07 Julio 2022 01:15
Home Columnistas La falta de educación cívica y ciudadana nos pasó la cuenta

La falta de educación cívica y ciudadana nos pasó la cuenta

Por lo mismo, y a semanas de elegir a un nuevo presidente en nuestro país, no pequemos de ignorantes frente a las propuestas de gobernabilidad y el cuidado por el bienestar de la sociedad chilena. Somos nosotros, los adultos, quienes estamos transmitiendo a las futuras generaciones ejemplos de participación ciudadana, independiente de la postura política que poseamos.

Carlos Guajardo Castillo, director carrera de Pedagogía en Educación General Básica, Universidad Central.

Hoy más que nunca, y en el actual escenario político de nuestro país, podemos darnos cuenta de la ausencia de formación ciudadana y/o cívica, al extremo de escuchar una variedad de opiniones de quienes dicen que no saben por quién votar, ningún candidato me representa o son todos los políticos iguales.

Estas frases dejan en evidencia lo poco que hemos hecho desde la educación y la sociedad misma por desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes que resulten ser esenciales para una convivencia en democracia. Recién el 2016 fue promulgada la Ley 20.911 que establece el diseño de un Plan de Formación Ciudadana en los establecimientos educativos, tanto para la educación parvularia, básica y media; cuyo principal objetivo radica en brindar los recursos para que el ser humano posea una preparación en aspectos asociados a cívica, teoría política, formación ética y fortalecimiento democrático. En consecuencia, ¿cómo es posible que estemos enfrentando una suerte de polarización en nuestro país?

El sitio web “ciudadanía y escuela”, del Ministerio de Educación, entrega una batería de recursos y buenas prácticas para ser implementadas. Más aún, lo que establece es que dichos contenidos y habilidades se conlleven de manera transversal sobre las distintas asignaturas del currículo escolar chileno, siendo historia y geografía, orientación, lenguaje y comunicación, una oportunidad para efectuar acciones pedagógicas que se traduzcan en habilidad para debatir, desarrollar un pensamiento crítico y democrático.

Todos estos aspectos, parecieran quedar en “letra muerta” de la ley, sin siquiera producirse acciones que aludan a temas tan presentes en la contingencia nacional e internacional. ¿Nos interesa tener un país que conviva desde una democracia participativa?, así como ¿estamos dispuestos a votar simplemente porque el candidato que nos cae bien, sin haber revisado previamente su plan de gobierno? Las respuestas a estas preguntas son las que debieran estar sujetas a reflexión y a la toma de decisiones desde una perspectiva ciudadana.

Por lo mismo, y a semanas de elegir a un nuevo presidente en nuestro país, no pequemos de ignorantes frente a las propuestas de gobernabilidad y el cuidado por el bienestar de la sociedad chilena. Somos nosotros, los adultos, quienes estamos transmitiendo a las futuras generaciones ejemplos de participación ciudadana, independiente de la postura política que poseamos.

Carlos Guajardo Castillo, director carrera de Pedagogía en Educación General Básica, Universidad Central.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído