Home Internacional "palestina pide “una acción internacional urgente...

Palestina pide “una acción internacional urgente” ante la agresión de Israel

El Ministerio de Exteriores palestino dijo que “condena en los términos más firmes” la operación y ha dicho que “hace al gobierno de Israel total y directamente responsable de las repercusiones y los crímenes contra civiles indefensos”, al tiempo que ha denunciado ataques contra “mezquitas y viviendas”.

Comparte esta noticia

El gobierno palestino reclamó este lunes una “acción internacional urgente” para detener “inmediatamente” la “bárbara agresión” del Ejército de Israel en la ciudad de Yenín, tras el inicio de una nueva operación que se ha saldado con al menos siete palestinos muertos y ha incluido bombardeos contra objetivos en el campamento de refugiados de la ciudad.

El Ministerio de Exteriores palestino señaló en un comunicado publicado en su página web que pide “una acción internacional y estadounidense urgente para detener” las acciones de Israel y ha reclamado al Tribunal Penal Internacional (TPI) que “rompa su silencio y empiece a hacer que los criminales de guerra israelíes rinden cuentas”.

Asimismo, dijo que “condena en los términos más firmes” la operación y ha dicho que “hace al gobierno de Israel total y directamente responsable de las repercusiones y los crímenes contra civiles indefensos”, al tiempo que ha denunciado ataques contra “mezquitas y viviendas”.

En este sentido, recalcó que “esta agresión recae en el marco de la política oficial de Israel para perpetuar la lógica de la fuerza militar para actuar contra el indefenso pueblo palestino y su justa causa como alternativa a las soluciones políticas al conflicto”.

En un segundo comunicado, el ministerio ha advertido de “los peligros de los intentos del gobierno israelí y sus portavoces en los medios para minimizar el peligro de esta agresión y la guerra militar abierta contra los palestinos en general y Yenín y su campamento en particular, en un intento de presentar esta agresión como una misión y no como una guerra real en la que participan aviones militares”.

Por ello, hizo hincapié en que el ministerio “ha intensificado sus movimientos políticos y diplomáticos a nivel regional e internacional para exponer los crímenes de la ocupación, su agresión y sus claros objetivos coloniales”.

De hecho, el secretario del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Husein al Sheij, mantuvo a primera hora del día una conversación telefónica con el ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, para abordar la situación en Yenín.

Al Sheij apuntó en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter que durante la conversación se ha tratado “el esfuerzo conjunto a nivel árabe e internacional para detener la agresión israelí contra Yenín y su campamento”. “Esta continua agresión contra nuestro pueblo llevará a la región a una espiral de violencia e inestabilidad”, advirtió.

Por su parte, Safadi alertó sobre las “catastróficas consecuencias” que podría provocar la “agresión israelí” en Yenín y ha reclamado a la comunidad internacional que “adopte acciones rápidas y decisivas para poner fin a estas prácticas y dar protección al pueblo palestino”.

De esta forma, indicó que la operación “podría llevar a una mayor escalada” y ha subrayado que “los repetidos ataques israelíes contra los Territorios Palestinos Ocupados sólo sirven para aumentar las tensiones, alimentadas por las medidas ilegales israelíes que socavan la solución de dos estados y socavan la esperanza de lograr una paz justa y exhaustiva”.

Por ello, reclamó al gobierno de Israel que “ponga fin a todas sus acciones unilaterales, incluida la invasión de ciudades palestinas, las actividades en los asentamientos, la confiscación de tierras y el cerco económico a la economía palestina”, según un comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores jordano a través de su página web.

Asimismo, pidió a Israel que “participe en unas negociaciones serias destinadas a poner fin a la ocupación y resolver el conflicto a partir de la solución de dos estados, única vía para evitar un mayor deterioro”, al tiempo que ha incidido en que “la falta de soluciones políticas son responsables del grave deterioro de la situación en los Territorios Palestinos Ocupados”.

REUNIÓN DE EMERGENCIA

Por su parte, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha convocado una reunión urgente de la cúpula palestina para abordar la operación israelí en Yenín, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA, sin que por el momento hayan trascendido más detalles.

A las condenas se ha sumado el primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, que ha sostuvo que Israel “está intentando eliminar el campamento de refugiados de Yenín” y ha agregado que “el pueblo palestino no se rendirá ante esta agresión, que resistirá hasta el fin de la ocupación criminal”.

Shtayé solicitó además el fin “inmediato” de la ofensiva y que “se castigue a Israel por su terrorismo y el terrorismo de los colonos”, al tiempo que ha hecho hincapié de que “el Gobierno israelí, que busca resolver el conflicto a través de la agresión, es consciente de que el pueblo oprimido, que lucha por la libertad e independencia, saldrá finalmente victorioso”.

Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad palestino destacó que “trabaja sobre un plan de máxima emergencia” en Yenín “para dar el tratamiento necesario a los heridos”, antes de subrayar que “desde el primer momento de la agresión israelí se ha dado equipo a centros de tratamiento y unidades de cuidados intensivos en Yenín y las provincias adyacentes”.

Así, la ministra de Sanidad palestina, Mai al Kaila, manifestó en un comunicado que “los equipos se han coordinado de forma continua para el traslado de casos en estado crítico a los hospitales de Qalqilia y Nablús para reducir la presión (sobre el sistema sanitario de la ciudad cisjordana) y dar el tratamiento necesario”.

Al Kaila subrayó que las autoridades palestinas “habían llevado a cabo operaciones preparativas de cara a una emergencia ante el aumento de la agresión israelí contra la población en Yenín y otras provincias” durante las últimas semanas, en medio de un repunte de la violencia desde principios de 2023.

Por último, pidió a la comunidad internacional “acciones inmediatas” para “poner fin al ataque contra el pueblo palestino”, así como para “permitir que el personal de ambulancias llegue a los heridos para poder trasladarlos”. Además, ha solicitado “el fin de los ataques israelíes contra centros sanitarios, personal de ambulancias y las propias ambulancias”.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron en Twitter que los soldados israelíes están “atacando una infraestructura terrorista” en Yenín con el fin de “contrarrestar el terrorismo en toda la ciudad y en el campo de refugiados de Yenín”. “No hemos venido a ocupar el campamento de refugiados. No es una operación contra la Autoridad Palestina, sino contra los grupos terroristas en Yenín”, ha dicho el portavoz del Ejército israelí Daniel Hagari.

Las tensiones repuntaron especialmente desde el 19 de junio, cuando una redada del Ejército de Israel en Yenín se saldó con siete palestinos muertos -incluidos dos menores- y más de 90 heridos, operación en la que se llevaron a cabo bombardeos con helicópteros por primera vez desde el fin de la Segunda Intifada hace cerca de dos décadas. Apenas un día después, cuatro israelíes murieron en un ataque cerca del asentamiento de Eli.

En este contexto, cientos de colonos llevaron a cabo ataques contra localidades cisjordanas, sucesos que se saldaron con la muerte de un palestino, mientras que el Ejército israelí mató a tres palestinos miembros de Yihad Islámica y del brazo armado de Al Fatá- en un ataque con dron cerca de Yenín. Este ataque selectivo fue igualmente el primero de este tipo en Cisjordania desde el fin de la Segunda Intifada.

Comparte esta noticia
60,813FansLike
8,370SeguidoresSeguir
346,900SeguidoresSeguir

Lo Más Leído