Clientes de Latam presentan millonaria demanda por apropiación de su dinero

Se trata de unos 2 millones de usuarios que reclaman un monto aproximado US$200 millones, que según la demanda la empresa tiene en su bolsillo sin dar una solución respecto de la reprogramación o devolución los pasajes de los vuelos que suspendió por el coronavirus.

2439

Restituciones e indemnizaciones por $367 mil millones (más de US$ 463 millones de dólares) son las que exigen unos dos millones de pasajeros que ya tenían pasajes comprados y programados con Latam Airlines antes del Covid-19, y que no recibieron ni el servicio ni la devolución de sus boletos.

Así consta en la demanda colectiva que interpusieron los usuarios con apoyo de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), quienes por intermedio de una demanda colectiva acusan a la firma de haber “vulnerado sus derechos”, puesto que se “apropió indebidamente” de sus dineros con sus medidas de suspensión de vuelos por la pandemia.

Según explicó  a Cooperativa el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, la firma aeronáutica comercial incurrió en “graves y múltiples infracciones a los deberes que le impone la Ley de Protección al Consumidor”, que en este caso fue invocada para obtener una compensación por los US$ 200 millones en pasajes reservados.

“Latam ha vulnerado de forma sostenida durante todo este último tiempo los derechos de los consumidores: entendemos que hay una pandemia, pero suspendió unilateralmente los vuelos y no dio oportunidad a las personas para poder reprogramarlos según sus necesidades, sino que impuso que éstos no se utilizaran de aquí al 31 de diciembre, con una incertidumbre completa, no devolverá los dineros”, comenzó.

También, acusó que la empresa “no tiene ninguna intención” de hacer devolución ante la solicitud de los consumidores (…) y cuando ha accedido, ha hecho descuentos sin justificación y entrega en forma parcial en algunos casos, pero muy excepcionales y bajo ciertos requisitos y condiciones.

Respecto al proceso de reorganización financiera que anunció Latam, al acogerse al Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, Calderón replicó que “la salvación de Lan no puede ser a costa de los cliente” ya que “dentro de los acreedores a los cuales tiene deuda no están los consumidores, entonces -denunció- esto es apropiación indebida de dineros”.

“Soluciones hay, lo que pasa es que Lan no tiene la actitud de poder compensar o abrirse a posibilidades que son factibles, como -por ejemplo- no ponerle límite a la utilización reprogramación de vuelos”, concluyó Calderón.