Trump amenaza con desplegar el Ejército en todos los estados si no para la violencia

Una semana después de la muerte de George Floyd, un hombre negro de 46 años que fue asfixiado por un policía blanco que lo inmovilizaba en Minneapolis, las protestas se extendieron de costa a costa y desde el domingo derivaron en disturbios generalizados y en saqueos.

772

El presidente Donald Trump prometió restaurar el orden en Estados Unidos tras el mayor estallido de protestas en décadas por la muerte de un ciudadano negro a manos de un policía blanco, y anunció que iba a enviar tropas a las calles de Washington y amenazó con desplegar soldados en el resto de los estados si no cesa la violencia.

Una semana después de la muerte de George Floyd, un hombre negro de 46 años que fue asfixiado por un policía blanco que lo inmovilizaba en Minneapolis, las protestas se extendieron de costa a costa y desde el domingo derivaron en disturbios generalizados y en saqueos.

El lunes, en Washington hubo destrozos, banderas estadounidenses en llamas y muros pintados con consignas contra la policía en las inmediaciones de la Casa Blanca. La residencia presidencial quedó a oscuras y el mandatario fue alojado en el búnker.

“Lo que pasó en la ciudad anoche es una deshonra absoluta”, dijo Trump desde la Casa Blanca, mientras la policía dispersaba una protesta a metros del edificio.

Trump anunció que desplegará militares en la capital para detener “los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los ataques y la destrucción gratuita de la propiedad”.

“Estoy enviando miles y miles de soldados fuertemente armados”, aseguró y amenazó al resto de ciudades que si no toman decisiones para frenar las protestas va a desplegar al ejército estadounidense para “arreglar rápidamente el problema”.

Poco después de que la policía despejara a los manifestantes apostados fuera de la iglesia de Saint John, un histórico edificio cerca de la Casa Blanca dañado el domingo al margen de la protesta, Trump caminó hasta el lugar y se dejó fotografiar con una Biblia en la mano. 

El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, acusó a Trump de “usar” al ejército “contra los estadounidenses”.

“Lanzó gases lacrimógenos a manifestantes pacíficos y disparó balas de goma. Para una foto”, tuiteó Biden, quien insistió a los votantes de cara a las elecciones de noviembre: “Por nuestros niños, por el alma de nuestro país, debemos derrotarlo”.

También la alcaldesa demócrata de Washington, Muriel Bowser, denunció una dispersión “vergonzosa” que, según el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, solo sirvió para ofrecer al presidente “una sesión de fotos”.

TOQUE DE QUEDA AMPLIADO

En Washington y Nueva York sus alcaldes decidieron ampliar el toque de queda. En la capital comenzó el lunes a las 19:00 (20:00 hora chilena). Pasada esa hora, decenas de manifestantes fueron arrestados por violar la medida.

En Nueva York la restricción se aplicó a partir de las 23:00 locales (00:00), pero el alcalde decidió que el martes dará comienzo a las 20:00 locales (21:00), debido a los saqueos registrados.

Tiendas de las marcas Nike, Michael Kors o Lego y otras de aparatos electrónicos en el corazón de Manhattan fueron tomadas por grupos de jóvenes el lunes por la noche, pudieron comprobar periodistas de la AFP.

“Apoyamos las protestas pacíficas en esta ciudad, pero ahora es momento de volver a casa. Hay gente que está fuera esta noche no para protestar sino para destrozar propiedades y hacer daño a otros. Esas personas están siendo detenidas, sus acciones son inaceptables y por tanto no las permitiremos en la ciudad”, dijo Bill de Blasio, alcalde de la ciudad.

Durante la jornada, Trump responsabilizó a la “izquierda radical” de las movilizaciones, y criticó a los gobernadores por “débiles” y los instó a “imponerse”.