02 Diciembre 2021 11:16
Home Política “Sebastián nunca fue vulnerable”: El padrastro de Sichel hace sus descargos y...

“Sebastián nunca fue vulnerable”: El padrastro de Sichel hace sus descargos y aclaraciones

“Él era el hijo de mi amiga, yo la ayudaba con los pañales y la leche”, reveló Saúl Iglesias, quien fue el padrastro del candidato presidencial de Chile Podemos+.

El candidato presidencial de Chile Podemos+, Sebastián Sichel, ha contado en diferentes oportunidades sobre su difícil infancia y su relación con su padrastro.

Sichel, en su libro, contó los motivos de su cambio de apellido de Sichel a Iglesias, lo cual se habría debido a que su madre sufrió violencia intrafamiliar de parte de Saúl Iglesias.

Luego de advertir que nunca fue consultado al respecto, Iglesias rompió el silencio en diálogo con The Clinic, asegurando que en las vivencias confesadas de Sichel, por ejemplo en su biografía llamada “Sin Privilegios”, es “mucha la mentira y la tergiversación”.

“El niñito que anda ahí, el venezolano que anda pidiendo, ése es un niño vulnerable. Yo nunca mandé a mis hijos a mendigar. Nunca pasaron hambre. Y Sebastián eso lo sabe”, cuenta el trabajador desde Iquique, donde se vive la crisis migratoria.

Respecto a su relación con el aspirante a La Moneda, Iglesias recordó que se casó con su madre cuando Sichel tenía 3 años y que “al principio, con su madre éramos amigos y él era chiquitito. Él era el hijo de mi amiga, yo la ayudaba con los pañales y la leche. Ella vivía en el segundo piso de su casa y para el papá fue una vergüenza que la hija hubiera sido mamá soltera y joven. No sé si ella con el papá de Sichel estuvieron pololeando, porque yo nunca se lo pregunté, porque como se dice: quien quiere a la gallina tiene que querer a los pollos. Entonces, empezamos de repente la relación entre amistad y cariño. Éramos muy amigos. Era una relación natural de amigos hasta que de repente un día, bueno, pasó lo que tenía que pasar”.

“No, yo no era hippie. La única vez que él puede decir que yo fui medio hippie fue en ese viaje. Pero me fui trabajando, siempre los mantuve en residenciales. Ahí en Mendoza había una residencial, y ahí ellos se quedaban todo el día mientras yo fabricaba artesanías, porque dije ‘¿yo cómo me mantengo para allá?’. Yo traté de migrar, pero me di cuenta que no fue buena idea”, añadió.

Ante las declaraciones de Sichel, sobre que Iglesias no trabajaba, este desmintió los hechos, ya que “eso no es verdad, yo me puse a trabajar en la refinería de Concón, trabajé en construcción. Cuando no había pega, íbamos a cortar árboles y hacíamos rodela con un amigo. Vivíamos de eso. También yo iba a sacar almejas, trabajábamos con los pescadores, en los espineles. Me pagaban 3 mil pesos por desenredar el nylon, gracias a eso todos los días comíamos pescado”.

Además, expuso que “si él hubiera sido vulnerable, yo creo que mi suegro, que tanto lo quería, hubiera hecho algo. Hubieran puesto una demanda o un recurso de protección, la misma gente de ahí hubiera alegado en mi contra. No, Sebastián nunca fue vulnerable. Él siempre fue al colegio. Claro, el colegio fue el mejor que pudimos conseguir, el María Goretti, porque el otro era uno de básica que no era bueno. Por eso lo metimos ahí. No pagábamos mensualidad, pero era un buen colegio. Incluso los niños almorzaban ahí”.

“Yo estoy con mi conciencia tranquila de que el que nada hace, nada teme. Quizás pude haber hecho cosas mejores, pero lamentablemente en esa época no eran las condiciones de tener las cosas mejores, de yo haber tirado más para arriba. En ese momento, no se podía. Por eso después cuando me separé, salí a trabajar para afuera, para Antofagasta”, agregó Iglesias.

Consultado sobre si quiere a Sichel, el trabajador manifestó que “sí, hasta el día de hoy. ¿Por qué no? Fue un niño mío. El padre no es el que engendra, es el que cría (…) yo siempre quise que él supiera que yo no era el papá. Cuando yo me casé, mi suegro me dijo ‘que no, que cómo le iba a decir’”.

“A él le gustaba mucho aparentar. Pero yo siempre quise decirle ‘hijo, sabís que yo no soy tu padre, tu papá es otro caballero’. A mí se me arrancó el padre de Sebastían en el supermercado. Me encontré con él en el supermercado. También fui con Ana María a la casa a golpearle la puerta y vimos que con la mamá se escondieron detrás de las cortinas. Yo lo miré y le dije “’ye Sichel, acá está tu hijo, él es tu hijo’”, recordó.

LA CANDIDATURA

Pese a todas las revelaciones, Iglesias aseguró sentirse orgulloso de la carrera que ha tenido Sichel, y ahora siendo el aspirante a La Moneda por parte del oficialismo, situación que, comentó, sigue de vez en cuando en televisión.

“De hecho yo le escribí en un Messenger que yo me sentía muy orgulloso de él. Cuando yo aún no tenía idea del libro ni que él contaba estas historias. Yo le dije en Concón cuando chico: ‘Sabís qué Sebastián, tú un día vas a llegar a ser una gran persona, quizás serás presidente’”, contó.

Sin embargo, también manifestó que “a mí no me influye (que sea presidente), porque voy a tener que seguir trabajando igual”, agregando, sobre si para él Sichel es una buena persona, que “por lo que hizo, no”.

“Él me pinta como alguien que maltrataba a su mamá, que yo aquí; y yo a ellos no los maltraté nunca. El lobo se disfrazó de oveja… Ahora si yo tuviera que hablar con él, le diría de dónde sacó todo esto. Él siempre comió, siempre estaba preocupado de él, de que no le faltara la leche, que no le faltara nada. ¿Dónde estaba su papá en ese momento? ¿Dónde estaba el papá de Sichel cuando tenía que mudarlo? ¿Dónde estaba? ‘Ah no, es que yo después a los 30 años lo conocí’, dice Sebastián ahora. No entiendo para qué describe algo que en el fondo siempre es una realidad disfrazada”, argumentó.

Asimismo, advirtió que “él la disfrazó (la realidad). Ahí dice que me demandó para el cambio del apellido y que yo no hice nada; a mí nunca me notificaron. Además, él sabía dónde ubicarme y ya nos habíamos visto unos años antes. En el 2005, incluso tomamos cerveza, pero nunca me comentó que él quería cambiarse el apellido. Si él me lo hubiera pedido, yo le hubiese dicho ‘ya, cámbielo’. Es bueno que sepa que él tiene sus raíces, que tiene un nombre y apellido”.

Finalmente, admitió que Sichel nunca le respondió el mensaje que le envió: “Yo se lo mandé en agosto, antes de que supiera que escribió este libro. Yo no sé, mira aquí sale, fue el 10 de agosto a las 7:59: “Sebastian primero que nada felicidadez (sic) seras un buen presidente te lo dije cuando eras niño (…) tienes todo mi apoyo estoy muy orgulloso de ti y tu hermana felicidadez cuidate que dios te bendiga eres muy buen muchacho tu puedez (sic)”, cerró.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído