18 Enero 2022 20:07
Home Nacional El fútbol corre peligro si no se empieza a adaptar a los...

El fútbol corre peligro si no se empieza a adaptar a los nuevos cambios globales

La industria del fútbol es uno de los grandes motores económicos del mundo y necesita imperiosamente adaptarse a los cambios del consumo. El fútbol del futuro no dejará de moverse hacia la transmisión privada. Seguramente cada vez será más difícil ver partidos de manera gratuita. Además de esto la televisión será relegada a un segundo término, por servicios similares a Netflix o Amazon Prime Video. Y también se podrá apostar online.

La historia de fútbol se remonta a 1863, cuando en Inglaterra se separaron los caminos del “rugby-football” y del “association football” y se fundó la Asociación de Fútbol más antigua del mundo: la “Football Association”.

Todo comenzó como un juego. En su nacimiento la pelota era la diversión y la alegría. Al comienzo las reglas no eran claras y las normas que lo regían aparecían cuando el juego surgía y podían cambiar con el balón aún en movimiento. Era simple, primitivo.

Al no existir normas la gente comenzó a organizarse. Las reglas empezaron a configurar un juego que era distinto en cada latitud del mundo: once jugadores, dos porterías. Y surgieron los entes rectores, como la FIFA, y figuras como Pelé, Maradona y más tarde Piqué, Messi, Arturo Vidal que parecían reescribir el firmamento de manera definitiva y de la mano de los medios masivos, se colocaron al lado de las estrellas del rock. Y la gente comenzó a repletar los estadios para verlos jugar junto a sus equipos.

Los precios de los jugadores se comenzaron a disparar. Esto no ha estado necesariamente relacionado con la calidad de los futbolistas, sino que el mercado del balompié

Esto ha dejado a una gran cantidad de equipos atrás. Si en España Real Madrid y Barcelona han reinado durante casi un siglo, con pequeños lapsus en los que se cuelan otros equipos como el Atlético de Madrid, esta línea no dejará de marcarse como ya comienza a verse en FranciaItalia y Alemania.

Sólo podrán destacar los clubes con el respaldo de grandes capitales detrás, los proyectos humildes que irrumpen dentro del panorama serán cada vez los menos. Y si hacen su aparición, será de la mano de una enorme inversión. De no ser así, verán un desmantelamiento y sus figuras emergentes terminarán por migrar a clubes con mayor poderío económico.

ADAPTARSE A LOS CAMBIOS

La pandemia y las últimas Copa América y Eurocopa han terminado por la desconfiguración total del fútbol clásico.

A tanto llega la crisis que la propia FIFA lanzó recientemente un comunicado desesperado, y tardío, anunciando que “no tiene intención de probar nuevos cambios” en el deporte.

La industria del fútbol es uno de los grandes motores económicos del mundo y necesita imperiosamente adaptarse a los cambios del consumo.

De esta manera, el fútbol del futuro no dejará de moverse hacia la transmisión privada. Seguramente cada vez será más difícil ver partidos de manera gratuita. Además de esto la televisión será relegada a un segundo término, por servicios similares a Netflix o Amazon Prime Video que con el paso del tiempo comenzarán a ofrecer cada vez una mayor calidad en todos los sentidos: el mejor audio, la máxima nitidez en pantalla, análisis de jugada desde cada ángulo posible. 

CASAS DE APUESTAS

Y relacionado con lo anterior, también está la posibilidad de apostar online. Existen decenas de deportes en los que se puede apostar. Dentro de los deportes, están las competiciones y en estas competiciones se puede seleccionar el evento al que apostar. Puede ser un partido de fútbol por ejemplo.

Lo primero que se debe conocer es que las apuestas deportivas online se realizan en páginas web de apuestas.

 Los usuarios para poder apostar deben registrarse a la web y hacer un primer ingreso.

Algunos afirman que el fútbol está en peligro de extinción, pero a la luz de todo lo anterior su futuro está abierto.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído