19 Agosto 2022 16:16
Home Internacional La pandemia empaña la celebración del 4 de julio en EEUU

La pandemia empaña la celebración del 4 de julio en EEUU

En todo el país, los desfiles han sido cancelados, las bulliciosas barbacoas en los jardines de las casas se redujeron y las reuniones familiares se han pospuesto en medio de la preocupación por los viajes en avión y por la propagación del virus.

Estados Unidos celebró el sábado una fiesta nacional de alto riesgo en plena pandemia de Covid-19, que avanza rápidamente por el país.

Las celebraciones del 4 de julio, Día de la Independencia estadounidense, se redujeron en el país, que registró 43.742 nuevos contagios y 252 fallecidos en las últimas 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins. Los tres días anteriores habían sido marcados por récords de nuevos casos, incluidos más de 57.000 el viernes. 

El coronavirus infectó a más de 2,8 millones de personas y mató a 129.657 en Estados Unidos, de lejos el país más golpeado por la pandemia por delante de Brasil (64.265 fallecidos), Reino Unido (44.198) e Italia (34.854).

Las autoridades sanitarias estadounidenses reconocieron a finales de junio que habían perdido el control de la epidemia. Pero eso no impidió que el presidente Donald Trump volviera a minimizar el peligro este sábado, durante su discurso en los jardines de la Casa Blanca. 

“Hemos logrado muchos avances. Nuestra estrategia funciona”, dijo, reiterando su convencimiento de que un tratamiento o una vacuna contra el Covid-19 estarán probablemente disponibles “mucho antes de finales de año”

El mandatario volvió a apuntar a China, donde surgió el coronavirus, como responsable de la pandemia e insistió en que deberá “rendir cuentas”. 

Horas antes, en Florida, donde el número diario de contagios también supera récords, el alcalde del condado de Miami-Wade, el más poblado del país con cerca de 2,7 millones de habitantes, decretó un toque de queda a partir de las 22:00.

En Atlanta o Nashville, los conciertos y fuegos artificiales fueron anulados y en otros lugares pasaron a formato virtual.

Trump aprovechó además su discurso para realizar una proclama política de cara a las elecciones. “Estamos venciendo a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores y los saqueadores”, dijo el presidente.  

Lejos del tono habitualmente conciliador de las alocuciones presidenciales del 4 de julio, el mandatario republicano atacó también a los medios de comunicación “que acusan a todos sus opositores de ser racistas”.

“Cuanto más mientan, cuanto más calumnien (…) más trabajaremos para decir la verdad, y venceremos”, declaró, a cuatro meses de las elecciones presidenciales. 

UN 4 DE JULIO DISTINTO

El día de la fiesta nacional estadounidense se vio empañado por el coronavirus. La pandemia provocó el cierre de playas populares, normalmente abarrotadas el fin de semana del 4 de julio, en los extremos del país, ya que California y Florida sufren alarmantes oleadas de casos de virus. 

En todo el país, los desfiles han sido cancelados, las bulliciosas barbacoas en los jardines de las casas se redujeron y las reuniones familiares se han pospuesto en medio de la preocupación por los viajes en avión y por la propagación del virus.

Algunos eventos se realizaron de forma virtual, mientras estados y ciudades se enfrentan a un nuevo aumento del coronavirus y aplican una mezcla de amonestaciones y prohibiciones.   

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído