EEUU: Policía detuvo a un sujeto por llevar bombas e incitar disturbios en Minneapolis

Se trata de un joven de 28 años que viajó desde Illinois hasta la ciudad donde murió el afroamericano George Floyd, quien habría provisto de molotov a los manifestantes que protestaban contra el racismo, para que agredieran a los efectivos policiales.

2105

Un hombre detenido por llevar explosivos a las manifestaciones en Minneapolis que sucedieron a la muerte de George Floyd, fue acusado de incitar disturbios durante las protestas contra el racismo y la brutalidad policial que generó el crimen del ciudadano afroamericano a manos de un agente policial.

En lo que sería ser el primer procesamiento federal en medio de la ola de violencia que se desató Estados Unidos por este caso que conmocionó al mundo, luego que tras ser detenida, la víctima fue reducida en el suelo, con la rodilla del funcionario en su cuello, lo que le habría provocado asfixia, aparentemente por xenofobia.

Se trata de Matthew Lee Rupert, de 28 años, viajó unos 500 km desde Galesburg, Illinois, hasta Minneapolis con la intención de causar destrozos y saqueos, según documentos de una corte federal de Minneapolis presentados el lunes.

Dentro de la evidencia presentada por el Departamento de Justicia, hay un video de sí mismo que publicó en la web el 29 de mayo, en el que “puede ser visto repartiendo aparatos explosivos, estimulando a otros a lanzarlos a agentes de la ley, destruyendo activamente propiedades, aparentemente desatando un incendio en un edificio y saqueando negocios de Minneapolis”.

En el material audiovisual se escucha al acusado decir que “hay carros (policiales) SWAT ahí…Tengo bombas si alguno quiere tirárselas…Aquí tengo más…Enciéndalas y láncenlas”.

Otro video publicado el 31 de mayo, dice la acusación, se le aprecia incitando a que “comencemos un disturbio” y “voy a comenzar a causar mucho daño”.

Rupert fue imputado por desorden civil, disturbios y posesión de aparato explosivo.

El documento acusatorio no da señales sobre su inclinación política.

El sábado el presidente Donald Trump y el Fiscal General Bill Barr dijeron que perseguirían a activistas de izquierda conocidos como “Antifa”, por considerarlos entre los impulsores de la ola de violencia hace una semana en varias ciudades del país, tras la muerte de Floyd.

Ruppert parece haber tenido problemas legales en el pasado. Informes de prensa indicaron que fue detenido en 2018 por cargos vinculados a la venta de armas robadas.

La policía de Galesburg libró una orden de detención en su contra el 7 de febrero por posesión de metanfetaminas.