Laboratorios elaboran terapia de anticuerpos contra Covid-19

Las compañías decidieron crear una inmunoglobulina hiperinmune policlonal, un concentrado de anticuerpos específicos obtenido mediante técnicas de biotecnología.

906

Diversos laboratorios han comenzado a trabajar en productos derivados del plasma humano para desarrollar un tratamiento sin costo para los casos graves de Covid-19-

El producto, que se distribuirá sin marca a los equipos médicos que lo necesiten en diversos países, va a ser creado de manera conjunta por las empresas Biotest, BPL, LFP, Octapharma (representada en Chile por Laboratorios Bagó), CSL Behring y Takeda Pharmaceutical Company Limited.

Estas compañías proveen actualmente a los hospitales del mundo los componentes necesarios para tratar enfermedades de la sangre, como los trastornos de coagulación, mediante proteínas humanas purificadas.

Ante la pandemia de Covid-19 -que probablemente en los próximos años será parte habitual del escenario de salud mundial- las empresas decidieron crear una inmunoglobulina hiperinmune policlonal, un concentrado de anticuerpos específicos obtenido mediante técnicas de biotecnología.

Para ciertos casos de pacientes en estado grave, diversos hospitales del mundo han empezado a usar de manera experimental el plasma de personas ya recuperadas del contagio, que contiene los anticuerpos específicos para la enfermedad.

Sin embargo, el proyecto que este grupo de compañías va a desarrollar, permitirá purificar estas donaciones de plasma, multiplicar en laboratorio sus anticuerpos, y ofrecer así –combinando sus capacidades industriales- millares de unidades terapéuticas, explican los representantes de las compañías. La iniciativa aprovechará de manera única tanto la experiencia como el trabajo de vanguardia que estas compañías ya poseen en el área.

El proyecto implica obtener muestras de plasma humano de pacientes ya recuperados del contagio con el nuevo coronavirus, y enviarlas a los diversos centros de producción que hay en Alemania, Inglaterra, Australia, Francia, Japón y Suiza, para someterlas a un procedimiento patentado, que incluye inactivar y eliminar el virus, multiplicar los anticuerpos, y purificar el producto resultante para garantizar su seguridad.

Las empresas participantes ya están trabajando en aspectos clave, como el desarrollo de ensayos clínicos, procesos de fabricación, y coordinación con los centros de recolección de plasma de Estados Unidos y Europa, con los cuales trabajan para desarrollar sus productos habituales.

Es importante destacar que el precio de venta del producto cubrirá solo los costos de fabricación e importación, no generará utilidades para las compañías involucradas.