tsunami, al menos según el reporte de la operación del que tuvimos conocimiento”.

DIFÍCIL SABER LA VERDAD

En 2002, Tepco admitió haber disimulado las rajaduras en las canalizaciones del sistema de enfriamiento.

El 2 de marzo, nueve días antes del desastre, la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial exhortó al operador a inspeccionar sus equipos, entre ellos el sistema de enfriamiento.

En los reportes hechos públicos por Tepco, no se descarta la hipótesis de que haya sido el sismo el causante de los daños en el sistema de enfriamiento, pero la explicación que se mantiene es que el tsunami fue la causa principal del desastre.

En su reporte de investigación, la Agencia Internacional de Energía Atómica subrayó la dificultad “de conocer al detalle la secuencia del accidente” y se limitó a llegar a la conclusión de que “subsisten muchas incertidumbres”.

El gobierno solicitó una investigación sobre el estado del sistema de enfriamiento al momento del sismo. Pero, considerando los daños sufridos, será muy difícil establecer con exactitud las fallas que hubiera podido haber en el sistema antes del accidente.

Por lo demás, se detectaron trazas de elementos radiactivos en la glándula tiroides de casi la mitad de los niños de los municipios vecinos de la central de Fukushima. Pero según las autoridades, ninguno de ellos sufre de una contaminación que vaya más allá de la norma admitida.

Comentarios »

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial Nación.cl

La Nación

Serrano 14, Oficina 601-603, Santiago
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Samuel Romo Jara
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.