01 Marzo 2021 19:16
Home Internacional Duras penas de cárcel en Londres para culpables de muerte de 39...

Duras penas de cárcel en Londres para culpables de muerte de 39 vietnamitas dentro de un camión

En una tragedia poco habitual en el Reino Unido que conmocionó al país, el 23 de octubre de 2019 se hallaron los cadáveres de 31 hombres y ocho mujeres, entre ellos dos adolescentes de 15 años, dentro del vehículo.

La justicia británica condenó este viernes a penas de hasta 27 años de cárcel a varios hombres implicados en el tráfico de personas que en octubre de 2019 se saldó con la muerte de 39 migrantes vietnamitas dentro de un camión.

“La voluntad de las víctimas de intentar entrar ilegalmente en el país no es excusa para lo que les ocurrió”, afirmó el juez Nigel Sweeney al anunciar las sentencias.

Considerados como los organizadores del tráfico, el rumano Gheorghe Nica, de 43 años, y el norirlandés Ronan Hughes, de 41, fueron condenados respectivamente a 27 y 20 años de reclusión por 39 homicidios involuntarios.

Por su parte, los camioneros Eamonn Harrison, de 24 años, y Maurice Robinson, de 26, recibieron condenas de 18 y 13 años y cuatro meses respectivamente.

Otros tres hombres implicados fueron sentenciados a entre tres y siete años de prisión.

En una tragedia poco habitual en el Reino Unido que conmocionó al país, el 23 de octubre de 2019 se hallaron los cadáveres de 31 hombres y ocho mujeres, entre ellos dos adolescentes de 15 años, dentro de un camión aparcado en una zona industrial al este de Londres.

El remolque había llegado en barco desde el puerto belga de Zeebrugge y, dentro, los migrantes habían muerto de asfixia e hipertermia debido a las altas temperaturas.

“Mamá, papá, los quiero muchísimo. Me muero, ya no puedo respirar”, había escrito una de las víctimas, Pham Thi Tra My, de 26 años, en un SMS escalofriante enviado a sus familiares horas antes de ser descubiertos los cuerpos.

“Hubo intentos desesperados de contactar con el exterior por teléfono y de romper el techo del contenedor”, subrayó el juez Sweeney al anunciar las condenas.

“Falsa promesa de una nueva vida”

El norirlandés Harrison, que había depositado el remolque en Zeebrugge el 22 de octubre, afirmó durante el juicio que ignoraba la presencia de 39 personas en su interior.

Pero no era la primera vez que se le descubría pasando migrantes. En mayo de 2018, la policía fronteriza lo detuvo cuando llevaba a 18 vietnamitas sentados en cajas de gofres en su camión. Y entonces ya dijo que estaba sorprendido por el descubrimiento.

También Nica había negado las acusaciones. Por el contrario desde el principio se habían declarado culpables tanto Hughes como Robinson, que conducía el camión en Inglaterra cuando descubrió las muertes y apareció visiblemente afectado.

Numerosas víctimas de este drama procedían de una región pobre del centro de Vietnam, donde las familias se endeudan por miles de dólares para poder enviar a uno de los suyos al Reino Unido, a través de redes clandestinas, con la esperanza de que encuentren un empleo bien remunerado.

Los migrantes pagaron hasta 13.000 libras (18.000 dólares, 14.000 euros) por un servicio “premium” que consistía en que un camionero estaba al corriente de su presencia en el vehículo.

Los condenados “ganaron dinero con la miseria”, reaccionó Daniel Stoten, responsable policial que dirigió la investigación. Transportaron a los migrantes durante “miles de kilómetros hacia la falsa promesa de una nueva vida” en condiciones en que “no transportaríamos a animales”.

La tragedia sacó a relucir los potenciales peligros de la inmigración ilegal, con traficantes sin escrúpulos que se aprovechan de la vulnerabilidad de los candidatos, muchos de los cuales terminan trabajando en salones de manicura o plantaciones ilegales de cannabis en el Reino Unido en condiciones de semiesclavitud.

Siete personas fueron condenadas el 15 de septiembre en Vietnam por su participación en este tráfico.

Un tribunal de la provincia de Ha Tinh dictó penas de entre dos y medio y siete años y medio de prisión contra cuatro vietnamitas, de entre 26 y 36 años, culpables de participar a diferentes niveles en “la organización de tráfico ilícito de migrantes”. Otros tres miembros del grupo fueron condenados a prisión con suspensión de pena.

También se abrieron investigaciones en Francia y Bélgica. Trece sospechosos fueron inculpados en cada uno de estos países gracias al despliegue de un vasto operativo policial internacional.

- Anuncio -
60,798FansLike
7,030SeguidoresSeguir
337,280SeguidoresSeguir

Lo Más Leído